FELIPE DOS ANJOS | PÍVOT CHOCOLATES TRAPA

«Vengo para tener un rol muy importante y espero dar muchas victorias al equipo»

Felipe Dos Anjos, durante su primer entrenamiento con el Chocolates Trapa, ayer en el Pabellón Municipal./Antonio Quintero
Felipe Dos Anjos, durante su primer entrenamiento con el Chocolates Trapa, ayer en el Pabellón Municipal. / Antonio Quintero

El conjunto palentino cierra la plantilla y ficha por un año al cinco de 2,18 metros Dos Anjos, que ha rescindido su contrato con el Madrid

Esther Bengoechea
ESTHER BENGOECHEAPalencia

Y por fin llegó el día que todos los aficionados estaban esperando. El día en el que Felipe Dos Anjos vistiese la equipación de entrenamiento del Chocolates Trapa y se pusiera a las órdenes de Carles Marco en el parqué del Pabellón Municipal. Y ese día fue ayer. El pívot brasileño con nacionalidad española llegó a Palencia sobre las cuatro de la tarde y, una hora después, ya estaba entrenando con su club, con el Palencia Baloncesto.

Así, se pone punto y final al fichaje morado, que tanto ha dado que hablar y que tanto se ha hecho esperar. Rescindido ya su contrato con el Real Madrid, ficha un año por el Palencia Baloncesto para dar altura (2,18 metros) y envergadura al equipo de Marco. «Estoy contentísimo y muy ilusionado de estar aquí. Espero aportar lo máximo que pueda, ofrecer todas las virtudes que tengo. También espero poder dar victorias al equipo. Vengo aquí para tener un rol muy importante. Ojalá sea ese cinco que se espera y seguro que lo haré bastante bien. Yo estoy muy confiado en mi trabajo», señaló ayer al término del entrenamiento.

Dos Anjos llega para ayudar a Kevin Larsen con el juego interior del equipo morado. «Es un jugador buenísimo y que aprecio mucho. Espero ayudarle y que él también pueda ayudarme a mí. Tiene buenos movimientos en poste y creo que me va a venir muy bien para mejorar y para seguir creciendo como jugador», señaló Dos Anjos sobre su nuevo compañero, al que se enfrentó en las semifinales de la 'Final Four' la temporada anterior, defendiendo el danés la camiseta del Bilbao Basket, mientras que el brasileño hizo lo propio con la del Melilla.

Carles Marco:«Nos dará envergadura, altura, rebotes e intimidación»

El entrenador Carles Marco y Felipe Dos Anjos se reencontraron ayer y, además de entrenar, conversaron porque son viejos conocidos. Ambos compartieron vestuario hace tres temporadas en las filas del Oviedo Baloncesto, cuando el por aquel entonces Quesos Cerrato Palencia se midió a los asturianos en las semifinales del 'play-off'.

«Estamos muy contentos de tener pívot y además era una de las opciones que barajábamos desde el principio. Habríamos estado más contentos si hubiese venido un poco antes pero es lo que hay y creo que el club ha hecho una muy buena labor. Creo que hemos tenido la paciencia necesaria para esperar al mejor jugador posible», señaló ayer Carles Marco, contento por tener finalmente la plantilla al completo.

«Es diferente a Larsen, creo que es un jugador de bloqueo directo y continuación, que puede jugar en el poste. Nos va a dar envergadura, ser más grandes, rebotes, intimidación y una cosa básica, porque hasta ahora no teníamos todas las piezas y estábamos un poco coartados por los pocos jugadores que teníamos. Y ahora nos va a dar más margen para abrir y ser un equipo un poco más grande», señala Marco. «Ojalá esté ya para el domingo. A ver si podemos hacer buenos entrenamientos para que se vaya habituando pronto mientras le ayudamos en todo lo que podamos», afirma Carles Marco.

Por su parte, Dos Anjos se mostró muy satisfecho de la conversación que había mantenido con su entrenador a su llegada al Pabellón Municipal. «Me ha dicho que está aquí para todo lo que necesite en cancha y fuera de cancha, y que el equipo y él están ilusionados conmigo», señala.

Dos Anjos viene con ganas de jugar y de ganar, y ya piensa en la próxima jornada. «Ya he comenzado a entrenar con la dinámica del equipo, hemos hecho algunas jugadas y me veo en Palma dando el máximo y estando bien», señaló.

Sobre cómo jugar en su nuevo equipo, a las órdenes de Marco, él lo tiene claro. «Yo puedo acoplarme a este sistema de juego de jugones porque aunque mida 2,18, no soy el típico 2,18, yo no soy lento. Yo corro la cancha y puedo adaptarme a un juego de correr y de transición», señaló convencido Dos Anjos. La última incorporación completa por fin la plantilla del Chocolates Trapa para esta campaña.