La lluvia respeta la carrera Privilegio de Villa de Villanubla

Los participantes inician la carrera./L. N.
Los participantes inician la carrera. / L. N.

260 corredores y andarines se dieron cita para participar en este evento deportivo

LAURA NEGROVillanubla

La persistente lluvia que cayó durante la jornada del domingo, dio una breve tregua al inicio de la VII Quedada Running Privilegio de Villa de Villanubla. Más de 260 corredores y andarines de diferentes categorías, se dieron cita a media mañana en el pabellón deportivo del municipio. Lo hicieron para contribuir con una importante causa solidaria, la construcción de una cocina en la escuela St. Mónica´s Shool de Nairobi (Kenia), un proyecto en el que ya colaboraron en la pasada edición.

Los primeros en participar fueron 50 niños que se inscribieron a la carrera infantil. A las 10:30 hora se empezó a dar las salidas a las categorías de alevines, infantiles y cadetes. Todos cumplieron con ganas, con un asequible circuito que discurrió alrededor del propio pabellón de deportes.

Parecía que la climatología iba a respetar la prueba senior, sin embargo, a mitad de la carrera, la lluvia hizo acto de presencia, aunque no logró deslucir el evento. Un total de 120 corredores, participaron en esta carrera no competitiva, en la que se había marcado un recorrido de 7 kilómetros que discurrieron a través del páramo. «Ésta es una cita muy consolidada desde hace años, que sirve para conmemorar el 383 aniversario de la concesión del título de villa a la localidad. Por segundo año consecutivo la destinamos a un fin solidario, de ahí que los podios no interesen, sólo la participación por el gusto de hacerlo», explicó Gonzalo Sánchez, concejal de deportes de la localidad.

Otra de las opciones deportivas de la jornada, fue una marcha solidaria. Aquellos que no quisieron correr, pudieron cumplirla andando. En total, fueron 90 los andarines que culminaron el circuito de 4 kilómetros bajo una fina lluvia. «Las previsiones climatológicas eran nefastas, eso ha desanimado a muchos de los inscritos a la prueba. A pesar de todo, estamos muy satisfechos con la participación y con el desarrollo de las pruebas. Todos han disfrutado mucho y finalmente hemos logrado recaudar cerca de 1.800 euros», informó Marta González, organizadora de la quedada running.

El ambiente de colaboración y solidaridad reinó durante toda la jornada. Los participantes pudieron reponer fuerzas y hacer frente a la humedad de la lluvia con un chocolate caliente preparado por la asociación de mujeres Villa de las nieblas. También pudieron participar de un gran mercadillo solidario, cuya recaudación iba destinada también al mismo proyecto solidario en Nairobi.

 

Fotos

Vídeos