Cristina Ruíz y Nassim Hassaous, campeones de élite en la Milla Urbana

Sergio Jiménez lidera la carrera seguido por Nassim Hassasous y por Vicente Viciosa. /Rodrigo Jiménez
Sergio Jiménez lidera la carrera seguido por Nassim Hassasous y por Vicente Viciosa. / Rodrigo Jiménez

En la XIII edición de esta prueba se rindió homenaje al legendario atleta Mariano Haro tras su recuperación de una enfermedad

ENRIQUE IBÁÑEZ HUERTAValladolid

No hubo lugar para las sorpresas en el Élite masculino y femenino de la decimotercera edición de la ya clásica Milla Urbana Isaac Viciosa, una de las pruebas que más interés levantó entre el público que se desplazó hasta la Acera Recoletos del Campo Grande. Dos carreras muy igualadas y que acabaron por caer del lado de los favoritos, en el caso del femenino, la medalla de oro fue para Cristina Ruíz, la burgalesa del Playas de Castellón cruzó la meta con un tiempo de 5:14 tras una igualada pugna con Noemí Cano. Por su parte, en la categoría masculina, y como ya hizo en 2016 en esta misma prueba, el oro se lo colgó Nassim Hassaous tras un gran tiempo de 4:31.

En primer lugar, y con la amenaza de la lluvia cerniéndose sobre la ciudad de Valladolid, se disputó la carrera femenina. Desde el primer momento tras la salida, ya se comenzó a ver quienes serían las dos corredoras que se disputarían la primer posición.

Noemí Cano y Cristina Ruíz ofrecieron un espectáculo de esfuerzo y lucha en los poco más de 1.600 metros y cinco vueltas al recorrido, donde Cristina se valió de un último empujón para hacerse con el primer puesto. En segundo lugar llegó Nomeí Cano con un tiempo de 5:16 y por detrás una de las hermanas Viciosa, Carmen, que cruzaba la meta con una marca de 5:22.

Tras la carrera, la misma Cristina quiso dar su visión de cómo había vivido la carrera. «Hemos tomado Noemí y yo las dos la iniciativa pero en la recta final se ha decidido la carrera. Ha sido muy animado y se corre muy a gusto por la ciudad», comentó la burgalesa.

En la categoría masculina los corredores se situaron en línea de meta y con un ojo puesto en la pista mojada, factor que influyó en la carrera. Desde que el árbitro dio la salida ya se vislumbró quienes serían los cabeza de carrera, con Sergio Jiménez poniéndose en cabeza, seguido muy de cerca por Nassim Hassaous y Vicente Viciosa.

Con los corredores pasando por meta para encarar la última vuelta, Nassim cambio de marcha y puso tierra de por medio con el resto de perseguidores, una distancia que ni Sergio Jiménez, que finalizó en segundo lugar con un tiempo de 4:32, ni por Abdel Kader Al Gham, que cruzó entercer lugar con una marca de 4:33, pudieron reducir.

Nassim, tras recibir la medalla de oro, destacó que su objetivo este año era repetir el logro que consiguió en 2016 en esta misma carrera. «Me he visto muy bien, correr en casa siempre supone un plus para mí y este año venía mentalizado para repetir lo que hice en 2016. He planteado una carrera donde quería estar pendiente de mis rivales, no dejando que se me escapara y al final me he guardado un ataque para poder llevarme la prueba», reconoció el corredor.

Homenaje a Mariano Haro

Uno de los momentos más emotivo de la tarde llegó con el homenaje que Isaac Viciosa quiso hacer al legendario atleta Mariano Haro, recuperado afortunadamente tras sufrir ictus este mismo año.

Un video con los mejores momentos de toda su etapa profesional y con el regalo de una foto de la carrera en la que Haro terminó cuarto en los Juegos Olímpicos de Munich de 1972 fueron el regalo que Isaac Viciosa y los suyos quisieron entregarle. El 13 veces campeón de España, 62 veces internacional, corredor autodidacta de unas condiciones innatas, reconoció que «tras haber pasado 42 años de esa carrera, ahora me encuentro en paz conmigo mismo y con la gente que me rodea».