El Recoletas cae derrotado ante un Ademar con muchos más recursos y plantilla

Rubén Río, que tuvo una actuación discreta, lanza a portería en una de sus escasas penetraciones ante Biosca. /Peio García
Rubén Río, que tuvo una actuación discreta, lanza a portería en una de sus escasas penetraciones ante Biosca. / Peio García

El conjunto vallisoletano plantó cara, desconcertó a los leoneses, pero que se vio impotente para superar su gran defensa

MIGUEL ÁNGEL PINDADOLeón

33 Ademar León

Abanca Ademar (17+16): Biosca (Slavic); Mario López (5, 1 p), Vieyra (5), Simonet (2), Pesic (3), Mosic (3), Jaime Fernández (2); Carou (1), Ligetvári (2), Acacio Marqués (2), David Fernández (3), Juanín García (2, 1 p), Gonzalo Pérez (2), Rodrigo Pérez (1), Juanjo Fernández (-).

25 Recoletas Atlético

Atlético Valladolid Recoletas (12+13): César (Calle); Manuel García (1), Río (3), Nico López (-), Serdio (6, 4 p), Adrián (4, 1 p), Víctor (2); Dani Pérez (-), Mouriño (3), Diego (1), Roberto (2), Miguel Camino (2), Miguel Martínez (-), Héctor (1).

ÁRBITROS
Álvarez Mata y Bustamante López. Excluyeron a Ligetvári (2) y Mosic por Ademar; Serdio y Diego por el Recoletas.
MARCADOR CADA CINCO MINUTOS
3-2, 4-4, 9-6, 11-8, 13-10, 17-12, 19-14, 22-14, 23-17, 25-20, 28-21,
INCIDENCIAS
Palacio municipal de deportes de León ante 2.500 espectadores.

Esta vez no hubo sorpresa en el pabellón leonés. El Ademar se impuso por séptima vez al Recoletas Valladolid haciendo valer la calidad de su plantilla y sus muchos recursos ante un conjunto pucelano que plantó cara, que por momentos incluso desconcertó a los leoneses, pero que se vio impotente para superar a una gran defensa que además contó con la permisividad arbitral. Es mucha la diferencia entre ambos conjuntos y pese a que los de Pisonero se entregaron todo el partido cayeron derrotados por sus propias carencias, principalmente en ataque.

Inició el partido el Recoletas con una defensa 6-0 que sorprendió a un Ademar que sin duda esperaba el 5-1 que venía utilizando habitualmente el Recoletas. Con Nico y Abel en el centro y Víctor y Rubén en los laterales. Y la estrategia funcionó porque el Ademar, con Simonet como central no encontraba los huecos. En ataque, la amenaza de lanzamiento de Rubén obligaba a los leoneses a cerrar por su lado y el Recoletas encontraba espacios para penetrar y anotar. La defensa funcionaba y permitía a César, con sus paradas igualar el marcador a los diez minutos y obligaba a Rafa Guijosa a cambiar el central, colocar a Acacio y dar entrada al húngaro Ligetvari, un cañonero a la vieja usanza, que demostró su condición con unos obuses imparables.

Pisonero movió ficha y comenzó la rueda de cambios, dando entrada a Diego, Roberto y Gastón, pero las pérdidas en ataque propiciaron los contragolpes leoneses, su arma más mortífera, que llevó al marcador a un 9-6. El técnico vallisoletano paró el partido y volvió a la cancha con el habitual 5-1 con Miguel de avanzado. El marcador se mantenía en esos tres goles de diferencia hasta que llegó la exclusión de Ligetvari en el minuto 20. En superioridad, al igual que ocurriera el pasado sábado ante Anaitasuna se convirtió en un suplicio. Diego falló un penalti, el Ademar aprovechó sus contragolpes y el marcador se estiró. Ahora el Recoletas se estrellaba una y otra vez contra la defensa leonesa. Sin lanzamiento exterior, moviendo el balón en la primera línea para desplazar a la defensa en busca de algún hueco propiciaba los fallos, las faltas técnicas y por supuesto el contragolpe leonés. Además, la lesión de Miguel obligó a retrasar de nuevo la defensa y ello permitió otra exhibición de los cañoneros locales.

La defensa presionante a media cancha descentró por unos minutos al Ademar

El Recoletas competía con sus armas, pero no eran suficientes para frenar el arsenal del Ademar León, que llevó su ventaja hasta los seis goles, merced al castigo que infligía el conjunto leonés a cada mínimo error de los vallisoletanos.

