Una tarde más en la oficina

Los jugadores del Nava aplauden a sus aficionados tras el partido./Antonio Tanarro
Los jugadores del Nava aplauden a sus aficionados tras el partido. / Antonio Tanarro

El Balonmano Nava logra una trabajada victoria frente al Atlético Novás

QUIQUE YUSTENava de la Asunción

Cien por cien de efectividad. El Balonmano Nava no baja el pie del acelerador cuando juega frente a su público. El conjunto dirigido por Dani Gordo cumplió los pronósticos y sumó un nuevo triunfo en el polideportivo de Nava de la Asunción, esta vez con el Atlético Novás como víctima. No fue su mejor partido, tampoco el más completo, pero resolvió con contundencia un partido en el que los ataques estuvieron más acertados que las defensas y en el que el conjunto gallego se desinfló en su tramo final.

35 Balonmano Nava

Yeray Lamariano (1), Paco Bernabéu (1), Álvaro Rodrigues, Bruno Vírseda (4), Darío Ajo Villarraso (6), Agustín Casado (7), Nicola D'Antino, Ernesto Sánchez, Carlos Villagrán (3), Pablo Rodríguez, Andrés Alonso, Antonio Llopis (3), Toma Brakovecic (5), Oleg Kisselev (4), Alonso Moreno y Filipe Martins (1).

28 Atlético Novás

Adrián Boullosa, Iago Flores (2), David García Pichel (1), Paulo Dacosa (3), Andrés Vila, Germán Hermida (3), Roberto Calvo, Pedro Iglesias Aymerich (2), Iago Muiña (7), Carlos Rodríguez, Óscar Silva (2), Miguel Trigo, Manuel Martínez (5), Yago Alonso y Carles Asensio (3).

parciales cada cinco minutos.
3-2, 5-3, 6-7, 9-9, 12-11, 15-13, 18-16, 21-19, 24-21, 32-27 y 35-28.

Y eso que eran los locales los que llegaban al encuentro con un partido entre semana –el disputado el miércoles frente al Villa de Aranda– en las piernas. Sabedor de ello, Dani Gordo planteó un encuentro en el que todos sus jugadores dispusieron de minutos, con el objetivo de que su equipo llegase con frescura al tramo decisivo de partido. Le salió bien la jugada al técnico navero, que observó como sus pupilos dominaron el marcador durante la gran mayoría del choque. Tras unos primeros minutos en los que el Balonmano Nava intentó correr para pillar descolada a la defensa rojinegra, pronto el equipo gallego demostró que vendería cara su piel.

Pasaban los minutos, con ventaja navera en el electrónico gracias al buen hacer de Agus Casado y Bruno Vírseda, pero el Atlético Novás no terminaba de desengancharse del partido. Cada vez que los naveros amenazaban con marcharse por encima de los dos goles de diferencia, los gallegos encontraban la fórmula de agarrarse a la contienda, sobre todo gracias a Iago Muiña, la principal referencia ofensiva de la escuadra dirigida por Ismael Martínez.

Tras aguantar los tirones de un Nava que mostraba ciertos problemas para atacar en estático, los gallegos llegaron incluso a ponerse por delante en el electrónico en el ecuador del primer acto y con un jugador menos sobre la cancha azul del polideportivo de Nava de la Asunción. Un momento de duda para los naveros (con fallo incluido de Darío Ajo Villarraso desde los siete metros) que gracias a dos buenas defensas y a un tanto de Brakocevic al borde del pasivo consiguieron volver a recuperar la iniciativa.

En el último tramo del primer periodo los ataques consiguieron superar de forma clara tanto a las defensas como a los porteros, incapaces de adivinar un lanzamiento durante buena parte del choque. El buen hacer de Agus, junto al acierto de Bruno, Llopis, Brakocevic y Darío Ajo Villarraso, permitieron a los naveros marcharse al descanso con una renta de dos tantos (15-13).

En la segunda parte el Balonmano Nava salió con la intención de romper definitivamente el choque, pero se encontró con la resistencia de un Atlético Novás al que le empezaban a fallar las fuerzas. El Nava, sin brillantez pero con mayor constancia que en el primer periodo, fue un martillo pilón que los gallegos aguantaron durante el primer cuarto hora de la segunda mitad. De hecho, llegaron a ponerse a un solo tanto gracias a su acierto en el lanzamiento –o a la mala fortuna de Ernesto Sánchez y Yeray Lamariano–, pero un parcial de 3-0 de los de Dani Gordo volvió a decantar el partido para los de casa.

El ritmo imprimido por el Balonmano Nava ya era entonces muy difícil de seguir por el Atlético Novás. Los gallegos bajaron su intensidad defensiva y los locales no lo desaprovecharon. Kisselev fue el primero en descargar de responsabilidad ofensiva a Agustín Casado, pero no fue el único. Brakocevic dejó grandes minutos finales, al igual que un Darío Ajo Villarraso que encontró una autopista por el carril central de la defensa visitante.

Con la ventaja local en torno a los cuatro o cinco goles se desarrollaron los últimos minutos de partido. En el intercambio de golpes el Nava se mostraba incluso más acertado que el Novás en una fase en la que ambos porteros parecían transparentes, aunque Yeray se entonó al final con varias intervenciones y un gol marcado desde su portería.

Pero el encuentro ya tenía poca historia. El Atlético Novás había bajado los brazos ante la contundencia del Balonmano Nava, mientras las aficiones de ambos conjuntos disfrutaban juntos de una gran tarde de balonmano con mejor ambiente.

Con su triunfo, el conjunto entrenado por Dani Gordo se mantiene en el coliderato de la categoría empatado a puntos con el Barcelona B. Los naveros aumentan a tres puntos su distancia con el tercer clasificado (Sagunto y Ciudad Real) gracias a la derrota del Club Cisne Colegio Los Sauces, que queda en sexta posición con quince puntos (los mismos que Palma del Río).

 

Fotos

Vídeos