Miguel Ángel Mera se viste de amarillo en la Vuelta a Valladolid

Jonathan Chaves (ING) afronta los últimos metros antes de proclamarse ganador con Guillermo Thomas Silva (Art en Transfer-LPS)a su rueda y Miguel Ángel Mera (MMR), nuevo líder, cerrando el grupo./El Norte
Jonathan Chaves (ING) afronta los últimos metros antes de proclamarse ganador con Guillermo Thomas Silva (Art en Transfer-LPS)a su rueda y Miguel Ángel Mera (MMR), nuevo líder, cerrando el grupo. / El Norte

En la contrarreloj que abrió la jornada se impuso Raúl García, mientras que la etapa vespertina fue para Jonathan Chaves

El Norte
EL NORTEValladolid

El MMR apostó fuerte y ganó. El equipo patrocinado por Samuel Sánchez trabajó a la perfección para que Miguel Ángel Mera se vistiera de amarillo al finalizar la tercera etapa de la Vuelta a Valladolid Promoción Júnior tras escaparse junto a otros seis corredores cuando restaban 10 kilómetros para la meta en la Bodega Emina. Solo el uruguayo Guillermo Thomas Silva (Arte en Transfer-LPS) estuvo atento y salió a la rueda del líder para colocarse segundo, a solo 8 segundos de Mera. El sudafricano Damon Fouchee, el brasileño Marcos Nascimiento (Disgarsa) y el portugués Daniel Dias (Seissa-KTM) pagaron cara su distracción y perdieron más de 20 segundos en meta. El otro protagonista de la etapa fue el colombiano Jonathan Chaves (Team ING), que se llevó la tercera etapa en un gran esprint y se metió de lleno en la pelea por el maillot de lunares tras imponerse en los dos Premios de montaña.

Antes de afrontar los 70 kilómetros por tierras vitivinícolas, los ciclistas se habían enfrentado a una contrarreloj de 11,2 kilómetros con salida y meta en Quintanilla y con el ecuador marcado en Bodegas La Planta. El ganador de esta segunda etapa fue Raúl García (Kometa) que voló sobre la carretera para parar el crono en 15:57.

Aunque lo realmente importante para la clasificación final se cuajó cuando Miguel Ángel Mera se instaló primero en la general y le arrebató el maillot amarillo al sudafricano Damon Fouchee, que se colocó a diez segundos del nuevo líder. Pero la pelea contra el reloj dejó muchísima igualdad, con seis ciclistas en menos de 15 segundos y 70 kilómetros por delante para pelear por la tarde en las carreteras de Quintanilla de Onésimo, Valbuena, Pesquera y Valoria.

Tras la dura etapa del viernes y con el persistente calor sobre sus cabezas, el pelotón tomó la salida de la tercera etapa con mucha tranquilidad. El grupo serpenteaba con dirección a Pesquera de Duero con los favoritos vigilándose de cerca. Miguel Ángel Mera (MMR) estaba muy bien colocado y custodiado por sus compañeros, con el brasileño Marcos Nascimiento (Disgarsa), el uruguayo Guillermo Thomas Silva (Arte en Transfer-lPS) y el sudafricano Damon Fouchee muy cerca de su rueda.

Los primeros ataques se produjeron a pocos metros de la meta volante de Pesquera de Duero, donde se impuso Israel Delgado (Recambios Callejo), aunque fueron rápidamente neutralizados por un pelotón que lideraba el MMR, que no quería ninguna sorpresa para su líder, que marchaba siempre en las primeras posiciones.

Las rampas cercanas a Pesquera empezaron a hacer la natural selección, pero todos los favoritos aguantaban en el grupo de cabeza, aún muy numeroso cuando se habían recorrido 20 de los 70 kilómetros de la etapa. Era el momento de que los corredores colombianos asomaran del pelotón. Lo hizo con mucha inteligencia Jonathan Chaves (Team ING), que sumó los puntos de los dos Premios de la montaña antes de llevarse la victoria final. El colombiano, un escalador nato, va a dar mucha guerra en la etapa de mañana.

Mientras, el MMR trataba de atar la carrera, aunque con intenciones ocultas. Parecía que todo estaba destinado a un esprint, pero el equipo de Samuel Sánchez se guardaba una sorpresa. No habían estado trabajando para neutralizar las escapadas, lo habían hecho para que su líder lanzara un ataque. Miguel Ángel Mera se fue en una escapada a falta de 10 kilómetros para la meta junto a otros seis corredores que se pusieron a trabajar para abrir una pequeña ventaja de 20 segundos. Solo Guillermo Thomas Silva salió a su rueda entre los favoritos. Por detrás, los sudafricanos y el Disgarsa empezaron a bregar contrarreloj para tratar de neutralizar la escapada del líder. Pero era demasiado tarde. Los dos corredores llegaron a la meta con 20 segundos de ventaja y se colocan como favoritos para llevarse la victoria final.

Este domingo será el momento de la verdad, en una etapa que tendrá mucha montaña, con los habituales altos de La Garganta y Portillo preparados para dictar sentencia en esta 28 edición de la Vuelta a Valladolid Promoción Júnior. A las 10:00 horas, el pelotón tomará la salida neutralizada en el Miguel Delibes Desde allí recorrerán durante 120 kilómetros algunos de los paisajes más emblemáticos de la provincia.

Villanueva, Serrada, Matapozuelos, La Garganta, Portillo, La Pedraja, Serrada, Simancas o Robladillo serán algunos de los lugares que recorrerán los ciclistas antes de enfilar la carretera en dirección a la capital, hacia el Miguel Delibes, donde se escribirá el punto y final de un nuevo capítulo de esta histórica cita ciclista.