Ciclismo

Michael Goolaerts muere tras sufrir un paro cardíaco en la París-Roubaix

El ciclista belga Michael Goolaerts (Vérandas Willems-Crélan). /Efe
El ciclista belga Michael Goolaerts (Vérandas Willems-Crélan). / Efe

El belga, de 23 años, fue reanimado en un primer momento y trasladado al hospital de Lille

COLPISA / AFPRoubaix

El ciclista Michael Goolaerts (Vérandas Willems-Crélan), de 23 años, falleció en el hospital después de que sufriera una grave caída este domingo en el transcurso de la disputa de la París-Roubaix, anunció su equipo. «Con una tristeza inimaginable tenemos que anunciar el fallecimiento de nuestro corredor y amigo Michael Goolaerts», confirmó la formación belga en un comunicado.

«Murió a las 22:40 en el hospital de Lille, donde estaba acompañado por sus familiares y seres queridos, que están ahora en nuestros pensamientos. Murió de un paro cardíaco y los esfuerzos de los médicos fueron infructuosos», precisa. «A partir de ahora no habrá más comunicaciones ya que queremos contribuir a que sus seres queridos puedan soportar de la mejor manera posible esta terrible pérdida. Damos las gracias por adelantado por respetar la privacidad de sus allegados», concluye el equipo.

Goolaerts tuvo que ser reanimado por los bomberos tras sufrir «una parada cardiorrespiratoria» y trasladado en helicóptero a un hospital de Lille, donde se encuentra ingresado, añadió la organización.

Según las imágenes de televisión, el ciclista belga estaba tendido en el suelo, los brazos en cruz, sin la presencia de otros participantes, en el segundo de los 29 tramos de adoquines de la mítica carrera. «Presentaba una parada cardiorrespiratoria de la que fue atendido por el equipo médico de la carrera y transportado en helicóptero al hospital de Lille», anunció la organización en un breve comunicado, precisando: «Su prónóstivo vital está comprometido».

Según una fuente cercana al corredor, la parada cardiorrespiratoria, que duró varios minutos, tendría origen médico, es decir, no sería como consecuencia de la caída, sino anterior. «Por el momento se encuentra en el hospital. Vamos a ir a visitarlo. Solo podemos esperar. Por ahora no tenemos más informaciones. En cuanto sepamos algo nuevo, lo comunicaremos, pero pedimos paciencia», explicó el equipo Vérandas Willems-Crélan tras la carrera.

Carrera accidentada

La 116ª edición de la París-Roubaix, ganada por el eslovaco Peter Sagan, fue particularmente accidentada y otros cinco ciclistas acabaron en diversos hospitales como consecuencia de caídas.

El portugués Nelson Oliveira (Movistar) sufre una probable fractura de la clavícula derecha, el suizo Stefan Küng (BMC) se abrió la barbilla y le tuvieron que coser la herida y el danés Mads Würtz Schmidt (Katusha) recibió un fuerte golpe en la cadera izquierda.

El italiano Matteo Trentin (Mitchelton), por su parte, sufrió una fuerte contusión en la espalda y el holandés Sebastian Langeveld (EF Drapac) acabó con un traumatismo craneal, aunque no perdió el conocimiento.

 

Fotos

Vídeos