A pesar de todo, el Recoletas no daba nada por perdido y se mantenía en el partido pese a que al descanso se llegó con un 17-12, una diferencia sustancial para tener enfrente a un rival como León, pero no insalvable.

«No pudimos engancharnos al partido», lamenta Pisonero

Era una tarea casi imposible y así lo acabó reconociendo el técnico vallisoletano. «No hemos tenido la oportunidad de engancharnos al partido. Hemos comenzado bien, pero en cuanto cometes algún error, un equipo como el Ademar te penaliza sin remisión. En cuanto se han escapado con cinco goles de ventaja ya ha sido misión imposible». Con todo, el técnico estaba satisfecho de su planteamiento defensivo. «Les hemos hecho cambiar su ataque, les hemos descentrado por momentos, porque en defensa hemos trabajado bien, tanto en la primera como en la segunda parte, pero es que el Ademar tiene recursos para todo. La defensa presionante tras el descanso les ha desorientado, pero tampoco lo hemos sabido aprovechar en ataque», comentó el técnico que también criticó a la pareja arbitral. Creo que han estado un pelín caseros y les han permitido cosas en defensa que nos han impedido hacer nuestro juego».

También valoró Pisonero el hecho de que durante muchos minutos jugase en la pista leonesa con hombres que no son los habituales. «No tenemos la plantilla de Ademar, pero tenemos que sacar rendimiento de todos nuestros jugadores. Creo que todos deben aportar y así se ha visto en la cancha».

No quiso entrar en más valoraciones de un partido que ya es historia para el Recoletas. «Este no era un partido de nuestra liga. Hemos peleado y nos hemos dejado el alma, pero no hemos tenido opciones. Ahora solo nos queda pensar en el próximo miércoles, en Huerta del Rey ante el Granollers». A ver si se acaba la mala racha local.

Tras el descanso, el partido entró en una extraña vorágine de correcalles en la que ambos equipos se enfrascaron en ataques, contraataques, pérdidas y paradas de los guardametas en los que el marcador se movió con cuentagotas. El ritmo endiablado parecía sentar bien a ambos conjuntos pero era imposible mantenerlo durante mucho tiempo. Cuando las cosas se calmaron, volvió la evidencia de un Recoletas que se las veía y deseaba para superar la zaga del Ademar y especialmente a un inspiradísimo Biosca que desbarataba las escasas oportunidades de anotar. Además, Rubén, que salió muy decidido a lanzar, pero con escaso acierto, falló un par de pases que el Ademar castigó con sus habituales contragolpes y aumentó su ventaja hasta los ocho tantos.

La exclusión de Mosic propició una leve remontada vallisoletana pero todavía mejor una defensa presionante casi en toda la cancha que atascó al Ademar. La defensa 5-1 con Miguel se había convertido casi en un 4-2 y los lanzadores leoneses no encontraban su posición ni la cercanía de la línea de nueve metros para probar fortuna. Fueron unos minutos de desconcierto en las filas leonesas, pero que tampoco el Recoletas supo aprovechar con acierto para reducir diferencias merced a la actuación de Biosca y también a unos colegiados que permitían casi el placaje continuo al pivote y no regalaron absolutamente nada al Recoletas.

Guijosa tuvo que poner en pista a sus hombre pequeños para en el uno contra uno y en velocidad superar a una defensa vallisoletana que, también con Calle estelar, había frenado al poderoso ataque leonés y había conseguido poner un 25-20 en el marcador. Pero está claro que el Ademar tiene recursos para todo.

Volvió Simonet a pista y junto a Roberto Pérez y con David Fernández como único grande, comenzaron a encontrar los huecos necesarios. Pisonero había ensayado con hombres muy poco habituales y mucho menos en este tipo de defensas, ya que Roberto, Miguel Martínez, Gaston, Héctor y los hermanos Camino habían hecho posible hacer temblar durante unos minutos al Ademar.

Superado ese tramo, el Ademar volvió a demostrar, esta vez en defensa, que hay que ofrecer mucho más que pases al pivote y penetraciones desde la primera línea para superarle. Con todo, el conjunto vallisoletano dio la cara y no tiró la toalla , pese a que al final, con unos nuevos errores el Ademar inflara el marcador hasta el 33-25 final.

 

Fotos

Vídeos