«Antes o después la competición nos pondrá en Asobal»

Julián Mateo, durante la recepción al equipo en el Ayuntamiento de Nava de la Asunción./Antonio de Torre
Julián Mateo, durante la recepción al equipo en el Ayuntamiento de Nava de la Asunción. / Antonio de Torre

Julián Mateo confía en que las mejoras previstas en la entidad permitan al Balonmano Nava ascender de categoría

QUIQUE YUSTESegovia

Una semana después de quedarse a las puertas del ascenso a Asobal, en el Balonmano Nava ya tienen la vista puesta en la próxima temporada, en la que el objetivo será superar lo conseguido esta campaña, la mejor en los más de cuarenta años de historia de la entidad navera. Su vicepresidente, Julián Mateo, hace balance del curso y explica los proyectos que tiene el club para el futuro.

–Ha pasado casi una semana de la fase de ascenso ¿con el paso de los días duele menos el disgusto?

–Disgusto entre comillas. El tiempo es el mejor amigo para curar las heridas pero nosotros ya tenemos experiencia en sufrir estas cosas. Lo que hay que hacer es mirar adelante, aprender y pensar en la temporada que viene.

–¿Qué enseñanza deja esta fase de ascenso?

–Que el club está preparado para estar en Asobal. Estamos preparados con la afición que tenemos, que es de diez. El club ha avanzado y mejorado mucho y tiene que seguir haciéndolo en todos los apartados, no solamente en la primera plantilla.

–Por lo tanto la fase de ascenso ha dejado cosas buenas ¿también económicamente y a nivel de repercusión?

–Económicamente todavía no está cerrado. Con lograr que no nos cueste dinero nos damos por satisfechos, pero todavía hay que esperar porque no han llegado todas las facturas. Es algo importante pero secundario. Lo que hemos logrado es que se conozca todavía más al Balonmano Nava en España y fuera. La prueba es que el Oporto de Portugal nos ha invitado a un torneo porque considera que tenemos una afición de diez y que somos un club modélico. En ese sentido la satisfacción es total.

–Además de conseguir ese notoriedad dentro y fuera de España se ha conseguido que toda la provincia respalde al club...

–Uno de los objetivos que teníamos era llenar el Pedro Delgado, involucrando a nuestros amigos de otras especialidades deportivas. Para ello nos dirigimos a los clubes más representativos de la capital pero sin menospreciar a ninguno en particular. Nos ofrecieron su experiencia y conocimiento. Mañana puede ser el Naturpellet Segovia, la Gimnástica o cualquier otro club el que pase por una situación similar. Somos una provincia humilde y pequeña en la que nos hacemos más grandes si nos ayudamos entre nosotros.

–Desde el punto de vista deportivo ¿qué le faltó al equipo para conseguir al ascenso? ¿le pudo la presión?

–Nos faltó suerte. Si el primer siete metros Agustín lo marca la presión se va. Pero lo falla, también Isma Juárez y se nos van de cinco. Aún así lo remontamos y llegamos a empatar el partido. Nos faltó ese pelín de suerte en pequeños detalles, como el lanzamiento a la contra de Álvaro al que responde con un paradón Samuel. Si hubieran caído de nuestro lado habríamos ganado. Por ello no recriminamos nada a los chicos, porque se dejaron el alma. Antes o después, si la competición es justa nos pondrá donde tenemos que estar, que es en Asobal. Pero con tranquilidad.

–La mala suerte también se ha visto esta temporada con las lesiones...

–Las lesiones vienen porque los entrenamientos son muy duros y en muchos momentos con frío en el pabellón, en una pista muy dura. Yo creo que nosotros hemos perdido puntos en el último segundo de forma muy cruel en partidos como los de Alcobendas o Aranda. Si se suman esos puntos, o los del partido de Bordils que íbamos ganando de cuatro y perdimos de uno, hubiéramos ganado la Liga aún con las lesiones. Son un cúmulo de cosas que nos sirven de experiencia. Es un juego y no tenemos que lamentarnos porque hemos hecho un 'campañón', el mejor de historia del club. Somos de 'testa dura'. Nos costó cuatro fases de ascenso subir a Plata y ya llevamos dos a Asobal. Antes o después lo conseguiremos con el trabajo que estamos haciendo.

–El pasado verano se dijo que el objetivo era consolidarse en la categoría a pesar de contar con uno de los mayores presupuestos de la categoría...

