La Nonna Balopal se queda a las puertas del ascenso

El jugador palentino finaliza un contraataque en el partido de hoy. /LOF
El jugador palentino finaliza un contraataque en el partido de hoy. / LOF

Los palentinos ganaron su partido, pero los resultados no les favorecieron y no estarán en Primera Nacional

EL NORTE Palencia

El sueño estuvo muy cerca. Los chicos de La Nonna Balopal rozaron con la punta de los dedos la proeza de ascender a Primera Nacional, pero los resultados de terceros les volvieron la espalda. Los palentinos cumplieron y se impusieron al Balonmano Culleredo (21-26), pero el Urduliz Eskubaloia se impuso al Luanco para disminuir sus opciones de ascenso. La mala noticia se confirmó cuando terminaron los partidos del resto de grupos, La Nonna Balopal no iba a ser uno de los tres mejores segundos y se quedaba fuera de la pelea. Los palentinos se quedaron a un solo gol de jugar en Primera Nacional. Y es que las fases de ascenso son como una carrera ciclista de tres semanas: en las últimas jornadas vale tanto la calidad como el cansancio y el estado físico de los deportistas.

Después de dos duros partidos, el Pizzería La Nonna Balopal y el Balonmano Culleredo llegaban ya en la reserva de energía, y quedó claro en unos primeros 15 minutos en los que los gallegos y los castellanos alternaron ventajas en el marcador. Al Balopal le faltaban ideas en ataque ante el equipo más físico de todo el torneo, chocando contra una muralla, mientras que en defensa y en portería tampoco estaban del todo afinados.

Pero a partir del ecuador de la primera parte se empezó a notar quién tenía algo en juego. El Pizzería La Nonna empezó a encontrarse más cómodo en cuanto su defensa se asentó, y entonces comenzaron a llegar mejores oportunidades también en la ofensiva. Con una primera línea muy igualada y el extremo Javier muy acertado, el Balopal aprovechó para ir despegándose, logrando su máxima renta justo un segundo antes del descanso gracias a un gol de portería a portería de Mario (8-14).

Ventaja

Los palentinos se veían fuertes, y durante algunos minutos de la segunda mitad empezaron a tocar casi con los dedos el ascenso al lograr ampliar su ventaja a 8 goles, una renta que les habría puesto muy de cara lograr ser al menos uno de los mejores segundos. Sin embargo, no jugarse nada no significa regalar los partidos, y el equipo gallego, ya sin presión, no iba tampoco a dejarse ir.

Una inferioridad numérica fue nefasta para el Balopal, perdiendo de un plumazo la mitad de su ventaja, y el Culleredo se metió en el partido de nuevo. Si el sábado contra el Villa de Luanco el rival era el que jugaba en casa y apretaba los dientes con nervios, esta vez era el Pizzería La Nonna el que notaba la presión.

De nuevo, una vez más, aguantó el mal momento, sobrevivió, y en los últimos no solo aseguró la victoria, haciendo así los deberes, sino que amplió su ventaja a 5 goles (21-26) en buena parte gracias a la aparición crucial de Iker en la portería, una diferencia que les dejaba con un 'average' de +7 a falta de conocer el resto de resultados. La alegría era moderada entre la expedición palentina, que tocó el ascenso con los dedos para despedir el sueño cuando terminó la jornada.