Balonmano femenino

El Aula repite victoria en la cancha del Alcobendas

Iara Grosso se eleva para lanzar en un partido anterior. /Fernando Fradejas
Iara Grosso se eleva para lanzar en un partido anterior. / Fernando Fradejas

La dura defensa madrileña puso en aprietos al equipo de Miguel A. Peñas, donde destacó Iara Grosso con sus seis goles

EL NORTEValladolid

Sufrió el Aula Alimentos de Valladolid en su victoria ante el Balonmano Alcobendas (22-26) en su cuarto partido de pretemporada en Alcobendas donde tuvieron que hacer frente también al intenso calor además del pabellón madrileño.

22 Alcobendas

Nuria Andreu (1), Teresa Francés (1), Patricia Encinas (13 paradas), Mihaela Oana (-), Yadira Morales (1), Cristina Polinio (4), Daniela Moreno (-) -Siete Inicial- Elena San José (-), Raquel Llopis (4), Julia Díaz (3), Marina González (-), Irati Holgado (-), Alba Fernández (3), Noelia Cardador (-), Jelena Stekic (-), Elena Talavera (1), María Palomo (4), Kathiely Martius (-), Analia Yaryes (7 paradas).

26 Aula Valladolid

Iara Grosso (6), María G. Niño (-), Lourdes Guerra (7 paradas), Agustina López (4), Joana Bolling (2), Teresa Álvarez (2), Cristina Cifuentes (-) -Siete inicial- Carmen Sanz (ps, 6 paradas), Elba Álvarez (4), Beatriz Puertas (2), Ángela Nieto (2), Sara Molés (-), Elena Cuadrado (1), Marina del Castillo (1p), Rafaela Bergara (-), Paula Rey (1).

Marcador:
1-1, 3-5, 3-6, 4-8, 7-9, 11-11, 12-13, 14-17, 16-19, 18-20, 19-23, 22-26.
Árbitros:
Óscar Gutiérrez y Jorge Monjo excluyeron por parte del Aula Alimentos de Valladolid a Sara Molés (min.20) y Rafaela Bergara (min. 56) y por parte del Balonmano Alcobendas a Teresa Francés (min. 53) y Elena San José (min.59).
Incidencias:
Partido amistoso disputado en el Pabellón de los Sueños de Alcobendas.

Poco tuvo que ver este encuentro con el disputado en Medina de Rioseco hace apenas cinco días, pues en este las pupilas de Cristina Cabeza fueron un equipo mucho más duro y difícil de superar que en la localidad vallisoletana.

No empezaron mal las cosas para las de Miguel Ángel Peñas, que pronto tomaron las riendas del partido con una Agustina López muy activa en ataque que buscaba darle velocidad al juego ofensivo bien secundada por Teresa Álvarez e Iara Grosso.

Fruto de estas jugadas rápidas, y del buen movimiento del balón, llegaron las primeras ventajas en el electrónico para las de Valladolid. Sin embargo, no fue este un partido de ataques, pues en el minuto 20 el electrónico mostraba un escaso 4-8 que dejaba de manifiesto que los errores ofensivos por parte de ambas escuadras estaban siendo la tónica reinante en el 40x20.

Fue a partir de este parcial cuando el Alcobendas apretó los puños y cerró sus líneas. Buscó así dificultar un poco más el ataque del Aula. Además, encontró en Julia Díaz y María Palomo el arma perfecta para perforar la portería de Lourdes Guerra, que a pesar de sus siete paradas vio cómo las madrileñas se acercaban en el marcador.

Los minutos finales del encuentro estuvieron marcados por las imprecisiones vallisoletanas, tanto en ataque como en defensa. En ataque, las de Peñas se estrellaban una y otra vez contra Patricia Encinas, que con 13 paradas en los 30 minutos que disputó fue una de las jugadoras más destacadas de su equipo.

Cristina Cabeza solicitó el primer tiempo muerto en el minuto 25:30, cuando su equipo caía 7-9 y apenas dos minutos después, gracias a un gol de María Palomo, el Alcobendas ponía las tablas en el electrónico.

Pero no se conformaban las locales con esto, que en la primera ocasión que tuvieron consiguieron ponerse por delante (10-9, Julia Díaz). A pesar de ello, Iara Grosso, tiró de garra para hacer dos goles con los que parecía que el partido se iba a ir al descanso con 10-11 a favor de Aula Alimentos de Valladolid, pero a falta de cinco segundos Elena Talavera armó el brazo para poner el balón en la escuadra, muy lejos del alcance de Lourdes Guerra, y dejar el marcador en 11-11 y todo por decidir.

Tras la reanudación, las de Peñas salieron con ganas de solucionar por la vía rápida el encuentro y consiguieron un parcial de 0-4, pero las de Alcobendas no se rindieron. Las vallisoletanas ajustaron la defensa y estuvieron atentas para salir al contraataque.

El partido, muy exigente físicamente, se convirtió en una buena prueba para las porteras. En esta segunda mitad fue Carmen Sanz la que tuvo que aplicarse a fondo (seis paradas) para impedir que el juego del Alcobendas acabase en gol. Porque las madrileñas supieron crear peligro jugando con doble pivote con Cristina Polonio y Raquel Llopis, que juntas hicieron siete goles en esta segunda parte.

Sin embargo, las vallisoletanas ya no cedieron el testigo, bien comandadas por Iara Grosso, que fue la más destacada tanto en defensa como en ataque, y ayudada en esta segunda mitad por Elba Álvarez con tres goles (cuatro en total) supieron mantener la ventaja en el marcador para hacerse con la victoria (22-26) en el cuarto partido de pretemporada.