El Nava convence a dos semanas de su debut en Asobal

Darío Ajo Villarraso salta para lanzar sobre la portería del Guadalajara./David López Prieto
Darío Ajo Villarraso salta para lanzar sobre la portería del Guadalajara. / David López Prieto

Los naveros superan al Guadalajara por 34-25 en su primer amistoso ante su afición

QUIQUE YUSTENava de la Asunción

A falta de dos semanas para que el Viveros Herol Balonmano Nava haga su debut oficial en la Liga Asobal, el conjunto de Dani Gordo continúa dejando buenas sensaciones en las pruebas que afronta en su camino de preparación a la máxima categoría del balonmano nacional. Ayer, los naveros demostraron que serán un equipo muy difícil de batir, sobre todo cuando cuenten con el respaldo de su afición. En el primer amistoso que jugaron frente a su gente, el equipo blanquirrojo ofreció una buena imagen –favorecida por la pobre actuación de su rival– que permite a los segovianos mantener la confianza alta a tan solo quince días de su debut en Asobal.

El partido comenzó con protagonismo de las porterías. En la navera, Yeray Lamariano, y en la visitante, todo un campeón del mundo como José Javier Hombrados. A pesar de su experiencia y veteranía, demostraron que serán piezas clave en los esquemas de sus respectivos equipos durante la temporada. Quizás el más acertado de los dos fue el meta vasco del Nava, que sostuvo con vida a su equipo mientras el ritmo del encuentro favorecía los intereses del Guadalajara. Llegaron a estar incluso dos goles por delante en el marcador (4-6), lo que obligó a Dani Gordo a pedir un tiempo muerto con el que reorganizar las ideas, sobre todo en la parcela ofensiva, donde se mostraron algo más espesos.

Pero a pesar de que los de casa no conseguían tomar la iniciativa en el electrónico, la sensación era de dominio navero, con Agus Casado bien vigilado por la zaga manchega pero con un Darío Ajo Villarraso que cuando entró en el pivote destrozó la defensa rival. Tuvo la ayuda el 10 de Nava de Rodrigo Pérez Arce, una de las caras nuevas que con su rapidez y movilidad prometen ser de gran ayuda para la dirección de los ataques naveros. Sin embargo, a pesar de los detalles positivos que dejaban los de casa en ataque y del buen hacer de Yeray bajo palos al descanso se llegó con igualdad en el marcador (15-15).

La segunda parte comenzó con un intercambio de goles en el que las defensas hicieron la vida muy fácil a los ataques. Fue entonces cuando el Nava demostró más concentración y ganas, aumentando su presión defensiva bien apoyada por un Ernesto Sánchez que demostró que la portería del Nava es cosa de dos. Con un parcial de 11-3 durante el inicio de la segunda parte, el conjunto de Dani Gordo rompió el encuentro sin que el Guadalajara ofreciese mucha resistencia. Con Darío Ajo Villarraso infalible desde los siete metros y los apoyos destacados de Bernabéu y Eduardo Fernández en la segunda parte, el Viveros Herol Balonmano Nava pasó por encima del conjunto manchego, que no ofreció una sola alternativa en su estilo de juego para frenar el vendaval navero.

Con una ventaja en el marcador que rondaba la decena de goles, los minutos finales estuvieron algo más igualados. Sufrieron los de casa el susto de la tarde cuando un jugador del Guadalajara cayó sobre la pierna izquierda de Adrián Rosales, quien se marchó al banquillo y no volvió a saltar la pista. Si lo hicieron varios de los juveniles naveros que están en la dinámica del primer equipo, como Marugán (en la primera parte, sin mucho protagonismo), Pedro Herranz o Javier Gómez. Éste último, desde el lateral izquierdo, dejó las últimas alegrías de la tarde para la afición navera con dos tantos en los que demostró su gran cambio de ritmo y de dirección. Una de tantas buenas noticas para el Nava.