Balonmano

El Aula confirma que jugará en Europa la campaña próxima

Elena Cuadrado. /C. Minguela
Elena Cuadrado. / C. Minguela

El equipo vallisoletano ultima una campaña de captación de recursos por valor de 100.000 euros

Víctor Borda
VÍCTOR BORDAValladolid

Europa habemus. El Aula Alimentos de Valladolid jugará en la Challenge Cup la temporada que viene. Así lo confirmó el presidente de la entidad, Cayetano Cifuentes, este viernes en rueda de prensa. Cifuentes reconoció que este año el equipo se lo ha ganado en la cancha y que ya se ha contactado con las instituciones para ver las ayudas que pueden llegar. Pero lo verdaderamente novedoso es que el club ha entrado en contacto con una empresa de marketing para obtener recursos económicos a través de socios, particulares y empresas, que crean en el proyecto de lo que representa el Aula y que puedan sentirse parte de la entidad. «Estamos viendo las posibilidades para poner la iniciativa en marcha», indicó.

El presidente del Aula cuantificó que la participación continental «rondará los 60.000 euros». La idea es captar 200 socios a un precio de 500 euros cada uno, lo que supondría un total de 100.000 euros.

En Castellón

Por lo que respecta a la competición, el Aula visita este sábado (18:30 horas) al colista de la competición, el BM Castellón. Con las bajas ya conocidas de Bea Puertas y O'Mullony, y las tocadas Ángela Nieto y Joana Bolling, el equipo de Pajarillos acude con el objetivo de sacar dos puntos que le permitan luchar por la sexta plaza. Dentro de siete días, las vallisoletanas tienen un partido importante frente a Rocasa. Si vencen a las canarias y el Bera Bera gana finalmente la liga, el Aula disputará en septiembre la Supercopa.

Peñas, que aseguró que Castellón no lo va a poner fácil, señaló que será necesario «mantener el nivel defensivo de la segunda parte ante Guardés y meter las ocasiones de que dispongamos. Hay que tener buenas sensaciones».

Aunque no quiso poner excusas por no haber optado al final a plazas más altas en la clasificación, el entrenador del Aula lamentó la cascada de bajas que ha padecido el equipo a lo largo del año. «Solo en dos partidos he podido contar con todas las jugadoras. Me hubiera gustado saber el rendimiento que hubiésemos sacado con todas, pero no hemos tenido esa opción», se quejó.

Indicó que no cree que el equipo baje los brazos una vez que no tiene opciones de alcanzar la tercera o cuarta plaza. «Me gusta jugar al 100% hasta los amistosos y no me agradaría que nos dejásemos llevar. Quiero luchar hasta el final. El partido de Rocasa es muy importante para nosotros y también para el rival. No podemos renunciar a jugar la temporada que viene la Supercopa», concluyó.