El Nava pierde en Alicante ante un Agustinos más necesitado (28-23)

Filipe Martins, en el duelo de la primera vuelta, en Nava de la Asunción. /Antonio de Torre
Filipe Martins, en el duelo de la primera vuelta, en Nava de la Asunción. / Antonio de Torre

Los segovianos, liderados en la primera parte por un buen Filipe Martins, claudican ante un rival de la zona baja

OPTA Alicante

El Agustinos Alicante ha hecho valer este sábado su instinto de supervivencia y superó en la segunda parte a un Viveros Herol Nava, ascendido hace dos semanas, que no pudo igualar la intensidad de un rival necesitado. Dio la talla el cuadro navero con un buen Filipe Martins en la primera mitad y un acertado Oleg Kissilev tras el descanso, pero claudicó por tercera jornada consecutiva. Una racha que, felizmente, no tiene consecuencia alguna para el dominador de la categoría.

28 Agustinos Alicante

Martín (p.); Recio, Cuartero (1), Dídac (4), Guijarro (6), Iriarte (3) y Moll (1), siete inicial. Jimeno (3), Juande (8), Zhukov (1), Aires (1), Valero, Santamaría e Iván Ruiz.

23 Viveros Herol BM Nava

Ernesto Sánchez (p.); Darío Ajo Martín (1), Casado (3), Llopis (3), Kisselev (4), Dántino (2) y Alonso, siete inicial. Da Silva (6), Brakocevic, Villagrán (3), Bruno Virseda (1), Álvaro Rodrigues y Darío Ajo Villarraso.

parciales cada cinco minutos
-1, 4-2, 6-3, 8-6, 8-8, 10-11 (descanso), 12-13, 16-15, 19-18, 22-18, 25-21, 28-23.

El Nava arrancó apagado en ataque y el Agustinos, con el permanente ánimo de fondo de su charanga, se adueñó del partido. Los segovianos anotaron tan solo un gol en los primeros nueve minutos y Dani Gordo se vio obligado a parar la contienda en el minuto 11, con sus pupilos 5-2 abajo. El cuadro alicantino ampliaría su renta (7-3) ya pasado el primer cuarto de hora.

Mejoró entonces el ataque segoviano e hizo su aparición Filipe Martins. El club dio el miércoles a conocer a salida del pivote cuando acabe la temporada y el portugués se reivindicó. Fue todo un quebradero de cabeza con cinco goles en la primera parte. En un partido sin ningún incentivo clasificatorio para el Nava, vivió el único escenario en el que tenía algo que perder cuando Nico D'Antino sufrió una durísima falta, en situación especialmente vulnerable, que le costó la roja directa a Adrián Santamaría. Pese a la polémica en la grada, los segovianos fueron a más y engancharon un parcial de 8-2 que les devolvió la delantera en el marcador cuando llegó el descanso (10-11).

El filial, sin opción de ascender a Primera Nacional

El Leche Mesenor Nava ha caído este sábado en la segunda jornada del la liguilla de ascenso a Primera Nacional ante el Erreka, navarro, por 32-30. Pese a ir por delante al descanso, los segovianos vivieron la misma suerte que en su derrota del viernes ante el Zarautz, el cuadro anfritrión. Ya sin opción de ascenso, los naveros despiden la competición a las 10:30 horas de este domingo ante Quesería La Fuente.

Los alicantinos, aupados por Juan de Dios Linares y Sergio Guijarro, autores de la mitad de los tantos de su equipo, distanciaron paulatinamente a los segovianos; retomaron el control al cuarto de hora de la reanudación (19-17), ampliaron la renta a diez minutos del final (22-18) y rompieron y aseguraron el encuentro a falta de cuatro minutos (27-21). Con el triunfo salen del descenso y meten en la quema a un coco de la División de Honor Plata como Palma del Río. Pese a la derrota, Ernesto Sánchez, clave tras la baja de Yeray, cuajó un notable encuentro.