Ciclismo

Damon Fouchee, primer líder de la Vuelta a Valladolid Promoción Júnior

Damon Fouchee, ganador de la etapa y primer maillot amarillo, junto al presidente de la Federación de Castilla y León de Ciclismo, Mariano Palacios. /El Norte
Damon Fouchee, ganador de la etapa y primer maillot amarillo, junto al presidente de la Federación de Castilla y León de Ciclismo, Mariano Palacios. / El Norte

El corredor de la selección sudafricana hizo una exhibición de fuerza en la dura subida final para llevarse la victoria y enfundarse el maillot amarillo

ENRIQUE IBÁÑEZ HUERTAValladolid

Damon Fouchee hizo una demostración de fuerza para enfundarse el primer maillot amarillo de la Vuelta a Valladolid Promoción Júnior. El ciclista, que forma parte de la selección sudafricana, se impuso en las duras rampas de Hernando de Acuña tras una escapada de más de 30 kilómetros bajo un sol abrasador junto a otros catorce valientes que se quedaron sin premio.

El sudafricano se impuso en la línea de meta después de un ataque demoledor a 50 metros, justo cuando la carretera se convierte en una rampa de verdad. Ahí, el primer maillot de la Vuelta exhibió una cadencia de pedaleo imposible para sus compañeros.

Solo el uruguayo Guillermo Thomas Silva (Arte en Transfer-LPS) le aguantó en el primer ataque, pero se quedó sin aliento en el segundo, en el cambio que concedió a Damon Fouchee la victoria. Porque todo el mundo esperaba un esprint masivo en lo alto de Hernando de Acuña, pero el equipo portugués del Seissa-KTM y la selección sudafricana dinamitaron la carrera en los últimos kilómetros.

El pelotón comenzó la etapa tenso, rodando muy junto por las calles de Valladolid, con los corredores muy atentos a la salida controlada que se produjo sin incidentes. El calor sofocante y el fuerte viento que sopló durante algunos tramos del recorrido marcó la primera etapa, ya que los ciclistas decidieron resguardarse en el pelotón y dejar las fugas para el final.

Con el grupo liderado por el equipo portugués del Seissa-KTM, la primera parte de la etapa transcurrió sin incidentes ni caídas y con escasos ataques. Los ciclistas estaban convencidos de que los protagonistas del día iban a ser los velocistas y las fuertes temperaturas invitaron a buscar la sombra de los compañeros. La selección de Sudáfrica se iba a encargar de romper el guión tras pasar la meta volante de Castrodeza.

Justo ahí se produjo el ataque. Damon Fouchee atacó y se llevó con él a otros catorce corredores que colaboraron para poner un ritmo infernal y abrir una ventaja de un minuto y veinte segundos. En ese grupo figuraban Guillermo Thomas Silva (Arte en Transfer-LPS), Marcos Levy Nascimento (Disgarsa), Daniel Dias (Seissa-KTM), Miguel Ángel Muñoz y Jorge García (Evora), Artur Guarda (Disgarsa), Gabriel Rodas (Sache), Miguel Ángel Mera (MMR), Roberto Gallo (Recambios Callejo), Ángel Monje (Diputación Bembibre), Ismael Guzmán (Sanse-Rotor), Luis Vivian (Quadis), Pepe Ginestar (Infinobras) y Frances Bennassar (Kometa), que corre con el dorsal número 1 tras imponerse en la pasada edición de esta Vuelta a Valladolid.

Todos ellos trataron de seguir a Damon Fouchee en su espectacular ataque final, pero ninguno pudo seguir la rueda del sudafricano tras 30 kilómetros de mucho trabajo para abrir hueco con el pelotón.

Los que también tuvieron un día ajetreado fueron los escaladores que se enfrentaron con tres subidas puntuables para el Premio de la montaña. El ganador del día fue Miguel Ángel Muñoz (Evora), que se enfundó el maillot de lunares tras imponerse con autoridad en el la subida de Bodegas Sinforiano. El español tuvo un duro mano a mano con el portugués Da Silva (Seissa-KTM), pero se acabó coronando como rey de la montaña tras la primera etapa.

Mañana espera otra bella pelea en cada uno de los puertos que aguarda a los jóvenes ciclistas y un enfrentamiento entre el portugués y el español.

Porque los portugueses, tanto el equipo como los ciclistas, han venido a Valladolid a dar guerra. Aunque se quedó sin la victoria final, el Seissa KTM enseñó los dientes en la primera etapa y tras pelear por el maillot bicolor, consiguió alzarse con la victoria parcial en las metas volantes. Porque su corredor Daniel Dias se llevó los puntos en la meta volante de Bodegas Salvueros y se enfundó el maillot blanco.

Jorge García (Évora) se quedó con el maillot verde de los esprints especiales, mientras que el primer castellanoyleonés en la etapa fue Roberto Gallo (Calleja) que se quedó con el mallillot morado. El equipo Evora es el líder provisional de la general por equipos tras meter a dos de sus ciclistas, Miguel Ángel Muñoz y Jorge García, en la escapada.

Mañana la Vuelta a Valladolid tendrá una doble etapa, con lucha contra el crono por la mañana y pequeñas subidas por la tarde. En la sesión matutina, los corredores formarán en Quintanilla de Onésimo, donde a las 10.30 horas los ciclistas se medirán en una contrarreloj de 11,2 kilómetros que tendrá su meta en Quintanilla a donde llegarán de nuevo los participantes después de girar, en el ecuador del recorrido, en Bodegas La Planta.

Por la tarde, será el turno de volver a la carretera con un trazado de 70 kilómetros que visitará los paisajes de Quintanilla de Onésimo, Valbuena, Pesquera o Valoria, un paseo entre viñedos que tendrá su meta en las Bodegas Emina.