Balonmano

El Recoletas se vuelve de vacío de Santander

El Recoletas se vuelve de vacío de Santander

Da silva, con 10 goles, y una exclusión en los minutos finales, condenaron a los de Pisonero en un partido igualadísimo

ELÍAS FERNÁNDEZ BUENAGA. OPTASantander

Con la moral por las nubes y dispuesto a continuar siendo el primero de los mortales en la clasificación de la Liga Asobal, se presentaba el Recoletas Atlético Valladolid en La Albericia para enfrentarse a un irregular Sinfín. En sus enfrentamientos en pasadas temporadas resultaron auténticas batallas, muy apasionantes, y en la jornada de ayer contaron con el apoyo de cerca de 150 aficionados pucelanos que se trasladaron a Santander.

33 BM Sinfín

Salvarrey, Valverde, Torriko (7), Postigo (7), Héctor Sola (1), Da Silva (10), Dimitrievski, -equipo inicial-, Villamarín (ps), Muñiz, Leo, Lon (2), Vallés (6, 2p).

32 Atlético Valladolid

Calle, Adrián Fernández (5, 2p), Serdio (5), Roberto Pérez (1), Miguel Camino (2), Manu García (2), Victor Rodríguez (2), -equipo inicial-, César Pérez (ps - 1), Diego Camino (4, 1p), Nico López, Héctor González, Turrado (1), Dani Pérez (2), Rubén Río (5), Miguel Martínez, Mourinho (2).

Parciales
2-3, 6-6, 8-8, 11-12, 16-15, 19-19. 21-21, 25-24, 28-25, 29-28, 31-30, 33-32.
Árbitros
Yagüe Moros y Peñaranda Ortega (Aragón). Excluyeron dos minutos a los locales Dimitrievski (3), Muñiz (3) y Valverde, y a los visitantes Manu García (2), Nico López y Serdio.
Campo
Pabellón La Albericia. 1.000 espectadores

Los primeros 30 minutos resultaron ser una oda al balonmano ofensivo y al talento en ataque demostrado por ambos equipos con una efectividad asombrosa y con un balonmano de muchos quilates ante el que las defensas y porteros pasaron totalmente desapercibidos. Ander Torriko con sus endiabladas penetraciones y Jorge Da Silva con sus lanzamientos desde nueve metros eran imparables para el 5-1 defensivo pucelano que es un sistema que, curiosamente, es el que más se le suele atragantar al conjunto cántabro pero lo atacó con solvencia en el día de ayer. Por el contrario, Serdio y Adrián Fernández daban cumplida respuesta en ataque en una primera parte de alternativas en el marcador con una máxima ventaja de dos goles para ambos equipos en la que el empate fue el resultado más constante en el luminoso.

Tras el paso por vestuarios y al igual que sucedió en la primera mitad, tras una rápida ventaja de dos goles para el conjunto de David Pisonero, el equipo local gracias al imparable Jorge Da Silva y a los goles de Postigo le daba rápidamente la vuelta al resultado pasando el equipo cántabro de dominado a dominador, 26-24 tras el gol a la contra del extremo aragonés. Una ventaja que llegó a su máxima tras un nuevo robo y gol a la contra de Postigo mediada la segunda mitad que situaba el 28-25 en el electrónico.

Se recompuso el conjunto pucelano y con algo más de intensidad defensiva provocó varias pérdidas en ataque del conjunto local y con un parcial de 1-5 tras gol de Turrado a la contra, situó el 29-30 a nueve minutos del final.

Cuando más trabado estaba el ataque del Sinfín, al que parecía pasar factura el cansancio al mover menos el banquillo, una exclusión de Abel Serdio cuando el ataque local rozaba el pasivo dio un respiro a los pupilos de Reñones. Los goles de Postigo y dos más del imparable Silva pusieron un preocupante 33-31 en el marcador de La Albericia pese al empeño de Diego Camino y Manu García que fueron más efectivos en este tramo final del segundo tiempo. Los dos puntos se quedaron en Santander tras una nueva batalla entre estos dos enemigos íntimos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos