Balonmano

El Aula Alimentos de Valladolid se impone en Rioseco al BM Alcobendas

Iara Grosso se dispone a lanzar a portería bajo la presión de la jugadora rival. /Fernando Fradejas
Iara Grosso se dispone a lanzar a portería bajo la presión de la jugadora rival. / Fernando Fradejas

Las chicas de Miguel Ángel Peñas se llevan el segundo partido de pretemporada por 31-21

El Norte
EL NORTEValladolid

El Aula Alimentos de Valladolid consiguió la primera victoria de la pretemporada en su segundo amistoso disputado ante el Balonmano Alcobendas en el Pabellón Canal de Castilla de Medina de Rioseco.

31 Aula Alimentos de Valladolid

Elba Álvarez (3), María G. Niño (2), Ángela Nieto (3), Agustina López (3), Cristina Cifuentes (3), Teresa Álvarez (1) y Lourdes Guerra (8 paradas) –Siete Inicial- Iara Grosso (3), Joana Bolling (3), Sara Molés (3), Elena Cuadrado (5), Paula Rey (-), Marina del Castillo (2p), Rafaela Bergara (-), Carmen Sanz (ps, 5 paradas).

21 BM Helvetia Alcobendas

Teresa Francés (4, 1 de penalti), Jelena Stekic (2), Elena Talavera (2), Yadira Morales (2), Cristina Polonio (2), Daniela Moreno (1), Analía Yaryes (5 paradas)- Siete Inicial- Julia Díaz (-), Marina González (-), Irati Holgado (1), Alba Fernández (-), Noelia Cardador (3), Lidia Mejía (ps, 4 paradas), Patricia Encinas (ps, 2 paradas), Mihaela Oana (3), María Palomo (-), Kathiely Martins (1).

Las chicas de Miguel Ángel Peñas volvieron a realizar un encuentro muy serio en esta segunda prueba de la pretemporada y demostraron que el equipo está cada día más conjuntado. No lo pusieron fácil las madrileñas que salieron a la pista muy serias. Bajo la dirección de Elena Talavera, que movió al equipo a su antojo, las de Alcobendas jugaron un ataque fluido con pases al pivote e intercambios desde los extremos.

Sin embargo, las vallisoletanas estuvieron muy atentas en defensa y dieron la réplica en el ataque. Con un juego alegre bajo la batuta de Teresa Álvarez y Elba Álvarez, las de Peñas fueron poco a poco haciéndose dueñas de la pista y consiguiendo las primeras ventajas en el electrónico.

Cristina Polonio buscaba desde el pivote la portería defendida por Lourdes Guerra, pero tanto la defensa como la propia guardameta desbarataban las opciones de gol.

En el minuto 13 llegó la máxima ventaja hasta el momento al marcador para las vallisoletanas (13-6) tras un gol de Agustina López y, apenas dos minutos después, las madrileñas solicitaron su primer tiempo muerto. Con él llegó la revolución y el cambio del siete que estaba en pista por el equipo que en la mañana de hoy ejerció de plan b.

Este cambio hizo que el partido se revolucionase, que los ataques fuesen más breves en ambas escuadras y las imprecisiones se adueñasen de estos minutos de partido. Sin embargo, no perdieron la paciencia las chicas de Peñas, que volvieron a madurar el juego a su antojo. Con Rafaela Bergara como guía del juego vallisoletano, las del Aula Alimentos de Valladolid siguieron trabajando sin descanso.

Mihaela Oana y María Palomo cerraron el centro de la defensa madrileña para poner en apuros al ataque pucelano, pero no pudieron evitar que el descanso llegase con una ventaja de seis goles para las de Miguel Ángel Peñas (19-13).

Tras la reanudación el partido tomó una dimensión diferente. Los contraataques se impusieron a las defensas y las porteras tuvieron trabajo. Tanto Carmen Sanz como Lidia Mejía desplegaron sus mejores paradas en estos minutos. Las imprecisiones ofensivas no permitieron un resultado más abultado y, aunque las madrileñas lo siguieron intentando, siempre fueron a remolque en el marcador.

El esfuerzo físico puso a prueba a ambas escuadras, pero las vallisoletanas supieron controlar el marcador y no vieron peligrar la victoria en ningún momento para sumar la primera victoria de esta pretemporada para el Aula 2019-20 por 31-21.