«No podemos pensar en lo que hemos hecho, sino en lo que tenemos que hacer»

El entrenador Carles Marco, durante uno de los partidos de esta temporada./Antonio Quintero
El entrenador Carles Marco, durante uno de los partidos de esta temporada. / Antonio Quintero

El técnico morado hace balance de la temporada y se prepara ya para los dos primeros encuentros del 'play-off' frente al Retabet Bilbao

JESÚS GARCÍA-PRIETOPalencia

El Chocolates Trapa conoció el viernes, después de la derrota en Granada, el adversario con el que se disputará la fase de ascenso tras una liga regular que se tornó en irregular tras los vaivenes del equipo. El temido Retabet Bilbao de Álex Mumbrú, rival que nadie quería, será el equipo que se mida a la plantilla morada con el factor cancha a favor en los dos primeros encuentros de la eliminatoria el viernes y el domingo. El técnico del conjunto palentino, Carles Marco, mira ya a los encuentros decisivos para conseguir el ascenso.

–Después de la última derrota en Granada. ¿Qué balance hace de la liga regular?

–Ha sido una temporada irregular. Esa ha sido la tónica general esta campaña. El equipo no ha jugado bien, de hecho hemos jugado peor en casa que fuera. Apesar de conseguir una victoria más que el año pasado, hemos quedado novenos, en vez de séptimos. La clasificación te pone donde te mereces. Hay que encarar el 'play-off' de la mejor manera posible. Es el séptimo año que el Chocolates Trapa consigue clasificarse para la fase de ascenso.

–Tras una derrota, el estado anímico suele pasar factura de cara al siguiente partido. ¿Qué sensaciones hay en el vestuario de cara a este nuevo 'play-off'?

–Espero que no pase factura. Hemos descansado el fin de semana. Confío en que estén muy motivados. Para muchos será la primera vez que jueguen una fase de ascenso y otros son ya veteranos en estas lindes. Solo juegan ocho equipos y nosotros estamos ya dentro. No hay que pensar en lo que hemos hecho, sino en lo que tenemos que hacer.

–Mumbrú la semana pasada destacó que para ellos el rival más duro era Palma. ¿Cree que puede ser por quitarse presión de cara a los encuentros que tienen que disputar?

–De los posibles cabezas de serie, creo que ha habido mucha igualdad durante todo el año . Precisamente de esos equipos hay dos a los que no hemos ganado en la primera y en la segunda vuelta y sí que lo hemos hecho frente al Bilbao y al Oviedo. Hay equipos que se te dan mejor y otros que se te dan peor. Tenemos que mejorar anímicamente y que cada uno sepamos lo hay que hacer.

–El ritmo de competición cambia completamente de liga regular a 'play-off'...

–El ritmo será diferente, creo que tenemos que dar un paso más en cuanto a intensidad. Prepararemos lo mejor que podamos el primer partido y luego ya pensaremos en el segundo. Solo 36 horas separan un partido de otro. Estamos a comienzos de semana, todavía tenemos tiempo de preparar los encuentros y de mejorar como equipo.

–Los dos primeros partidos se disputarán en el Bilbao Arena. ¿Cree que el factor cancha puede incidir en el resultado final?

–El factor cancha siempre influye. Es precioso jugar en Miribilla con 8.000 aficionados y tiene que ser para nosotros una motivación extra, ya que para ellos lo es. Espero que al volver a Palencia tengamos la fortuna de poder resarcirnos de las últimas derrotas en casa con nuestra afición, que también es importante, casi 5.000 personas. Pero además confiamos que nos puedan acompañar muchos palentinos en tierras vascas.

–En la temporada 2008-2009, participó en la fase de ascenso con el Burgos como jugador que precisamente acabó noveno. ¿Qué recuerdos conserva y cómo ve el cambio de jugar a entrenar?

–Lo recuerdo perfectamente, fue a tres partidos. Jugamos el primero en casa y los dos siguientes fuera. Además recuerdo que tuve que jugar lesionado. Es muy diferente, ojalá tuviese veinte años menos para poder jugar un 'play-off'.