Daío Ajo Martín, jugador del BM Nava, destaca el trabajo de todo el equipo en este comienzo de Liga

Darío Ajo Martín, durante un partido de la pasada Copa de Castilla y León./El Norte
Darío Ajo Martín, durante un partido de la pasada Copa de Castilla y León. / El Norte

«No tenemos que conformarnos con nada», aseguró tras el empate frente al BM Guadalajara

Fernando Arconada
FERNANDO ARCONADASegovia

Darío Ajo Martín es uno de esos jugadores que se puede considerar de la casa, de esos que siempre responde cuando se les necesita; el ejemplo de un jugador que ha llegado con trabajo, esfuerzo y sacrificio a lo más alto desde las categorías inferiores, y que ahora, al igual que el resto de sus compañeros, disfruta de la experiencia en Asobal con el Viveros Herol BM Nava.

La palabra que mejor le define es la de compromiso. Entra bien pronto por la mañana a su trabajo, sale de trabajar y no falta a los entrenamientos y al día siguiente, vuelta a sus quehaceres laborales, aunque está claro que Darío Ajo prefiere enfrentarse a jugadores de la talla por ejemplo de José Javier Hombrados antes que ponerse delante de un micrófono o una grabadora para analizar el partido. Aún así, la simpatía se refleja en su rostro mientras responde a las preguntas.

El jugador navero consideró que el empate frente al Guadalajara fue «justo. Desde la cancha se vive de otra manera, digamos, creo que ellos han tenido su oportunidad para ganar el partido faltando un minuto... Mirándolo desde ese punto creo que sí, que ha sido justo el resultado, aunque la verdad es que nosotros tuvimos bola para ganar y eso con el inicio de partido que hicimos creo que dice mucho del equipo, aunque pecando en esos inicios, que en esta categoría es determinante», comentó el jugador navero.

Darío Ajo consideró que, tal y como se estaba desarrollando el encuentro, había tocado remar «en toda la primera parte y parte de la segunda, claro; creo que hicimos una segunda parte muy buena, todo el equipo, y creo que en ese comienzo de partido fue donde pecamos».

En cualquier caso, quién les iba a decir que en las tres primeras jornadas del campeonato en su estreno en Asobal iban a tener cuatro puntos y todavía sin conocer la derrota. «Creo que cuando empezamos en julio a entrenar, seguro que más de uno lo habría firmado claramente; eso demuestra mucho el trabajo que se está haciendo y cómo está el equipo. No tenemos que conformarnos con nada, porque si vamos así en los comienzos del partido, nos puede pasar lo que nos ha pasado frente al Guadalajara», añadió.

En su posterior análisis, el jugador navero cree «que el equipo fue consciente de la primera parte que hace, de ese arranque y el mismo equipo se repone y lucha contra eso», sin dejar de lado el papel que tuvo la afición, para la que tuvo palabras de elogio.