El BM Logroño pondrá a prueba la fe del BM Nava

Yeray Lamariano intenta detener el lanzamiento de un contrario durante un partido en Nava. /Antonio de Torre
Yeray Lamariano intenta detener el lanzamiento de un contrario durante un partido en Nava. / Antonio de Torre

El guardameta Yeray Lamariano y el técnico Dani Gordo destacan que el equipo «cree en lo que hace» y aseguran que todavía tiene «margen de mejora»

Fernando Arconada
FERNANDO ARCONADASegovia

Después del sorteo de Copa del Rey, de pensar en los tres desplazamientos que tendrá que hacer la próxima semana (Cangas, O'Rosal y Cuenca), el Viveros Herol BM Nava se centra ya en su nuevo compromiso liguero (sábado, 18:30 horas en Nava de la Asunción frente al BM Logroño La Rioja). El inicio del conjunto navero en su estreno en la Asobal es uno de los aspectos más llamativos. Sexto en la clasificación, con cinco puntos (una victoria y tres empates en los cuatro partidos disputados) y sin conocer la derrota, algo que solo pueden decir el FC Barcelona y el Liberbank Cuenca.

Desde una perspectiva global, es para estar contento. Mucho. Pocos podían esperar un comienzo así en un equipo debutante, novato en la Asobal. Esa opinión la comparte el guardameta Yeray Lamariano. «Las sensaciones son en general muy positivas porque estamos invictos y vienen porque creemos que estamos trabajando bien, pero también sabemos que para jugar frente a un equipo como Logroño hay que cometer los menos errores posibles y mejorar en facetas de juego en las que creo que todavía estamos en fase de aprendizaje y que para un partido como este frente a Logroño tenemos que mejorar».

Del rival destacó que se trata de «un equipo que desde hace muchos años provoca en el rival muchos errores, te saca las vergüenzas; por eso como ya he dicho creo que será muy importante minimizar los errores y así tendremos opciones. Juegan muy bien, pero son un equipo que fuerza mucho tus errores y eso para mí va a ser lo importante».

Sobre el inicio de temporada, el guardameta destacó que ya llevan la mayoría tiempo trabajando juntos. «Nos conocemos todos y sabemos en qué facetas podemos mejorar y qué nivel podemos llegar a tener. Sabemos también que tenemos mucho margen de mejora y los resultados pueden ser mejores, pero también tenemos que estar contentos. Lo único negativo en mi opinión es que hemos tenido que remontar en todos los partidos, y eso lleva una carga emotiva y física». Reconoce que le ha costado adaptarse a la competición, «o rendir digamos en la competición;pero me encuentro muy bien físicamente y con mucho ánimo de seguir, con mucha ilusión», añadió.

El técnico del conjunto navero, Dani Gordo, resaltó el trabajo que realiza el equipo «toda la semana, con una exigencia tremenda y si sacamos los partidos así será porque somos capaces de hacerlo; el equipo cree en lo que hace, no baja los brazos, en los momentos malos es todavía más equipo y eso tiene una serie de puntos fuertes que te hace llegar al final con opciones. Vamos a intentar corregir errores, mejorar al equipo porque tiene mucho margen de mejora, pero sabiendo que el equipo hace muchas cosas bien y eso nadie nos lo regala».

Lo que sí tiene claro Dani Gordo es que no es tanto una cuestión de estar o no invicto, «sino de dos puntos más, un punto más que nos acerque a nuestro objetivo que es la permanencia y rubricarla lo antes posible». Para este partido, Dani Gordo que lo primero que hay que hacer es «competir, porque seguro que Logroño pondrá toda la carne en el asador para llevarse la victoria», dijo.

Por otra parte, este sábado también comienza la competición en la Segunda División masculina. El Leche Mesenor BM Nava, campeón de la categoría y sin duda uno de los rivales a batir, jugará a las 20:30 horas en el polideportivo Carlos Serna (Burgos) frente al Parque Norte Infraestructuras BM Burgos.