Balonmano

El Recoletas se estrena en casa

Ollero da instrucciones a sus jugadores. /R. Jiménez
Ollero da instrucciones a sus jugadores. / R. Jiménez

El equipo vallisoletano recibe el sábado al Liberbank Cantabria Sinfín (19:00 horas)

Víctor Borda
VÍCTOR BORDAValladolid

Después de la derrota frente al BM Nava, al Recoletas Atlético Valladolid no le queda otra que quitarse la espinita de haber perdido en cancha de un recién ascendido en la primera jornada. Para ello, el objetivo no es otro que hacer de Huerta del Rey un fortín, empezando este sábado (19:00 horas) con la visita al feudo vallisoletano del Liberbank Cantabria Sinfín.

El técnico Óscar Ollero compareció ante los medios acompañado del jugador Diego Camino. El entrenador del Recoletas hizo hincapié en que el objetivo no es otro que «hacer de Huerta del Rey un fortín. Necesitamos los puntos de casa».

Ollero destacó del cuadro cántabro «su ataque directo y su buen lanzamiento exterior. Si logramos frenar eso, tendremos bastante hecho. Vamos a intentar llevar el partido en función de nuestras virtudes, sin pérdidas de balón. Haciendo eso podemos sacarlo».

«El equipo está mentalizado para sacar los dos puntos por lo que nos viene por delante (Barcelona y Ademar)», prosiguió. Señaló que será baja Miguel Camino, no recuperado de las secuelas de su accidente, y son duda Jorge Serrano, con un golpe en su rodilla, y Roberto Turrado, este con un esguince.

Preguntado por el rendimiento de sus incorporaciones, el lateral Arthur Patrianova y el pivote Robien Dourte, Ollero valoró que el brasileño viene de temporadas difíciles por sus lesiones, «pero se va notando su evolución poco a poco», y del galo dijo que «queremos que haga lo que hacía Serdio y a él le costó tres años».

Negó que tenga «algún tipo de presión. Esa la suele marcar la gente de fuera. Creo que ni yo ni Óscar Perales tenemos presión. Espero que este fin de semana llegue un buen resultado».

Diego Camino, por su parte, preguntado por la derrota de la primera jornada en tierras segovianas, incidió en que «siempre que pierdes, no lo puedes asumir bien. Tuvimos dos oportunidades de adquirir ventaja para llegar la final más cómodos, no las aprovechamos y en un final igualado puede pasar cualquier cosa. En un ambiente fantástico se nos fue el partido por pequeñas cosas».

El veterano central vallisoletano destacó la importancia de no caer en casa ante el equipo de Santander. «La presión real te la puedes añadir cuando fallas en casa. Según ha empezado la liga, con una sola victoria de un equipo visitante en la jornada, los puntos como local tienen un valor muy importante», comentó.

Aunque confía en que no sea así, Camino, en función del calendario inicial, no descartó que el equipo pueda llegar a la quinta jornada con cero puntos si no gana al Sinfín. «No podemos pensar en ello, pero podría suceder. Nuestra obligación es centrarnos en el encuentro del sábado y sacarlo adelante. Detrás de este vienen dos partidos muy complicados, pero sabemos que podemos puntuar en pistas complicadas», concluyó.