LEB Oro

Los reyes de la la calle

Sergi Pino lanza en un 3x3 celebrado en Moscú. /El Norte
Sergi Pino lanza en un 3x3 celebrado en Moscú. / El Norte

Sergi Pino y Nacho Martín, pioneros del 3x3 español, se enfrentan en el partido entre el Palencia y el Manresa

LÍA Z.LORENZOPalencia

Harlem huele a comida sureña, gime con el gospel y jazz y bombea baloncesto. Allí está ‘Rucker Park’, la mítica pista donde se han forjado leyendas de la NBA y donde otras no se atreven a pisar durante la liga de verano. Tienen miedo de ser humillados por los habituales del cemento y las canastas oxidadas. Es el corazón del baloncesto callejero, el que inspira a la FIBA para crear sus Challengers que ahora conquistan Europa. Y entre los jugadores que participan en sus ligas de verano están Sergi Pino y Nacho Martín, que hoy se convierten en rivales. El barcelonés y el vallisoletano jugaron juntos este verano en Moscú y hoy se verán las caras en el vital duelo que enfrentará al Chocolates Trapa Palencia y al ICL Manresa.

Ambos empezaron a jugar muy pronto al 3x3 y lo convirtieron en su diversión los veranos. Y no saben muy bien si es porque son adictos al baloncesto o a la competición. «A las dos cosas creo yo», reconoce Martín, que ha vuelto a la competición tras una larguísima lesión de tobillo. «El 3x3 es mucho más duro, hay más golpes y las posesiones son mucho más rápidas. Allí da igual las posiciones, es menos encorsetado que el 5x5. Yo ya tengo equipo para este verano», reconoce Sergi Pino. Si algo tienen en común el vallisoletano y el barcelonés es que son duros, siempre están dispuestos a levantarse y seguir. Una cualidad muy importante dentro de la calle. Nacho aún sueña con jugar en ACB tras su lesión, mientras que Sergi, un jugador infatigable que ha pasado por todas las categorías, no descarta regresar a la liga nacional más importante tras su mala experiencia con Andorra.

El 3x3 acudirá a los Juegos de Tokio como deporte invitado, pero ninguno de los dos tiene dudas sobre su éxito. «Va a triunfar seguro y se va a convertir en una de las citas olímpicas imprescindibles», asegura Nacho Martín. Sergi apoya al vallisoletano con una frase muy concisa: «el que lo juega se engancha».

Ellos son pioneros de este deporte en España, que como siempre llega un poco tarde a la explosión que ha sufrido el 3x3 en los últimos años. «Ya hay gente que está viviendo de este deporte. Son los que más torneos ganan, como los serbios, los eslovenos o los rusos. Creo que, además, va a tener un crecimiento espectacular tras Tokio», destaca Sergi Pino. La Federación Catalana sí que ha visto el potencial de esta actividad y este verano habrá diversos torneos en la comunidad catalana y una gran final que se celebrará en Barcelona. «Ahora mismo no es una salida para los jugadores jóvenes, pero si los circuitos siguen creciendo, puede serlo en una década», puntualiza Nacho Martín. «La gente que competimos en LEB y ACB podemos compatibilizarlo. Y cuando dejemos el 5x5 se puede seguir jugando y tener otro trabajo. La edad importa menos en el 3x3», indica Sergi Pino. Una buena noticia para los jugadores españoles, que cada vez tienen más complicado llegar a la ACB.

Las grandes marcas han olido la posibilidad de que el 3x3 estallé al igual que lo hizo el vóley playa y ya patrocinan equipos y grandes eventos. «Red Bull, Nike o adidas ya están metidos de lleno en este mundo porque saben que pueden sacar rendimiento económico», explica el vallisoletano.

Los dos compañeros del 3x3 viven momentos muy diferentes. Pino reconoce que no está dando su mejor versión, mientras que Martín ha dejado con la boca abierta a todos los aficionados al meter 30 puntos ante el TAU Castelló.

«Me encanta jugar en la pista y en la calle, pero es verdad que el rollo del 3x3 es diferente. Nosotros jugamos para que la gente disfrute, lo que los americanos llaman ‘show time’. Me gusta divertirme y que la gente se divierta. A veces, el baloncesto de pista está demasiado encorsetado por las pizarras. Parece que si te ríes no estás concentrado», confirma el catalán. «Baloncesto es baloncesto, todo tiene la esencia. Yo tengo suerte porque el 5x5 es mi trabajo y el 3x3 me sirve para no desconectar en verano», relata Martín.

Desde luego, con dos equipos creados para jugar el ‘play off’ de ascenso, Sergi y Nacho no pueden ahora apartar la mente de la pista y de la liga LEB Oro.

«Con la incorporación de Nacho, Manresa se convierte en uno de los equipos a batir. Además han fichado a Trías, por lo que tienen un juego interior muy potente. Creo que tenemos que ir a jugar y disfrutar. Debemos robar en defensa y correr, porque nos lo pasamos mejor. Nos falta ser más equipo cuando las cosas se ponen mal, olvidarnos de las individualidades», reflexiona Pino. Mientras en Palencia no acaban de desaparecer las dudas sobre el juego, el Manresa vive un momento dulce, enganchados a la fuerza de Nacho Martín. «Tengo muy buenas sensaciones y el equipo está en un gran momento, pero quedan muchas cosas por hacer todavía», puntualiza el vallisoletano.

Hoy los dos se verán las caras en la pista, con los sistemas de sus entrenadores y con su papel bien definido. En verano todo será diferente. Entonces llegará el juego libre, el contacto, los recuerdos de Harlem para conquistar la calle.