El líder continúa intratable en su feudo

Dario Ajo se dipsone a lanzar desde el pivote. /Antonio Tanarro
Dario Ajo se dipsone a lanzar desde el pivote. / Antonio Tanarro

El BM Nava se impuso con claridad al Sant Marto en un partido en el que Llopis mostró su mejor versión

CÉSAR R. CABRILLO Nava de la Asunción

El Viveros Herol Nava seguirá en lo más alto de la tabla una semana más. Los de Dani Gordo se impusieron al Handbol Sant Adrianenc en un partido que duró lo que quisieron los locales. Cuando quisieron meter una marcha más los catalanes fueron incapaces de seguir el ritmo a partir de ese momento y tuvieron que ver cómo los naveros se convertían en una apisonadora.

El líder volvía a su cancha para disputar el primer partido de la segunda vuelta. El Viveros Herol BM Nava recibía al Sant Adrianenc con ganas de dar una alegría a una afición ya acostumbrada a ver a su equipo cosechar victorias como local. En lo que va de temporada, los de Dani Gordo se muestran intratables en su cancha y ayer volvieron a dar muestras de ello, no así sin sufrir. Cada partido en casa lo cuentan por victoria y eso permite a los naveros ocupar las posiciones que ocupan.

El equipo jugó según el guión previsto, aunque por momentos pareció querer cerrar el partido antes de tiempo. Las imprecisiones fueron la nota dominante durante la primeros compases del encuentro, con muchas alternancias en el marcador. Hasta que los naveros se asentaron en defensa, Francesc Laliga fue un problema continuo con la finta y el lanzamiento sorpresivo, lo que mantenían a los suyos dentro del partido. Desde la banda Dani Gordo pedía a los suyos que se pusieran las pilas en defensa y cuando los jugadores hicieron caso a las órdenes del técnico vallisoletano la historia del partido cambió completamente; a partir de ese momento casi se jugó a lo que el Viveros Herol BMNava quiso.

33 Viveros Herol BM Nava

Ernesto Sánchez, Agustín Casado (3), Álvaro Seabra, Bruno Vírseda (1), Andrés Alonso, Antonio Llopis (10) y Filipe Martins (3). También jugaron: Paco Bernabéu (3), Dario Ajo V. (4), Nicola D'Antino (1), Carlos Villagrán, Dario Ajo M. (1), Toma Brakocevic (2), Yeray Lamariano Oleg Kisselev (4) y Alonso Moreno (1).

23 Handbol Sant Marti Adrianenc

Juan Guzmán, Álex Guerrero (4), Víctor Torres (1), Francesc Laliga (4), Pau Martínez, Ferrán Cisneros (6) y Gonzalo Romero (2). También jugaron: Joan Costa, Antonio López, Miguel Torres, Jon Eguino (2), Álex Rodríguez (2), Iván Cerezo y Sergi Laliga (1).

Parciales
3-3; 6-5;9-7;12-9; 15-9; 15-12 (descanso); 19-13; 22-15; 19-13; 22-15; 24-16; 26-17;31-20; 33-23 (final)
árbitros
Hoz Fernández y Riloba Pereda. Excluyeron por parte de los locales a Oleg Kisselev (min. 45) y a Pau Martínez (min. 10), Gonzalo Romero (min.24) y Antonio López (min. 60), por parte de los visitantes.
incidencias
Partido disputado en el nuevo pabellón municipal de Nava de la Asunción antes unos 500 espectadores aproximádamente.

Los problemas comenzaban a llegar para los de Sant Martí Adrianenc porque no solo no eran capaces de detener las acometidas naveras, sino que en ataque eran incapaces de superar la muralla formada por Álvaro Seabra y Tomas Brakocevic en los postes. Además, a ello había que unirle la aparición de Ernesto Sánchez en portería, que con el paso de los minutos fue creciendo hasta convertirse en la pesadilla de los jugadores atacantes.

Pequeño despiste

Gracias a las atajadas del Ernesto, el BMNava jugó a lo que más les gusta a este equipo, a correr y contragolpear. Poco a pocos lo locales obtuvieron pequeñas rentas de hasta tres goles hasta el ecuador del primer tiempo (8-5, min. 12).

El técnico visitante apostó por un cambio en el sistema defensivo, pasó de un 6-0 con salidas a un 5-1 o 3-2-1 bastante presionante con la que esperaban frenar al serbio Brakocevic. Pero ahí apareció el mago del equipo, Agustín Casado, para encargarse el solito de meterse por los espacios que dejaba la defensa catalana, lo que permitió al equipo disparar su renta hasta los seis goles (15-9).

El encuentro parecía resuelto, pero los naveros se confiaron demasiado y en los minutos finales de la primera mitad Handbol Adrianenc endosó un parcial de 3-0 a su favor que les permitió irse al descanso tres por debajo (15-12).

La resistencia de los barceloneses no duró mucho más porque nada más comenzar el segundo tiempo el Viveros Herol BMNava puso la directa para cerrar el partido cuanto antes y ante eso nada pudo hacer su rival. Antonio Llopis se decidió a dar un recital ofensivo soltando el brazo y anotando con mucha facilidad. El lateral navero mostró su mejor versión de la temporada (10 goles), algo que Dani Gordo llevaba tiempo reclamándole en los partidos.

El Handbol Adrianenc no sabía por dónde le venían, en defensa volvían a ser incapaces de frenar a los locales y en ataque estaban inoperantes. Ni la exclusión de Oleg Kisselev les permitió acercarse en el marcador porque aparecía la estirada figura de Yeray Lamariano para impedirlo.

Y como Ernesto no quería ser menos se dedicó a detener los lanzamientos de siete metros. Atajó tres de los cinco lanzamientos desde la linea de penal y cuando le tocó el turno a su compañero Yeray, este respondió con otra tajada. A diferencia del primer tiempo ,el equipo no se relajó en ningún momento durante la segunda mitad, muestra de ello el marcador, que al ecuador del segundo tiempo reflejaba una diferencia de ocho tantos para los locales (24-16). Tan solo cuatro goles había permitido hasta el momento el cuadro navero en la segunda parte, que acabó jugando a su antojo los últimos minutos de partido y pudo permitirse cierta relajación. El Handbol Sant Martí Adrianenc tiró de orgullo para tratar de maquillar el resultado y perder por una diferencia inferior a los diez goles, pero ahí la raza del líder volvió a salir y Darío Ajo se encargó en la última jugada de que la ventaja fuera de dobles dígitos (33-23).

Con este solvente triunfo, el Viveros Herol BMNava continúa demostrando por qué es uno de los favoritos para jugar la próxima campaña en la liga Asobal. Partido tras partido, el objetivo está más cerca.