El Palencia, a deshacer la igualdad

Milenko Veljkovic, ante la mirada de sus compañeros, intenta encestar el balón en el entrenamiento de ayer del Chocolates Trapa en el Pabellón Muncipal./Marta Moras
Milenko Veljkovic, ante la mirada de sus compañeros, intenta encestar el balón en el entrenamiento de ayer del Chocolates Trapa en el Pabellón Muncipal. / Marta Moras

El Chocolates Trapa buscará hoy en casa la victoria en el tercer partido de la eliminatoria

JESÚS GARCÍA-PRIETOPalencia

Que el 'play-off' es otra cosa es algo que se han encargado de demostrar no solo los técnicos, sino también los jugadores en los primeros encuentros disputados. El Chocolates Trapa, que antes de la eliminatoria llegaba como el rival más débil, se ha rehecho tras el segundo encuentro y ahora cuenta con la cancha y con el público a su favor. Una semana que se ha tornado difícil tras conocer que la final a cuatro se disputará en Bilbao, lo que ha supuesto perspicacias entre los aficionados morados.

El equipo de Carles Marco no quiere jugar con la presión en contra y llega al choque con muchas ganas de enfrentarse a los vascos. «Llevamos toda la semana deseando que llegue el encuentro. Estamos contentos de poder disfrutar de los partidos en casa. Jugaremos de la mejor manera posible, aunque es muy difícil ganar tres partidos seguidos al Bilbao, pero lo vamos a intentar. Queremos darlo todo y mostrar muy buenas sensaciones, luego ya pensaremos en lo que venga. Como hicimos en Bilbao, nos toca pensar en el primer partido y, cuando se acabe el encuentro, descansaremos y nos centraremos en el segundo. No podemos pensar de otra manera», aseguró el técnico morado antes del encuentro de hoy frente al Bilbao.

La intención de los de Mumbrú era la de llegar con los deberes hechos a estas alturas de la eliminatoria, pero el Chocolates Trapa ha sacado a relucir su potencial. «No nos ha sorprendido que no se apostase por nosotros en la eliminatoria. Como dijimos anteriormente, la Liga te pone donde te mereces y el Chocolates Trapa al final acabó noveno. No supimos hacerlo mejor, aunque es cierto que la competición ha estado muy igualada. Es lógico que las apuestas no estuviesen con nosotros y que se comentase que era una eliminatoria muy desigual. Pero todo esto también nos ha servido para que nosotros a nivel interno podamos cambiar lo que piensa la gente y que sea todo un reto. Estos rumores tienen que servir para motivarnos y no para todo lo contrario», añadió Marco, que respecto al partido de esta noche sigue apuntando a la mejora del juego morado. «Los dos equipos estamos preparando muchas cosas para estos partidos. No sé si el Bilbao planteará un partido diferente. Nosotros tenemos que mejorar las cosas que estamos haciendo mal y seguir con lo que estamos haciendo bien. Cada partido es un mundo, ninguno es igual que el anterior y nosotros no vamos a cambiar nuestra filosofía», señaló el entrenador catalán.

La peña Basket Morao convocó esta semana a los aficionados a una quedada dos horas antes del partido para acompañar al equipo en el tramo más decisivo de toda la temporada, una iniciativa muy acertada para el técnico morado. «Es muy importante el apoyo del público palentino y esta es una muy buena idea. Esperamos que sirva para que haya toda la tensión posible, pero controlando las emociones. Creo que jugaremos mejor que durante la Liga regular en casa y seguro que en los peores momentos del partido, podremos minimizarlos gracias a la afición. Confío en que los momentos malos duren poco», afirmó Marco.

Esta semana se ha hablado mucho de las quejas por parte del Retabet Bilbao del juego duro del equipo morado en el segundo partido. Desde el Chocolates Trapa no quieren entrar en polémicas que puedan desviar la atención de lo que realmente importa, la victoria del equipo en los dos encuentros de este fin de semana. «No queremos entrar en esto y cada uno intenta hacer lo que mejor sabe para ganar los partidos. El nivel de la Liga no tiene nada que ver y nosotros, si queremos competir como lo hemos hecho en el último encuentro, tenemos que igualar su fondo de armario. No creo que hayamos estado especialmente duros, seguramente todo lo contrario. Ellos por su capacidad, filosofía y plantilla, juegan a un ritmo muy alto. Los primeros minutos de los dos partidos nos han sacado prácticamente del campo y no visualizo otra cosa que no sea esa en el tercer partido. Tenemos que intentar estar a la altura. No creo que tengamos jugadores para ser muy duros. Ni Alejandro Martínez ni yo nos caracterizamos por la dureza en nuestros planteamientos. La serie, como todas, tiene su carga emocional, de tensión y de tener un punto más físico», concluyó el técnico queriendo quitar importancia a la situación.

Uno de los mejores jugadores del Palencia en el primer partido de la eliminatoria fue Calvin Hermanson, que anotó 20 puntos. «Me encuentro muy bien y con muchas ganas de afrontar estos dos choques. Creo que podemos conseguir una victoria. Los dos partidos son muy importantes y tenemos que jugarlos bien como ya hicimos allí», destacó Hermanson, que habló también de su adaptación al país. «Estoy muy bien en Palencia. Este año estoy muy concentrado con el equipo y el año que viene ya veremos lo que ocurre», finalizó el norteamericano, que junto con el resto de sus compañeros se encuentra concentrado para la primera de las dos finales que el equipo morado tiene por delante este fin de semana.