–Lo del presupuesto me deja alucinado. ¿Quién sabe el presupuesto de los otros equipos? ¿Quién sabe el presupuesto que tenemos nosotros? Nosotros lo que hicimos fue cambiar jugadores. Cambiamos la filosofía de entrenar y de jugar, buscando jugadores que sientan el ADN navero. Eso de que somos uno de los presupuestos más altos lo han dicho los rivales contrarios para meternos presión. El Sinfín, por ejemplo, tenía casi la misma plantilla que en Asobal. El Aranda se quedó también con la mayoría de jugadores. Nosotros hemos tenido la fortuna trabajada de haber encontrado jugadores que encajan con nuestra dinámica de balonmano, que aquí en Nava es especial porque es como una religión. El primero que se integra este año es el entrenador, que en octubre ya se alquiló una casa aquí porque se dio cuenta de la forma en la que se vive el balonmano en Nava, a pesar de que ya lo había visto desde fuera. Vivirlo en el día a día cambia mucho. Por eso yo voy a aconsejar a todo el que venga que viva en Nava. Tienen que estar muchas horas aquí y sentir el pueblo. Esa unión es la que queremos transmitir y es la que nos ha traído hasta aquí.

–¿Cuáles son los planes para la próxima temporada? ¿El objetivo será el ascenso directo?

–El año que viene habrá tres bajas y cuatro altas. Los cambios que se van a hacer son por razones de edad y por cuestiones técnicas. El objetivo es intentar mejorar el equipo. La base principal del proyecto se mantiene y las incorporaciones vendrán para intentar subir el nivel. Luego la competición nos pondrá en nuestro sitio, pero nuestro objetivo será estar, como mínimo, donde hemos estado este año. El proyecto es estable y correcto, pero no quiero que seamos el rival a batir. El Puerto Sagunto ha bajado y está haciendo una plantilla terrible. Los que bajan de Asobal siempre son favoritos porque se quedan con muchos jugadores de esa plantilla. Si tenemos la oportunidad de subir directamente iremos a por ello, pero si tenemos que jugar otra fase de ascenso iremos a muerte.

–¿El nuevo pabellón estará listo para la nueva temporada?

–Seguro. Yo ya lo he visto y por ejemplo está toda la grada montada. Creo que para parte de la pretemporada estará listo, si no es para toda ella.

–Supone también una mejora en los entrenamientos...

–Supone una mejora en todo. En la imagen del club, del municipio... Lo que no podía pasar es que una actividad deportiva, la que sea, tenga que salir a otras localidades a entrenar porque no hay espacio o tiempo para entrenar. Esto va a mejorar mucho la estructura deportiva de toda Nava de la Asunción. Ahora vamos a entrenar en unas condiciones perfectas en las que las caídas y los golpes no tendrán nada que ver con lo que teníamos hasta ahora por el frío, la condensación y la dureza de la pista.

–¿El equipo entrenará siempre en Nava de la Asunción?

–Sí. Entrenará en Nava de la Asunción y las fases de ascenso que nos toque organizar, si nos toca, serán en Nava de la Asunción. Estamos agradecidos a Segovia y todas sus instituciones, pero nosotros queremos jugar en nuestra casa. Eso nos permite salir ganando 1-0.

–¿En qué apartados debe mejorar el Balonmano Nava como club?

Vamos a intentar tener una sede social propia, donde tengamos un gestor administrativo propio por la tarde. Será un sitio donde mantener reuniones, donde los equipos de todas las categorías puedan plantear sus reuniones, donde podamos recibir a otros clubes o federaciones... Queremos mejorar mucho en ese nivel. También queremos expandir todo lo posible el club. Haremos una nueva junta directiva con divisiones por parcelas. El objetivo es modernizarnos e intentar hacer escuelas en la provincia, buscando una liga provincial de niños alevines o benjamines para poder tener una continuidad.

–Ya sea en Asobal o en Plata ¿hasta que punto es viable y duradero el proyecto del Balonmano Nava en la élite?

–Es viable por la masa social que se pudo ver el otro día. Hay patrocinadores más grandes o más pequeños que colaboran y lo seguirán haciendo. El club continuará mejorando y el esfuerzo principal, que en este caso lo hago yo, le da estabilidad, no solo a nivel económico sino con trabajo. Buscaremos recursos donde haga falta pero esto no es una cosa pasajera. Nosotros llevamos ya diez años y somos un club que cuando acaba la temporada no le debe un duro a nadie. Este club tiene un respaldo importante de Viveros Herol pero no por ser yo el dueño, sino porque yo trabajo también para conseguir el respaldo de otras empresas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos