Urko Otegui, a un encuentro de ser el jugador con más partidos en LEB Oro

Urko Otegui, en el 'play off' de la pasada temporada./Marta Moras
Urko Otegui, en el 'play off' de la pasada temporada. / Marta Moras

El ala pívot vasco, con 512 encuentros, reconoce que es un «orgullo» rebasar la cifra que ostenta Jorge García

Álvaro Muñoz
ÁLVARO MUÑOZPalencia

La LEB Oro ha hecho más grande a Urko Otegui. Y Urko Otegui ha hecho más grande a la LEB Oro. Así se puede resumir la vida deportiva del capitán del Chocolates Trapa en la categoría de plata del baloncesto nacional. Han pasado 16 años desde que el ala pívot donostiarra, con la camiseta del Menorca, debutara en la LEB Oro. Desde ese día, el jugador vasco ha ido perforando estadísticas a la par que sumaba títulos individuales y colectivos.

Sus cinco ascensos y sus tres Copas se aparcarán este viernes en el Pabellón Municipal de Deportes de Palencia, pues ese día, Urko superará a Jorge García como el jugador con más partidos en la LEB Oro (actualmente ha jugado 512 encuentros). «Esa cifra es sinónimo de mucho orgullo. Cuando empecé a jugar no me imaginé que llegase a ser profesional. Si a eso le añades alcanzar ese número de partidos y una carrera deportiva tan larga, es mucho más gratificante. Es un premio al trabajo realizado en estos años», señaló ayer ilusionado el jugador vasco, que a pesar de su edad, se encuentra en un buen estado de forma (la pasada jornada fue el MVP con 35 puntos de valoración). «Durante el año se tienen picos de buenos momentos. En los últimos partidos me estoy encontrando muy bien física y anímicamente. Pero lo más importante es que el equipo va ganando los enfrentamientos», prosiguió.

Partido emotivo

Un partido emotivo el que se vivirá este viernes en el pabellón palentino, aunque el gen ganador del ala pívot le obligará a pensar en sumar una nueva victoria desde el segundo uno. «Será un encuentro especial porque superaré el récord, pero solo pienso en ganar al Carramimbre. Es un partido complicado y bonito para el espectador. Para los jugadores también lo será porque es un derbi. Es un rival directo y están a una sola victoria. Solo pienso en dar lo mejor de mí para que el equipo gane», resumió el capitán del Chocolates Trapa, quien ha recobrado las sensaciones tras la lesión que arrastró en la segunda mitad de la temporada y que le sembró ciertas dudas sobre su futuro. «El año pasado, cuando me lesioné, al ser la más larga de mi carrera deportiva y perderme cuatro partido, me vine un poco abajo, sobre todo, porque no terminaba de encontrar mi forma después de tres jornadas disputadas. No me veía nada bien. Luego llegó el 'play off' y volví a recuperar sensaciones. Siempre hago una valoración al término de la temporada y me vi bien psicológicamente. Tenía ganas de seguir luchando por objetivos bonitos. La pretemporada, el verano y el arranque de liga están siendo positivos. Estoy contento de haber tomado la decisión de continuar», sentenció.

La retirada

Pero si en Palencia Urko ha acaparado muchos títulos individuales y colectivos, hay otro aspecto que se asoma por encima de los triunfos, la felicidad. «Desde que he llegado a Palencia estoy disfrutando como un niño pequeño, porque hemos ido consiguiendo los objetivos personales y colectivos. Hemos ganado la liga, dos copas... Tanto yo como le club hemos crecido de la mano y hemos conseguido cosas muy bonitas. Estoy disfrutando y el día que no pase eso por el físico o la cabeza, será cuando lo deje, apostilló el veterano jugador, quien, a pesar de los logros individuales, sigue apostando por un grupo que ha tenido un idílico arranque de competición. «No se puede poner ningún pero al inicio de temporada. Tan solo la derrota de Lleida, pero puede ser lógica después de la igualdad de la competición. Teníamos claro en pretemporada que queríamos empezar con buen pie y con resultados positivos. De momento, lo hemos conseguido. Estamos todos muy contentos», concluyó un Otegui que atesora hasta la fecha 10.700 minutos, más de 4.500 puntos, más de 2.500 rebotes y más de 5.800 puntos de valoración. Unos números que seguirán aumentando, porque aún queda mucho Urko Otegui.

 

Fotos

Vídeos