Balonmano

El Recoletas se apunta a una Copa de ida y vuelta

Diego Camino, en un partido ante el Palma del Río en Huerta del Rey. /G. Villamil
Diego Camino, en un partido ante el Palma del Río en Huerta del Rey. / G. Villamil

Este miércoles, el equipo viaja, juega a las 20:45 y regresa de Palma del Río en el mismo día

M. A. PINDADOValaldolid

La Copa del Rey llega para el Recoletas de manera abrupta y acelerada. Los hombres de Pisonero saldrán en autocar camino de Palma del Río para recorrer los casi 650 kilómetros de distancia, jugar el partido a las 20:45 horas en la localidad cordobesa y regresar nada más concluir el choque a Valladolid, después de otros 650 kilometros, para entrenar el jueves y viernes y medirse el sábado en Huerta del Rey al Guadalajara.

Desde luego no es la mejor forma de afrontar la competición, pero el sorteo de Copa deparó un lejano rival y el club tampoco está para dispendios que pudieran aligerar mínimamente el desplazamiento. David Pisonero reconoció que la eliminatoria de Copa supone una paliza para los jugadores, pero solo quiso mirar el lado positivo. «Nos viene bien este tipo de partido, similar al que jugamos en Cantabria para aprender de los errores», comentó el técnico vallisoletano.

Y es que el Palma del Río es uno de los gallitos de la División de Honor Plata, donde actualmente es quinto, pero empatado con el tercero. «Es un equipo ante el que hay que ponerse el mono de trabajo. Son partidos donde la táctica cuenta menos que la pelea, la brega constante. Allí no podemos ir de bonitos porque somos el equipo de Asobal».

Para el técnico vallisoletano, que cuenta con todos sus efectivos, una de las claves del choque será «marcar nuestro ritmo y obligarles a jugar a nuestro estilo, porque ellos cuentan con hombres de mucho oficio, jugadores de primera línea muy versátiles y sobre todo un ambiente infernal en su pabellón».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos