El Nava prepara la visita del Ciudad Real en una semana clave

Filipe Martins se lanza a portería ante la defensa zamorana. /Antonio Tanarro
Filipe Martins se lanza a portería ante la defensa zamorana. / Antonio Tanarro

Los naveros buscarán en su casa, donde lo han ganado todo, un colchón de siete puntos en la plaza de ascenso a Asobal

LUIS JAVIER GONZÁLEZSegovia

El Viveros Herol Balonmano Nava puede dar un paso de gigante en su camino a Asobal en apenas seis días. Tras vencer el domingo al Zamora (23-22) en el partido más apretado que ha visto el pabellón municipal de Nava de la Asunción esta temporada en liga, el equipo afronta una semana crucial para preparar la visita el sábado del Alarcos Ciudad Real. El cuadro manchego, segundo, es el gran rival a arrebatar a los segovianos el campeonato de la División de Honor Plata, la única plaza directa de ascenso Asobal. Ya el mensaje antes del duelo con Zamora, conociendo la victoria de Ciudad Real ante Puerto Sagunto, era nítido. «Este equipo compite, sabe hacer las cosas y como les decía en el vestuario, llevábamos año y medio preparando este partido. Conociendo el resultado del sábado, estos dos puntos eran vitales para nosotros. Ahora quedan 14 puntos y sacamos cinco», subrayaba Dani Gordo. Una victoria les alejaría a siete puntos –más la diferencia de goles particular– con 12 por jugar

Ese es el cálculo: puntos de ventaja frente a puntos pendientes. Ciudad Real visitará una pista donde no se han escapado puntos y lo hará el día del club. Gordo espera una fiesta: «Va a ser fundamental volver a ser el equipo dominador que hemos sido en casa. Nosotros este año hemos tenido la gran suerte de saldar todos los partidos aquí con victorias, pero qué duda cabe que puede llegar una derrota. Hay plantillas igual de fuertes que la nuestra o más. Cada vez quedan menos jornadas y tenemos que seguir centrándonos en mejorar al equipo».

En esa mejora marginal hay pequeñas cosas como el tramo con dos centrales para mejorar las prestaciones ante Zamora o el gran nivel de Filipe Martins, el gran animador del vestuario. «Hay que seguir metiendo gente en las rutinas, como Filipe, que durante esta temporada había estado un poco a la sombra de Darío pero ha hecho un partido extraordinario y ha sido uno de los grandes valedores de esta victoria», apuntaba Gordo, que frenó la caída del equipo al descanso tras encajar 11 goles en 15 minutos. «El mensaje era que teníamos que controlar nosotros el partido. Ellos se han metido en el partido por nuestras precipitaciones y cuando se lo han podido llevar ha sido por lo mismo».

Nava sigue la estela de Teucro o Valladolid y aspira a la temporada perfecta como local

Como hicieron los últimos equipos que lograron el ascenso directo a liga Asobal como campeones de la División de Honor Plata, el Viveros Herol Balonmano Nava está cimentando su sobresaliente campaña con un rendimiento inmaculado en casa. El campeón de liga que menos puntos ha sumado en su pista en los últimos cuatro años fue Alcobendas el curso pasado, con 25 de 30 posibles. Nava, que ya suma 22 de 22 en juego, aspira aún a la temporada perfecta como local.

Dados los precedentes, Alcobendas fue un local mejorable. Antequera superó sus número el curso pasado con 27 puntos –solo una derrota y un empate– pese a caer después en la fase de ascenso. Teucro ascendió en 2017 con 29 puntos en su pista, cediendo tan solo un empate. El mismo registro que firmó el Atlético Valladolid cuando ganó la liga el año anterior. En 2015, Teucro y Sinfín igualaron como pista más inexpugnable con 27 puntos.

Las grandes exámenes para los segovianos vienen ahora tras derrotar a Zamora –sexto– y Puerto Sagunto –tercero– en la primera jornada. Tras la visita de Ciduad Real el sábado, vendrán el cuarto, Barcelona B (6 de abril); el quinto, Torrelavega (4 de mayo) y el séptimo, Cisne (18 de mayo) en la última jornada. La gran actuación del Zamora, uno de los equipos más en forma de la competición, augura grandes tardes de balonmano.

El ejemplo del Zamora, un club que Gordo entrenó en 2004 en Segunda Nacional –cuarta categoría– es claro. «Es uno de los equipos que mejor sabe competir. Tiene muchísimo mérito porque sin ser una de las mejores plantillas, hacen uno de los mejores juegos». Tienen, además, esa experiencia de un equipo con dos temporadas en Asobal labradas por el mismo grupo a través de dos competidas fases de ascenso. «Si tuviera que ser directivo, lo sería de Nava o de Zamora. Gente sana que intenta que hacer porque el balonmano sea atractivo dentro de sus localidades y empuje a las canteras. Su crecimiento ha sido increíble. Zamora para nosotros es un espejo, pero también tenemos cosas buenas y creo que los demás se tienen que fijar en nosotros».