Daniel González y Nuria de Frutos triunfan en una Momunetrail pasada por agua

Salida de la carrera en la plaza de San Lorenzo./Antonio Tanarro
Salida de la carrera en la plaza de San Lorenzo. / Antonio Tanarro

Más de 150 atletas se dieron cita en la quinta edición de una prueba que estrenó recorrido de 12 kilómetros por las afueras de la ciudad

QUIQUE YUSTESegovia

En su quinta edición, la carrera Monumentrail de Segovia experimentaba de nuevo las sensaciones del novato. Con las principales señas de identidad intactas, la carrera introdujo nuevas novedades que fueron recibidas de forma positiva por los más de 150 corredores que decidieron hacer frente a la lluvia, calzarse las deportivas y disfrutar de una mañana deportiva al mismo tiempo que podían contemplar desde la distancia la perspectiva de una Segovia con cielo gris. Y es que a pesar de disputarse el 41 de mayo, el tiempo fue uno de los principales protagonistas de una carrera con unas características especiales que tiene facilidad para enganchar a los corredores.

En esta ocasión, la organización de la prueba –a cargo de Intenxity Sport y BMW– apostó por establecer una única distancia de 12 kilómetros en lugar de las dos planteadas (de 10 y 17 kilómetros) en anteriores ediciones. La participación no se resintió y aceptó de buen grado la oportunidad. Los más exigentes porque encontraron en el recorrido y en la distancia la dureza mínima para satisfacer sus expectativas, mientras que aquellos que afrontaron la prueba con mayor tranquilidad fueron capaces de completarla a pesar de sus tramos de subidas, bajadas y zonas sin asfaltar.

Desde las diez de la mañana, los alrededores de la plaza de San Lorenzo, lugar de salida y llegada de los corredores, comenzaron a llenarse con los llamativos colores de las prendas de los atletas. La lluvia amenazaba pero no terminaba de caer sobre el mojado suelo, dando un respiro a los participantes que estiraban para evitar lesiones y se ajustaban las deportivas para afrontar los doce kilómetros de recorrido, con tramos en los que había que extremar la precaución para no resbalar, aunque más de uno probó la dureza del suelo según reconoció la organización de la prueba, que volvió a suspender una vez más a la hora de facilitar y publicar las clasificaciones de la carrera.

En categoría masculina el triunfo fue para el atleta de La Lastrilla Daniel González. En su primer participación en la Monumentrail, González no se dejó intimidar por el fuerte ritmo con el que comenzó la carrera y esperó su oportunidad para atacar. Esta llegó en el último tramo de bajada, donde hizo valer su mayor habilidad para obtener cómoda ventaja que le permitió entrar en línea de meta con tranquilidad y tiempo de disfrutar de su triunfo. «Sabía que mis rivales eran de correr más por asfalto y por eso he atacado en la última bajada», reconoció el vencedor de una prueba que destacó la zona de Zamarramala como la más resbaladiza, aunque su mayor susto lo tuvo en el Pinarillo «donde casi me trago una valla».

Por su parte, en categoría femenina el triunfo fue para Nuria de Frutos Escobar. La atleta segoviana subrayó el privilegio que supone correr con una vistas como las que ofrece la ciudad de Segovia y agradeció la lluvia caída durante el final de la carrera. «Me he encontrado muy bien. He disfrutado a lo largo de toda la carrera. Me encanta que llueva y me gusta el riesgo», indicó una vez cruzó la línea de meta en primer lugar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos