KEVIN LARSEN | PÍVOT DEL CHOCOLATES TRAPA

«Me sentí muy bien sobre la pista, pero puedo hacerlo mejor y trabajaré para ello»

Larsen busca el pase ante la defensa de Hartwich, el viernes en el Pabellón./MARTA MORAS
Larsen busca el pase ante la defensa de Hartwich, el viernes en el Pabellón. / MARTA MORAS

El danés, que jugó en el primer encuentro en casa 32 minutos ante el Melilla, fue el mejor del partido con 20 puntos, 11 rebotes y 32 de valoración

Esther Bengoechea
ESTHER BENGOECHEAPalencia

Solo veinte minutos duró la alegría en el Pabellón Municipal. Justo la primera parte del partido hasta que el paso por los vestuarios revolucionó a los melillenses y dejó a los de Carles Marco sin poder de reacción. Y por eso las gradas se vaciaron antes del final del choque y por eso nadie quería mirar el luminoso, que concluyó con 69-81 en el estreno liguero de una temporada muy ilusionante. Pero, esto solo acaba de empezar y tropiezos los tiene cualquiera. Lo mejor, sin duda, del debut morado, el viernes, en el primer encuentro en casa, fue Kevin Larsen. El pívot danés firmó unos números para el recuerdo, con 20 puntos y 32 de valoración. Fue el mejor jugador del partido y aguantó 32 minutos en pista –Kacinas estuvo 37–, a falta de que llegue el último refuerzo de la plantilla.

Larsen cogió 11 de los 35 rebotes de los morados –frente a los 41 de los de Alejandro Alcoba–. Le echó una mano bajo el aro Kacinas, que atrapó 9. Concluida ya la primera jornada para el equipo morado donde el Breogán se ha puesto líder, seguido del Força Lleida y del Carramimbre Valladolid mientras que el Chocolates Trapa está decimoquinto, los aficionados palentinos esperan que llegue otro pívot cuanto antes, si es posible para disputar la próxima cita liguera, y que el vestuario comience a carburar como equipo y que vayan llegando las victorias.

«El equipo está triste después de perder ante el Melilla, pero solo es una derrota. Tenemos que seguir entrenando y trabajando duro porque la temporada es muy larga y esto acaba de comenzar», señala Kevin Larsen, al término del entrenamiento de ayer.

Buenas sensaciones

«En la primera mitad tuvimos buenas sensaciones, nos sentimos bien en la pista como equipo y funcionábamos, pero tras el descanso jugamos mucho más suave y más lento, menos conjuntados como equipo. Eso es lo que tenemos que mejorar para el siguiente partido», analiza.

Larsen fue crítico consigo mismo, a pesar de su gran actuación ante los de Alcoba. «Yo me sentí muy bien sobre la cancha ante el Melilla. Creo que lo puedo hacer mejor, no fallar tiros sencillos como los que fallé el otro día y voy a intentar mejorar», afirma. La buena sintonía de Larsen con Dani Rodríguez quedó evidenciada sobre el parqué y, también, la capacidad anotadora del danés.

El Chocolates Trapa tiene toda la semana para preparar el siguiente choque, que le llevará el domingo hasta Palma de Mallorca. «Es un gran rival, pero también tiene muchos jugadores nuevos que aún están trabajando para hacer equipo y creo que si trabajamos bien y jugamos a un buen nivel podemos ganarles allí», argumenta. Cierto es que el Melilla también traía una plantilla prácticamente nueva y hasta le faltaban dos jugadores para completarla.

Su primer partido oficial como local en el Chocolates Trapa no pudo concluir con un triunfo, pero Larsen mostró su admiración por el entregado público que nunca falla –como dice el eslogan de la temporada–. «Ya lo viví en el pasado como visitante. Creo que es una de las mejores aficiones de la liga, estoy muy contento con nuestro público», reconoce el pívot danés con una sonrisa.

El club espera que el nuevo pívot llegue a Palencia a finales de esta semana

La última incorporación del Chocolates Trapa Palencia, que tanto se resiste, podría estar al caer. Ya lo advirtió el entrenador Carles Marco hace unos días, que esperaba poder tenerle para la segunda jornada en sus filas. «Tenemos que intentar que a finales de esta misma semana llegue para comenzar a trabajar con nosotros. Es difícil que esté para el partido en Palma de Mallorca, porque el billete habría que sacarlo con cierta antelación, pero ya iremos viendo», señaló ayer el vicepresidente del Palencia Baloncesto, Fernando Martínez-Zulaica.

«Nosotros seguimos buscando un pívot, tenemos que buscar otro pívot», argumentó ayer, en referencia al posible fichaje de Felipe Dos Anjos por el Chocolates Trapa, que se está convirtiendo en la telenovela del verano. El pívot brasileño –con nacionalidad española– jugó 3 minutos la pasada jornada con el Real Madrid de EBA.

«Necesitamos un pívot que complemente a Kevin Larsen y que quizás sea más alto, más cinco, porque Kevin también puede jugar cerca de 4», concluyó Fernando Martínez-Zulaica.

Transcurrida solo una jornada y habiendo terminado con una derrota, Larsen no se atreve a pronosticar en qué posición terminará el equipo de Carles Marco. Solo tiene clara una cosa, lucharán por el ascenso. «Jugaremos el 'play off' al final de la temporada. No sé en qué posición terminaremos pero estoy 100% seguro de que jugaremos el 'play off'», afirma.

Sobre la eterna pregunta –que todo el mundo se hace– de cuándo aterrizará en Palencia el segundo pívot del equipo, sea Dos Anjos o el que finalmente quiera formar parte del vestuario morado, Kevin Larsen lo tiene claro. «Yo espero que llegue pronto otro pívot aquí para ayudar también al equipo. Pero hasta que llegue, yo puedo jugar perfectamente 32 minutos por partido porque me encanta el baloncesto», considera al valorar el primer partido en casa.