Entrenamiento familiar en la selección brasileña

En su regreso a los entrenamientos tras el decepcionante debut contra Suiza, en el que no pudieron pasar del empate a 1, la selección brasileña disfrutó de una sesión de trabajo muy especial para mejorar su moral. Las familias de algunos futbolistas acudieron al campo de entrenamiento e incluso los hijos de Marcelo, Casemiro y Danilo, saltaron al césped para pasar un buen rato con sus padres.-Redacción-