El Viveros Herol Nava quiere competir «de igual a igual» ante el correcalles del Granollers

Andrés Alonso, a la izquierda, y Rodrigues frenan una acción del Valladolid en el debut. /Antonio de Torre
Andrés Alonso, a la izquierda, y Rodrigues frenan una acción del Valladolid en el debut. / Antonio de Torre

El club segoviano afronta esta noche su primer desplazamiento en Asobal ante uno de los grandes

Luis Javier González
LUIS JAVIER GONZÁLEZSegovia

El Viveros Herol Nava afronta este viernes (20:30 horas, LaLiga Sports) en la periferia de Barcelona su primer desplazamiento en liga Asobal. Su técnico, Dani Gordo, espera a un Granollers necesitado. «Ellos vienen de no puntuar en Cangas y van a estar alerta». Por ello, pide una versión «un poquito más concentrada» que en los últimos inicios ante Aranda o Valladolid. «Estoy convencido de que el equipo va a jugar más suelto, más fresco y con menos presión. Estás yendo a una cancha mítica del balonmano español con un club de los grandes y vamos a ir a intentar sacar algo positivo». Ello implica evitar pérdidas de balón y hacer buenos balances defensivos para «competir de igual a igual», objetivo que ve a su alcance. «Esta plantilla, si hace las tres o cuatro cosas de siempre, puede competir. Por lo menos, venirnos con la satisfacción de haber hecho nuestro trabajo».

El técnico navero relativizó y pidió no caer en el «halago inmediato» o la «crítica destructiva» tras el triunfo en el debut, el pasado sábado, en Nava de la Asunción ante el Valladolid. «No hay que caer en la inmediatez, hay que sacar las conclusiones a un medio o largo plazo. El primer partido lo hemos hecho bueno, vamos a ver si la versión del equipo puede ser la misma en los siguientes». Y se mostró convencido de ello por la actitud y el esfuerzo que observa diariamente en los entrenamientos. Salvo contratiempo de última hora, el técnico contará con todos los efectivos disponibles.

En su tercer año en el club, Gordo comparó el duelo de esta tarde con los de Alcobendas en División de Honor Plata antes de su ascenso a Asobal en 2018. «Son partidos sin descanso, casi no hay respiro. En ataque posicional tendremos que minimizar los errores no forzados. A partir de ahí, nosotros también tenemos un juego rápido y un fondo de armario importante». No ocultó su intención de que los jugadores que disfrutaron de menos minutos en los partidos anteriores «poco a poco» vayan entrando en dinámica. «Trabajamos mucho el ritmo de contraataque y de balance, tenemos que seguir siendo fieles a eso». Situó a Villagrán, Agustín o Rodrigo como claves. «Tienen que manejar esos tiempos». No en vano, el Granollers es el último equipo que ha logrado derrotar al Barcelona en competición nacional, en abril de 2019, poniendo fin a una racha de 146 partidos sin perder de los culés en Asobal . No conocen la derrota desde entonces.

«Para estar a su nivel hay que salir concentrados»

Ernesto Sánchez puso en valor una semana ilusionante. «La gente está motivada y centrada en los entrenamientos». Pese a la victoria en Valladolid, esgrime la solidez del grupo. «Es mejor empezar ganando, pero tenemos confianza para haber sacado otra victoria en los próximos partidos de no haberlo hecho». Su análisis de Granollers fue así: «Es uno de los grandes equipos, lleva muchos años arriba, compitiendo incluso al Barça. Será una de las salidas más difíciles que hay».

El portero, que cuajó una gran segunda parte el sábado, cree necesario elevar el nivel dado en Nava de la Asunción para competir en tierras catalanas. «Ellos en casa son muy fuertes. Para estar a su nivel, hay que salir súper concentrados. Su inicio siempre es muy fuerte, mucho contraataque y mucha carrera. Frenar eso va a ser difícil». La reciente marcha del internacional Antonio García al Nantes no alivia la tarea del guardameta. «Da igual, si no tira él va a tirar otro y la preocupación siempre va a estar. Pero bueno, nos preparamos para poder atajar esos balones».

Las transiciones serán clave ante una escuela, la catalana, que Gordo resumió así: «Pierdes el balón y te castigan». El técnico esgrimió su experiencia y la de Ernesto Sánchez, que le acompañó en la rueda de prensa celebrada ayer en el pabellón navero, ante el Granollers y su cantera. «Lo maman desde pequeñitos. Igual que aquí se tiene el ADN de luchar y tirarte a por las pelotas, ellos hacen vibrar a la afición corriendo».

Más allá de los datos, Gordo esgrimió la mejora de jugadores como Ernesto, Kisselev o Nico como un valor de marca. «Eso no pasa en todos los clubes. En Nava, pasa. El día de mañana habrá jugadores que quieran venir aquí porque han visto que compañeros suyos crecen. Y para que la exigencia sea máxima, no hay que renunciar a ningún punto».