Balonmano

El Recoletas despide la primera vuelta frente al colista

Recoletas Atlético de Valladolid ante el Secin Group Alcobendas./Fran Jiménez
Recoletas Atlético de Valladolid ante el Secin Group Alcobendas. / Fran Jiménez

El Atlético Valladolid se mide este miércoles (20:30 horas) al Secin Group Alcobendas

V. BORDAValladolid

La primera vuelta de la Liga Asobal concluye con la visita del colista, el Secin Group Alcobendas, a Huerta del Rey. El choque, que se celebrará este miércoles (20:30 horas), debe servir para que el Recoletas Atlético Valladolid cierre el año con 15 puntos en el casillero y con una de sus escasas victorias como local en la presente campaña. David Pisonero, que tiene a todos sus hombres a disposición, comentó en la previa que el objetivo no es otro que «sumar 15 puntos con una victoria, lo que supone un número de puntos muy cómodo para nosotros. Hemos tenido momentos buenos y otros en los que hemos adolecido de cosas en aspectos del juego que nos hacen no previsibles pero sí tener un juego muy mediatizado. Queremos estos dos puntos para afrontar la segunda vuelta de otra manera».

Sobre Alcobendas, el técnico vallisoletano subrayó que se trata de «un equipo equipo. Hay jugadores que llevan el peso como Alfonso de la Rubia, Catalina o Asier Nieto, pero al final son catorce luchadores que te complican la cosa. Defensivamente es un equipo que tiende a abrirse y presionarte, y corre mucho. Esperamos un partido muy vivo. Debemos hacer valer nuestro juego estático, saber manejarnos y estar cerrados atrás».

Preguntado si lograr victorias como local era la asignatura pendiente del Recoletas esta campaña, Pisonero indicó que «los puntos que se nos escapado de aquí son los que hemos ganado fuera. Cuando yo llegué, la asignatura pendiente era que no se ganaba fuera. Hemos ganado 8 puntos lejos de Huerta del Rey y la asignatura pendiente es hacerlo en casa. Si hubiésemos vencido en casa y fuera, seríamos el Bidasoa (risas). Y no lo somos. Nuestro objetivo es ganar aquí, evidentemente. Tenemos que hacernos fuertes en casa». «Hemos tenido encuentros complicados como locales», prosiguió. «Quizá en el partido en el que menos hemos podido competir ha sido el del Granollers, además del Barça. El resto han sido disputados, pero no hemos tenido consistencia en casa. Ya lo dije, no es una cuestión de juego, pues el equipo está jugando muy bien lejos de Huerta del Rey, sino que es más algo de tipo mental. El equipo se debe soltar. Da esa sensación de que la plantilla debe demostrar cada día, y eso es algo que debe quitarse y romper esas cadenas para empezar a disfrutar como local».