Óscar Chelimo y Josephine Chelagat prolongan el dominio africano en el Cross Ciudad de Valladolid

Óscar Chelimo y Josephine Chelagat, durante la prueba./Rodrigo Jiménez
Óscar Chelimo y Josephine Chelagat, durante la prueba. / Rodrigo Jiménez

Alrededor de 2.500 atletas disfrutaron de una excelente mañana en el circuito de La Cañada-Covaresa

MIGUEL ÁNGEL PINDADO

El ugandés Óscar Chelimo y la keniana Josephine Chelagat se proclamaron con total autoridad campeones del XXXI Cross Internacional Ciudad de Valladolid, que reunió en el excelente circuito de La Cañada-Covaresa a cerca de 2.500 atletas procedentes de todos los puntos de la comunidad, ya que a la vez este cross servía de campeonato autonómico de cara a los nacionales.

En la carrera femenina, Chelagat aguantó hasta mediada la carrera en el grupo de cabeza, pero cuando pegó el tirón, el compacto grupo se fue diluyendo y perdiendo unidades a cada metro.

La berciana Nuria Lugueros enseguida perdió contacto con las cuatro primeros y evidenció que aún no está recuperada de su lesión con tan solo una semana de entrenamientos. Por delante la pelea estaba entre Zulema Fuentes Pila, Jacqueline Martín, Blanca Fernández y Dunia Martín, ya que con la keniana por delante solo había dos plazas para el podio. Finalmente fueron la leonesa Blanca Fernández y la cántabra Zulema las que aguantaron mejor y dejaron levemente descolgadas a sus otros dos rivales. Así, Josephine Chelagat se impuso con 28:41, por delante de Blanca Fernández (29:02) y Zulema Fuentes Pila (29:04). La berciana Nuria Lugueros sólo pudo acabar sexta, incluso fuera del podio del campeonato de Castilla y León.

Todas las imágenes de la carrera

En la categoría masculina, el ugandés Oscar Chelimo, hermano del poderoso Jakob Kiplimo, vecedor en el cross de Itálica y en la San Silvestre Vallecana, se dio poco más que un paseo. En cuanto el segoviano Javier Guerra tensó un poco el ritmo del compacto grupo, el ugandés vio abierta la veda y pegó un tirón imposible de seguir siquiera por el keniano Kipbunda. A un ritmo infernal, Chelimo cruzó la meta con un tiempo de 30:04, por delante del keniano Kipbunda (30:46), al que no pudo dar caza el maratoniano segoviano Javier Guerra (30:54).

Con anterioridad se disputaron las distintas categorías de menores, desde los sub-20 hasta los prebenjamines, en una suerte de rueda sin fín de salidas, llegadas a la meta y entrega de trofeos y medallas, para dar satisfacción a los cerca de 2.500 atletas que tomaron parte en una excelente mañana para el atletismo, de este cross.

 

Fotos

Vídeos