El Recoletas ilusiona en su primer test de pretemporada

Robin Dourte lanza a portería./R. Jimémez
Robin Dourte lanza a portería. / R. Jimémez

Ofreció variedad defensiva, alto ritmo de juego y la actuación destacada de sus nuevos fichajes

Miguel Ángel Pindado
MIGUEL ÁNGEL PINDADO

El Recoletas Atlético Valladolid ya ilusiona y eso que tan solo ha disputado el primer test de pretemporada ante el Liberbank Cantabria Sinfín (32-24). Los hombres que dirige Óscar Ollero, en su debut como entrenador de Asobal, ofrecieron un buen espectáculo a los cerca de ochocientos espectadores que se dieron cita en elpabellón Huerta del Rey y los nuevos fichajes, Robin Dourte, Arthur Patrianova y, en menor medida, Claudio Ramos, demostraron que pueden dar el punto de calidad que el equipo necesita para optar a algo más que la permanencia o entrar entre los ocho primeros de la clasificación. No cabe duda de que en el primer partido amistoso de la pretemporada las imprecisiones, las pérdidas y las lagunas defensivas saltan a la vista, pero no es menos cierto que el Recoletas Atlético puso sobre el parqué una intensidad y un ritmo de juego casi impropio de estas alturas de preparación.

De entrada, el conjunto vallisoletano puso sobre la cancha diversas alternativas defensivas y además utilizando a hombres diferentes lo que le confiere un enorme abanico de posibilidades estratégicas. Porque además, esta temporada Óscar Ollero va a poder contar con una amplia plantilla de 18 jugadores con los cuales proponer un altísimo ritmo de juego durante los sesenta minutos sin que los cambios afecten a la calidad del juego. De hecho, apenas había sitio en el banquillo del Recoletas entre jugadores y ayudantes como Óscar Perales, que también debutaba con los gladiadores azules.

Un breve análisis por línea deja bien claro que Óscar Ollero cuenta con un plantel muy completo al que está obligado a sacar el máximo rendimiento. En la portería César y Calle volvieron a demostrar están enchufados y con 9 y 12 paradas dejanron claro que el marco está perfectamente guardado.

En los extremos Serrano y Manu por un lado y Miguel y Dani son una auténtica garantía tanto en defensa como en ataque. Su velocidad, su entrega e incluso su versatilidad para ocupar otras posiciones les convierte en un auténtico lujo.

En el pivote, la presencia de Robin Dourte lo acapara todo y el francés dejó sobre la pista pinceladas de calidad, de potencia y de acierto con sus cuatro goles además de su compenetración en defensa. Incluso se permite el lujo de dar incidaciones a sus compañeros. Pero junto al francés también está el canterano Álvaro Martínez, con otras opciones de juego, y el cubano Claudio Ramos, que no tuvo un debut afortunado con las exclusiones.

En los laterales, Víctor Rodríguez y Patrianova pueden complementarse perfectamente con las penetraciones y los lanzamientos exteriores. El brasileño jugó más de media hora de partido dejando muestras de su poderío en el lanzamiento y también en el uno contra uno, aunque quizás se mostró menos entonado en defensa. En el otro lateral, Rubén Río parece haber empezado la temporada con ganas y cuenta con el relevo de Miguel Martínez, que ha mejorado en experiencia y a buen seguro que contará con más minutos esta temporada.

Nico López y Roberto Turrado son dos especialistas defensivos que además pueden jugar en diversas posiciones o incluso en el avanzado. Son una garantía sobre la cancha.

Y en el puesto de centrales Diego y Adrián deben de ser los directores del juego con estilos muy diferentes que fuerzan al error a los rivales. Ayer ambos dejaron pinceladas de su clase a la vez que también la normal falta de compenetración y coordinación en algunas acciones, que a buen seguro se solucionarán con los entrenamientos.

Así, con una plantilla muy bien compensada, el partido ante el Liberbark comenzó como un tiro. El altísimo ritmo impuesto por los dos conjuntos no parecía de pretemporada. Las ganas de agradar provocaron precipitaciones y errores en los primeros minutos. Dourte inauguró el marcador y el completo dominio del Recoletas en el marcador durante todo el partido. Con un 5-1 en defensa y Miguel de avanzado alternando con Diego, los gladiadores azules se impusieron a base de defensa a un conjunto cántabro al que se le notó mucho más la falta de rodaje. A los tres minutos ingresó en la cancha Patrianova, que anotaría 4 goles, mientras el Recoletas variaba su defensa atendiendo a los hombres que tenía sobre la cancha, lo que provocaba los errores cántabros.

Mala suerte tuvo Ramos en su debut, ya que una rueda de exclusiones el obligaron a dejar la cancha y cuando regresó él mismo se ganó una nueva exclusión. El cubano, de 21 años, está aún muy verde y necesita más entrenamientos.

Con las paradas de César y la defensa, el Recoletas se marchó al descanso con una cómoda ventaja de cuatro goles (17-13).

Tras el descanso, el Recoletas mantuvo el mismo ritmo de juego y el Cantabria lo acusó encajando un parcial de 6-1 (23-14) que prácticamente sentenció el partido. La rapidez de los contragolpes y el alto ritmo continuado del Recoletas impidió cualquier reacción cántabra.

La afición de Huerta del Rey disfrutó con su equipo, con los goles de los nuevos fichajes e igualmente con la de los canteranos que ya tienen un hueco en la plantilla.

El Recoletas Atlético jugará sus próximos partidos amistosos en el Torneo Internacional de Viseu el próximo fin de semana.