Balonmano

Dani Pérez regresa a Huerta del Rey

Pisonero, Dani Pérez y el presidente Mario Arranz. A. MIngueza/
Pisonero, Dani Pérez y el presidente Mario Arranz. A. MIngueza

El extremo diestro reconoce que «es un sueño volver a Valladolid y al club de mi ciudad»

EL NORTEVALLADOLID

El vallisoletano Dani Pérez regresa a su ciudad para formar parte del Recoletas Atlético Valladolid para la temporada 2018-19. «Es un sueño volver a la Liga Asobal y al club de mi ciudad», reconoció el extremo diestro.

Daniel Pérez Bravo (Valladolid, 20/12/1996) tiene 21 años, 1,82 metros de altura y 71 kilos de peso. Ocupa la posición de extremo izquierdo y jugó la pasada temporada 2017-2018 en el UBU San Pablo Inmobiliaria BM Burgos, en Primera Nacional.

El extremo habló de la apuesta que hace el Recoletas Atlético Valladolid con su incorporación. «Ningún jugador puede desaprovechar una oportunidad en Liga Asobal, y menos con 21 años. Estoy muy contento por volver, agradezco la apuesta que ha hecho el club y espero que sea un acierto», dijo.

El vallisoletano es un jugador que ya formó parte del Recoletas Atlético Valladolid durante las temporadas 2014-2015 y 2015-2016, jugando con el primer equipo en División de Honor Plata, y en la 2016-2017 como cedido en el Universidad de Valladolid. En estas tres campañas Dani Pérez ha podido disputar 67 partidos con los gladiadores azules, anotando 114 goles, e incluso también debutó en Liga Asobal en un partido ante el DS Auto Gomas Sinfín el 10 de mayo de 2017.

El vallisoletano se formó en las canteras del BM Laguna, El Carmen y BM Valladolid, desde donde recaló en 2014 en el recién creado Atlético Valladolid. Tras sus dos temporadas en División de Honor Plata con los gladiadores azules el joven extremo izquierdo estuvo cedido en el Universidad de Valladolid (2016-2017), equipo con el que pudo disputar 30 partidos y anotar 200 goles en el grupo B de Primera Nacional, siendo el segundo máximo goleador del grupo.

Esta última temporada 2017-2018 ha jugado en el UBU San Pablo Inmobiliaria BM Burgos, también de Primera Nacional, a las órdenes de Mariano Ortega. El equipo burgalés fue séptimo en el grupo B y Dani Pérez pudo jugar 30 partidos, anotando 120 goles.

Dani Pérez comentó estos dos años en los que ha estado lejos de Valladolid. «Me han servido para crecer en mi juego, amueblarme la cabeza, y saber lo que es vivir fuera, lejos de la familia. Al final como se mejora es jugando, y estos dos últimos años he jugado mucho».

El joven vallisoletano también habló de su futuro en el Recoletas Atlético Valladolid: «De momento vengo a ganarme un puesto como todo jugador que viene a un club nuevo. A partir de ahí ya veremos. La finalización y el contraataque son mis fuertes, pero tendré que mejorar bastante en defensa. Si no estuviera preparado no habría venido».

Por su parte, Mario Arranz, presidente del Recoletas Atlético Valladolid, dio la bienvenida a Dani Pérez al club y valoró esta incorporación. «Es un día especial y feliz para el club por dos razones: porque vuelve a casa un jugador de la casa, y porque no todos los días tenemos la oportunidad de presentar a un jugador de la ciudad. Una vez que ha completado su formación se le da la oportunidad de que vuelva al Recoletas Atlético Valladolid y estamos encantados con ello».

El entrenador del primer equipo, David Pisonero, también valoró positivamente este refuerzo. «Una bienvenida de vuelta a su casa. Con su llegada se cumplen deportivamente dos objetivos: rejuvenecer la plantilla y tener jugadores de Valladolid», comentó el entrenador.

«Dani Pérez tendrá un reto grande pero también un gran margen de mejora aquí. Él es intenso, buen finalizador, y eso es algo que necesitamos. Buscamos tener buenos porcentajes de gol y un contraataque rápido. También debe afianzarse en la faceta defensiva pero tiene un gran potencial y tiene ganas de demostrar lo que es», dijo David Pisonero.

El técnico le pidió muchísimo trabajo a Dani Pérez: «Es una apuesta fuerte del club ya que viene a sustituir a un jugador veterano, con muchos años de experiencia en Asobal y minutos de calidad, pero estamos seguros que con el trabajo y la calidad de Dani no echaremos de menos nada. Él y Miguel Camino serán solventes en ese extremo. No le vamos a exigir rendimiento pero sí muchísimo trabajo».