Selección

Las Guerreras fulminan a Suiza

Silvia Navarro salva el lanzamiento de Gautschi. /A. Quintero
Silvia Navarro salva el lanzamiento de Gautschi. / A. Quintero

España se estrena en el TIE que se celebra en Palencia con una cómoda victoria ante el combinado alpino

LÍA Z. LORENZO Palencia

España sumó su primera victoria en el Torneo Internacional de España 2019 en un partido muy cómodo, marcado por la clara inferioridad de Suiza, un equipo demasiado bisoño como para plantar cara a una buena versión de las españolas.

35 España

Silvia Navarro (portera, 5 paradas), Mercedes Castellanos (portera), De la Torre (portera, 7 paradas), Martín (4), Núñez (1), Arderius (2), Gutiérrez (2), Etxeberria (2), Pena (1), Sobrepera, López (3), Fernández (1), Ana Martínez (5), Loidi (1), Rodríguez (3), Hernández (2), Gassama (4) y González (4).

18 Suiza

Schüpbach (portera, 1 paradas), Brütsch (portera, 5 paradas), Wick (1), Kündig (1), Lisa Frey, Gautschi (2), Hodel (7), Decurtins, Kähr, Altherr, Noëlle Frey (1), Eugster, Murer (1), Hess (2), Cavallari (2), Schardt, Zumstein y Eberhart (1).

pARCIALES CADA 5 MINUTOS.
1-2, 4-2, 8-4, 12-6, 14-7, 17-9 (descanso), 20-11, 23-12, 27-13, 30-15, 31-15 y 35-18.
Árbitros.
Tania Rodríguez y Lorena García. Excluyeron a María Núñez, Ana Martínez, Hernández (2) y Gassama por parte española y a Wick, Gautschi, Noelle Frey, Cavallari y Schardt.

La resistencia alpina duró apenas diez minutos. Lo que tardaron las Guerreras en coger temperatura y fulminar al equipo alpino con una velocidad de vértigo. Y eso que las españolas empezaron el partido frías, muy imprecisas en ataque y con problemas para frenar a las laterales suizas, que percutieron una y otra vez desde los nueve metros. Las alpinas buscaban masticar mucho las acciones ofensivas mientras que las Guerreras trataban de imponer el balonmano dinámico, casi fugaz que les caracteriza desde hace años. Con un 6-0 abierto, tan pendiente de los lanzamientos como de la conexión con el pivote, las españolas fueron calentando de la mano de las veteranas. Porque Carlos Viver ha decidido dar cabida a multitud de jóvenes promesas en esta convocatoria. El seleccionador tiene en la cabeza el Mundial 2021 que se celebrará en Madrid, pero también en los partidos de clasificación que España tendrá que jugar ante Islandia para tratar de estar en la cita mundialista de Japón este mismo año. Para eso sirve este TIE, para ver cómo mezcla la sangre nueva con las leyendas vivas de esta selección. Porque al frente de las Guerreras siguen las incombustibles Silvia Navarro, Carmen Martín o Nerea Pena. Ellas deben encabezar a la selección en el espinoso camino hacia el Mundial de Japón 2019. Los sabe bien Carmen Martín, que con la tranquilidad que la caracteriza asumió los galones en los primeros minutos para dar ventaja a España (5-3). Las Suizas trataban de calmar a las españolas con ataques lentos, a lo que contestó Viver colocando un 5-1 en defensa con Jennifer Gutiérrez como adelantada. El cambio defensivo descolocó a las alpinas, que hasta ese momento habían sobrevivido martilleando desde los nueve metros y con sus buenas conexiones con el pivote. En su portería, las suizas se cerraban en un 6-0 que negaba el balón a Ainhoa Hernández. La pivote española tuvo que pelear cada balón casi hasta la extenuación mientras que la producción ofensiva recaía en las extremos. Ahí, tanto Carmen Martín como Jennifer Gutiérrez estuvieron muy eficaces para lanzar la a España cinco arriba (10-5).

Tras los comienzos titubeantes, las Guerreras habían cerrado la puerta con el 5-1, conseguían robar y ya se sentían ellas mismas de la mano de una Alicia Fernández muy resolutiva en el pase final. Con la cómoda ventaja en el marcador el seleccionador decidió que era el momento de introducir cambios y empezar a dar minutos a mujeres como Almudena Rodríguez o Maitane Etxeberria. Las españolas ya habían cogido ritmo y desatado ese balonmano que ocurre a toda velocidad gracias a una defensa muy abierta, presionante hasta el agotamiento que las lanzó hasta los siete goles de ventaja cuando restaban cinco minutos para que finalizara la primera parte (14-7).

Ni siquiera hizo falta que la gran Silvia Navarro hiciera acto de presencia, ya que las Suizas se estrellaron ante la defensa de las españolas. Como este TIE debe servir para probar todas las variantes posible, Viver regresó al 6-0 inicial con idénticos resultados. Las españolas volaban en los desplazamientos laterales para negar cualquier hueco a las alpinas, que no encontraban grietas en el sistema defensivo de las Guerreras. Hubo tiempo para que June Loidi debutara con la selección absoluta. La lateral zurda mostró el desparpajo que la ha llevado hasta el equipo nacional y aportó tanto en ataque como en defensa. Con todo eso sobre la pista, las españolas se fueron a los vestuarios con una cómoda ventaja (17-9).

De vuelta

Tras el descanso la joven Gassama asumió la responsabilidad en el pivote. La jugadora del Granolles, que debutó hace ya dos años con Carlos Viver en el banquillo, no defraudó, se fajó con las suizas y anotó en el primer balón que recibió. También vio como acababa excluida en su segunda defensa. Fue un momento delicado ya que, segundos después. Ainhoa Hernández terminó en el banquillo dos minutos, por lo que España se vio obligada a jugar con cuatro. Las Guerreras solventaron bien el problema y mantuvieron la ventaja merced a su inteligencia en la lectura del ataque. Porque en el combinado de Viver no todo es velocidad. Lo que caracteriza a las españolas es la rapidez para jugar, pero también la facilidad para desentrañar las defensas rivales. Silvia Arderius tomó el mando del juego para que Ana Martínez percutiera con lanzamientos desde los siete metros (23-13). España ya estaba disparada. Suiza había claudicado antes de que se cumpliera el minuto diez de la segunda mitad y el balón circulaba casi sin oposición cada vez que atacaban las españolas. Cada minuto se convirtió en un sufrimiento para las suizas, que vieron crecer la ventaja en el marcador más allá de los diez goles. El 28-14 a falta de quince minutos del final reflejaba la diferencia que había existido en el campo. Con ese colchón, Viver también dio minutos a Janna Sobrepera, otra debutante con la absoluta. La jugadora del Nantes jugó diez minutos y aportó su potente lanzamiento para el 35-18 final.

Hoy las Guerreras se verán las caras con Serbia desde las 20:30 horas. Las balcánicas serán una piedra de toque para las de Viver. Más duras en defensa que las alpinas, el combinado dirigido por Maksic intentará frenar la velocidad española con su cerrado 6-0. Antes, Brasil y Suiza abrirán, desde las 18:30 horas, la segunda jornada de este Torneo Internacional de España 2019.