LEB Oro

Sigue en directo el partido del Chocolates Trapa ante el Manresa

Garrido felicita a Ruffin tras una canasta del americano en el Pumarín. /Hugo Álvarez
Garrido felicita a Ruffin tras una canasta del americano en el Pumarín. / Hugo Álvarez

El equipo barcelonés presume de talento, veteranía y una gran liga regular

LÍA Z. LORENZO Palencia

El Chocolates Trapa Palencia ha sobrevivido a la historia que dice que los equipos no remontan un 2-0 y ahora se enfrenta a un reto mayor, plantarse en la final del 'play-off'. Pero para eso tiene que eliminar al ICL Manresa, uno de los favoritos para el ascenso que ha vivido momentos convulsos en las últimas semanas. Porque el club catalán decidió prescindir de Aleix Duran, su entrenador durante toda la temporada, a solo una semana de que empezara la serie ante el Leyma Coruña. Su sustituto fue Diego Ocampo, que ha entrenado esta temporada al Joventut, que apenas tuvo cinco días para preparar el primer partido que enfrentó al Manresa y al Leyma Coruña. Y en medio de esta marejada, una plantilla que combina juventud y veteranía, con jugadores que han disputado muchos partidos en la ACB. Nombres como Jordi Trías y Nacho Martínez han sido habituales de las grandes competiciones. «Vamos a una cancha muy complicada, que ha sido ACB durante mucho tiempo. Nosotros no tenemos nada que perder en estos dos partidos y vamos a tratar de hacer las cosas bien. Sus partidos en este 'play-off' han sido complicados, pero han remontado un 1-2 en contra. Atesoran mucha experiencia, con nombres como Nacho Martín y Jordi Trías. Además, cuentan con jugadores jóvenes y físicos que hacen un despliegue muy importante de energía, así que tendremos que esforzarnos para poder competir», destaca Alejandro Martínez antes de volar a Barcelona.

Por lo visto a lo largo de la liga regular, los lanzadores morados deberán asumir la responsabilidad para conseguir que la defensa local deje respirar a los hombres interiores. El rebote volverá a ser el elemento desestabilizador del partido y el equipo que lo domine conseguirá llevar el ritmo del partido. «Viajamos muy bien mentalmente, aunque físicamente un poco peor. Estamos bien, con ganas de seguir haciendo cosas importantes, aunque somos conscientes de la entidad del rival, de la experiencia que tienen», afirmaba Alejandro Martínez. Los morados deberán esforzarse mucho para superar su cansancio y jugar dos partidos en menos de 48 horas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos