Otegui será eterno en Palencia

Urko Otegui, emocionado en su despedida. / Antonio Quintero

El jugador vasco, que pondrá rumbo a Menorca se despidió de la afición palentina en un emotivo evento, en el que se hizo repaso por su trayectoria en el equipo morado

JESÚS GARCÍA-PRIETOPalencia

Emoción, lágrimas y aplausos. Así fue la despedida del gran capitán del Palencia Baloncesto. Urko Otegui se despedía del equipo arropado por los aficionados que siempre le han apoyado durante todos estos años. Se va un emblema del equipo morado que ha hecho los mejores números de la historia del equipo y de la categoría. El equipo decidió cambiar la habitual sala de prensa por la cancha del pabellón para dar cabida a cuantos aficionados quisiesen despedirse del eterno capitán.

Más de un centenar de seguidores del Palencia Baloncesto quisieron acompañar a Otegui en su marcha. «Quería comunicaros que después de estos siete años, ha llegado el momento de decir adiós. Es una decisión difícil que me ha costado mucho tomar. Pero este momento tenía que llegar. Han sido siete años en los que hemos crecido juntos y en los que hemos conseguido cosas muy importantes como las dos Copas y la Liga. Estoy convencido de que el club seguirá trabajando para llevar al equipo a lo más alto», comenzó Otegui el discurso de despedida que se tornó en lágrimas al agradecer al club y a la familia deportiva formada durante estos años en la ciudad.

Con la voz entrecortada el ya exjugador del equipo morado fue ovacionado por el público asistente que se emocionó al ver al ala pívot vasco llorando. «Para acabar quiero decirle a mi querida afición y a la peña Basket Morao que por encima de cualquier título, creo que el mayor reconocimiento para mi como deportista es el cariño, el respeto y la admiración que uno recibe, y en este sentido me voy pleno. ¡Vamos mi Palencia! ¡Vamos campeón!», concluyó Urko Otegui que de nuevo volvió a recibir el aplauso del público durante un minuto.

Tras el capitán, el acto continuó con las palabras del presidente del club, Gonzalo Ibáñez que quiso agradecer al jugador, su compromiso con el equipo durante todos estos años. «En el año 2000, decidimos competir en una categoría nacional como la Liga EBA, y nos fuimos, como se hacía entonces, a buscar los jugadores a Valladolid, para vincularnos y que nos pudiesen ayudar en nuestros inicios. Uno de esos jugadores que creció con nosotros fue Urko, que nos ayudó a despegar» recordó Ibáñez que no olvidó el compromiso del jugador vasco con el equipo. «Nos volvimos a encontrar hace siete años, con el despegue del equipo en la Liga LEB Oro. Sin la ayuda de Urko Otegui, hubiese sido imposible afianzarnos en la categoría. Pero a parte del tema deportivo, Urko siempre se ha comprometido con la afición, con la ciudad y con sus compañeros. No podemos echar en falta ese valor añadido, que para nuestro club es importantísimo. Muchas gracias por todo y 'eskerrik asko'», concluyó el presidente del equipo.

Finalmente también quiso dirigirse al exjugador morado, el vicepresidente del club, Fernando Martínez-Zulaica que quiso recalcar que la decisión de Otegui ha sido meditada y pensada durante mucho tiempo. «Le ha tenido que costar porque yo he sido partícipe en alguna conversación de cuando se va o no se va. Él siempre ha tenido muy claro que no era su decisión solo, sino que era lo mejor para su familia. Urko, es una persona trabajadora que se esfuerza y hace su trabajo. Siempre ha sido fiel y comprometido con el proyecto en el que está y si esos valores los lleva con él allá donde vaya, triunfará como ya lo ha hecho en Palencia», destacó el vicepresidente Martínez-Zulaica.

Urko Otegui, pondrá rumbo a Menorca donde jugará la próxima temporada disputando los partidos en una categoría inferior como la LEBPlata, pero con la misma ilusión y ganas con las que jugó en el Palencia Baloncesto. La decisión de su marcha la sopesó durante toda la temporada. «Al final le vas dando vueltas. Unos días juegas mal y otros bien, llegas al 'play-off', donde nadie pensó que forzaríamos el quinto partido. