Toledo: «El año pasado tenía la sensación de que lo hacía bien, pero jugaba muy poco»

Carlos Toledo, en la residencia Escuela Castilla. /Antonio Quintero
Carlos Toledo, en la residencia Escuela Castilla. / Antonio Quintero

El jugador murciano espera asumir esta campaña un rol más importante en la estructura del equipo de Alejandro Martínez

Álvaro Muñoz
ÁLVARO MUÑOZPalencia

Con las pilas cargadas y con la ilusión renovada vuelve al Chocolates Trapa el alero murciano Carlos Toledo, que pretende hacer borrón y cuenta nueva tras una campaña a la sombra de jugadores como Grimau, Pino, Miso y Pressley. Todo eso ya no existe para Toledo, que se compromete con el conjunto palentino con la única intención de seguir progresando en su juego. Gran parte de culpa de su renovación la tiene su entrenador, Alejandro Martínez.

–¿Ha sido para usted la primera opción seguir en el Chocolates Trapa?

–Tenía varias opciones encima de la mesa, pero hablé con el entrenador (Alejandro Martínez) y consideramos que era la mejor opción para seguir creciendo. Deportivamente no lo dudé y además conozco el club y la ciudad. Sé que puedo crecer cómo jugador y mejorar.

–¿Hasta que punto ha influido esa charla con Martínez para seguir una temporada más?

–Cuando hablas con un entrenador y ese quiere que sigas en el proyecto, pues influye bastante. Tenemos la suerte de que nos conocemos ya los dos y siempre es mejor estar en un equipo, en el que no tengas que empezar de cero.

–En esa conversación con el entrenador, ¿le pudo asegurar que tendrá un rol más importante en la próxima campaña?

–Evidentemente un entrenador no puede asegurar nada antes de empezar la pretemporada, pero, en principio, este año tendré un rol más importante. Precisamente esto es lo que quería, tener más minutos que el año pasado, cuando terminó llegando Andrés Miso y era más difícil jugar. Este año tendré más importancia.

–Ese rol que, a priori, va a tener, ¿le da más respeto?

–Es un orgullo jugar en el Chocolates Trapa. Todo el mundo sabe que es uno de los equipos punteros de la LEB Oro y si a eso sumamos que seré más importante, pues mejor. No es lo mismo ser importante en un equipo como el Chocolates Trapa, que en otro conjunto.

–Entre los aficionados palentinos, usted dejó la temporada pasada la sensación de merecer más minutos...

–Al final, las cosas fueron así. Sí que tuve la sensación de que podía jugar más y que lo podía hacer mejor. Y esta temporada, al igual que la anterior, cuando salga a la pista iré a muerte por el bien del equipo. Es verdad que el año pasado tuve la sensación de que lo hacía bien y jugaba poco, aunque lo importante es que ganábamos y conseguimos alcanzar los 'play-off'.

–Su polivalencia (puede jugar de cuatro) es otro de sus puntos a favor...

–Si tengo que ayudar en el juego interior, estaré encantado. Puedo jugar en las dos posiciones y eso es bueno para el equipo. Me gusta esa posición, aunque lo importante siempre es ayudar al equipo.

–El verano pasado tuvo más problemas para encontrar equipo. Empezó la pretemporada con el Oviedo y a los pocos días firmó por el conjunto palentino. ¿Se agradece tener un mes de agosto tranquilo?

–Uno está más tranquilo cuando sabe en qué equipo va a jugar. El año pasado fue diferente. Había varias opciones y esperé un poco antes de tomar la decisión final. Al decidir pronto mi futuro, me puedo centrar en entrenar y empezar la pretemporada en óptimas condiciones.

–Esta temporada echará de menos a Sergi Pino, recientemente fichado por el Leyma Coruña...

–(Risas). Hay buena gente en la plantilla. Hay grandes fichajes españoles y jóvenes. Conozco a muchos de ellos y sé que vamos a generar un buen ambiente, aunque es cierto que echaré de menos a Sergi. Es un gran amigo.

–Precisamente la juventud será una de las señas de identidad del nuevo Chocolates Trapa...

–Como sabéis a Alejandro le gusta correr y un baloncesto más vistoso. Con la plantilla joven podremos aplicar eso, aunque ya lo pudimos ver tras su llegada el año pasado.

 

Fotos

Vídeos