Feliz regreso a la competición

El técnico Dani Gordo da instrucciones a sus jugadores durante un partido./Antonio de Torre
El técnico Dani Gordo da instrucciones a sus jugadores durante un partido. / Antonio de Torre

El Viveros Herol BM Nava derrota al Agustinos Alicante (28-21) y sigue firme en su pabellón

JORGE GÓMEZ (OPTA)Nava de la Asunción

Una actuación estelar de Carlos Villagrán y D' Antino condujeron al Viveros Herol Nava a la victoria contra el Agustinos Alicante después del parón de Navidad. Los segovianos sacó adelante un partido al que le costó muchísimo entrar en ritmo. En los primeros minutos de encuentro, el ritmo fue bastante monótono destacando que solo anotaron un gol cada uno de los dos contendientes. Los de Daniel Gordo se enfrentaron a un equipo que se encuentra en las últimas plazas de la clasificación, que llegó con bastantes bajas pero que al final resultó muy correoso. Las distancias en el marcador fueron muy cortas hasta que se rompió el choque en los últimos instantes.

Agustinos Alicante contemporizaba mucho el juego en sus acciones de ataque pero Nava no se inmutaba porque, gracias a su buena defensa provocó que hubiera bastantes pasivos en el inicio, lo que llevó al equipo a distanciarse en el marcador con un 7-3 debido a un impresionante disparo de Kisselev al que vio entrar Padilla como un auténtico misil en su portería. Los alicantinos estuvieron muy centrados en el marcaje sobre Casado. En ocasiones, iban hasta dos jugadores para que el navero tuviera complicaciones a la hora de circular el balón. Sin embargo, los de Dani Gordo gestionaron bien sus acciones. En dos de ellas, Casado puso dos balones de gol a D´Antino. Pese a estas maniobras, el encuentro se manejaba en diferencias de tan solo dos goles. D´Antino volvía a ser protagonista con dos asistencias. Pero cualquier desconexión local podía resultar peligrosa pero el equipo se mostró muy serio con mucho aplomo y veteranía, pero dejando sensación que, al descanso, había que correr mucho más, mejor defensa y mayor consistencia bajo palos, puesto que Ernesto no tuvo su partido más afortunado.

Tras el descanso, Viveros Herol tuvo una leve mejoría. Carlos Villagrán se mostró inconmensurable en ataque y espoleó, en el minuto 40, a su equipo a marcharse por 18-14. El veterano jugador dio una lección sobre la cancha de clase y profesionalidad. Agustinos ya se movía sobre el alambre y la mayor profundidad del banquillo de Nava haría el resto. Dos goles seguidos de Darío Ajo pusieron la espoleta en el luminoso para dispararse hacia la victoria y también en la clasificación, sobre todo porque Palma perdió en la tarde de ayer dejando el camino libre.

Cuando el Agustinos se rompió físicamente, se acabó el partido. Faltaban diez minutos y Nava de la Asunción ya era una fiesta, a la que se unió también Casado que, en una eléctrica contra, colocaba el 24-18 dejando el partido sentenciado. La guinda al pastel llegaría posteriormente en una transición de D´Antino que certificaba su gran partido, convirtiendo cuatro tantos desde los siete metros siendo una pesadilla para Padilla, que ya le entraban por todos los lados.

Finalmente, Carlos Villagrán certificó el 28-21 dejando claro que el Viveros Herol es un equipo con una gran capacidad de lucha y sacrificio en un encuentro complicado de jugar por muchos condicionantes: parón de varias semanas e inicio de encuentro que se dilató por la inauguración del pabellón. Sin embargo cada jugador puso su granito de arena para abrir un año con muy buenas expectativas, quien sabe del ascenso, por fin, a la máxima categoría del balonmano español. Esa Asobal que hace soñar a una localidad tan pequeña.

 

Fotos

Vídeos