Baloncesto

La selección femenina, «a disfrutar» en el Mundial para repetir podio

La selección femenina de baloncesto, con el presidente de la FEB, Jorge Garbajosa. /FEB
La selección femenina de baloncesto, con el presidente de la FEB, Jorge Garbajosa. / FEB

«No podemos prometer medalla, pero sí que vamos a competir», proclama Lucas Mondelo, que ha diseñado «un plan B sin las lesionadas que sin querer ha hecho mejorar al equipo»

Amador Gómez
AMADOR GÓMEZMadrid

La selección femenina de baloncesto, «un equipo de leyenda», como lo califica su técnico, Lucas Mondelo, fue despedida este lunes en la sede de Endesa en Madrid antes de poner rumbo a Tenerife, donde a partir del día 22 afrontará el Mundial con el objetivo de disfrutar para repetir podio, algo que ha conseguido, desde hace un lustro, en todas las grandes competiciones internacionales. «La medalla es un final de camino. Este Mundial, en casa, es histórico, y quiero que cada día nos lo pasemos bien», sentenció la capitana de España, Laia Palau. «El objetivo no es una medalla, sino dar lo mejor de nosotras y competir a nuestro máximo nivel. Lo demás será consecuencia del trabajo», añadió Alba Torrens, duda para el Mundial a causa de una lesión, aunque el seleccionador espera contar con ella para el campeonato, al igual que con Silvia Domínguez, «que llegará al torneo», y con Laura Nicholls, a quien se ha reservado «por precaución».

«No podemos prometer medalla, pero sí que vamos a competir», proclamó Lucas Mondelo, que ya ha cumplido 100 partidos con la selección y está a sólo siete de firmar también el centenar de triunfos con la absoluta. «Llegar a 100 victorias (se incluirían los últimos amistosos, ya en Tenerife), significaría medalla, y vamos a intentar ir a por ellas». «Hay que llegar a cuartos, y si estamos entre los cuatros mejores del mundo, objetivo cumplido. A partir de ahí hay que ir a por chapa, aunque el camino nos lleva a un callejón sin salida en semifinales (contra Estados Unidos)», recordó Mondelo. «De todas maneras, yo confío en Trump, en que ponga aranceles al básket y no vengan al Mundial», bromeó el seleccionador. «No es Estados Unidos, que es imbatible, lo que nos preocupa, porque nuestro objetivo es ganarlo todo», apuntó Laia Palau, que precisamente este lunes cumplió 39 años e insistió en que «es importante disfrutar» con esta selección a la que considera «busque insignia del deporte femenino español».

Tampoco dice estar preocupado Lucas Mondelo por las lesionadas, ya que destaca que sin la participación de Torrens, Domínguez y Nicholls el resto de jugadoras «han dado un paso adelante». «Hemos diseñado un plan B y sin querer nos ha hecho mejorar». «Esto es un equipo, no una selección. Las patas de la mesa están ahí desde hace muchos años y tengo a 14 jugadoras (deberá descartar a dos) preparadas para todo», subraya el técnico catalán, que también recordó que España ya perdió antes por lesión a Sancho Lyttle, «y es como si te faltara Gasol, aunque Astou Ndour sigue progresando y va a ayudar mucho».

«Vais a afrontar un reto mayúsculo, pero habéis conseguido ilusionarnos a todos y ya habéis ganado. Ojalá consigáis un éxito, pero por vosotras», les dijo el presidente de la Federación Española de Baloncesto (FEB), Jorge Garbajosa, a las vigentes subcampeonas mundiales y olímpicas y campeonas de Europa. «Estamos metidos en una ola y vamos intentar alargar esta ola hasta las Olimpiadas (de Tokio 2020)», deseó Lucas Mondelo, que augura «un camino muy duro en el campeonato, de mucho desgaste (contra Japón, Puerto Rico y Bélgica en la primera fase), en el Mundial más disputado de los últimos diez años». «Vamos día a día, y esperemos que se recuperen dos pilares (Alba Torrens y Silvia Domínguez)», comentó Anna Cruz, con quien coincidió Marta Xargay: «Lo impotante es recuperar a las dos. En cuanto vuelvan va a ser más fácil, porque llevamos siete años jugando juntas. Este Mundial en casa es un premio y una recompensa y hay que disfrutarlo al máximo, porque no lo podré vivir nunca más».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos