Balonmano

En busca de la primera victoria sobre Ademar

Rubén Río intenta jugar la pelota ante Mosic, en el partido de ida. /P. R.
Rubén Río intenta jugar la pelota ante Mosic, en el partido de ida. / P. R.

El Recoletas juega este Viernes Santos (20:30 Horas) en Huerta del Rey el derbi regional

Miguel Ángel Pindado
MIGUEL ÁNGEL PINDADOValladolid

Puede ser una ocasión histórica. No tanto por las consecuencias como por el resultado en sí. Desde mayo del 2014 que el balonmano de elite vallisoletano no ha sido capaz de ganar al Ademar León. Son muchos años y las estadísticas están para romperlas. Hoy, Viernes Santo, el Recoletas recibe al Ademar León (20:30 horas en Huerta del Rey) con la intención se proseguir el buen momento en el que se encontraba cuando se paró la liga para los de Pisonero el 30 de marzo. La Copa del Rey y después los partidos de la selección española, han provocado 20 días sin competición para el Recoletas de consecuencias realmente imprevisibles.

«Ver la Copa del Rey por la tele no es agradable –comentó Pisonero en clara alusión a su eliminación copera a manos del Bidasoa–, pero al menos nos ha permitido trabajar aspectos que apenas se pueden tratar de semana en semana. Ciertamente de lo que tenemos ganas es de competir. Los jugadores agradecen más los partidos seguidos que estos parones». El hecho de jugar en una jornada tan atípica como un Viernes Santo y más tratándose de un derbi se ha asumido totalmente en el club pucelano. «Ahí apenas podemos incidir. Está así puesto y nosotros saldremos a jugar en Huerta del Rey. Confío en que la afición responda porque no cabe duda de que es un partido especial. Sé que nuestra afición estará en Huerta del Rey», afirmó el técnico.

Los objetivos de leoneses y vallisoletanos es muy diferente. Los de Ademar, actualmente terceros en la Liga, luchan por conquistar la segunda plaza que han ocupado las anteriores campañas y a la que también aspiran Bidasoa, Logroño y Granollers. Los del Recoletas quieren seguir siendo candidatos a ese octavos puesto por el que también luchan, Benidorm, Sinfín y Anaitasuna. Pero más allá de esos objetivos de final de temporada, la meta principal se ganar el derbi regional.

«Deportivamente el parón en la liga cortó un excelente momento de juego tras la victoria en Pamplona. Hicimos un grandísimo partido, con mucha gente enchufada, incluso aquellos con menos regularidad. Confío en mantener ese nivel», comentó Pisonero quien reconoció que «el derbi siempre es especial. Intentaremos competir y estar en el partido con opciones hasta el final. Ellos necesitan los puntos y vendrán sin tregua pero también especialmente tensos. Tienen una defensa muy dura y cerrada, la tercera menos goleada, con la que roban muchos balones. Tenemos que estar muy seguros en ataque, evitar los errores, que fue lo que nos hundió en la primera vuelta. Cada fallo lo pagamos con un gol en contra por lo que hay que evitar a toda costa las pérdidas y sus contragolpes», insistió David Pisonero.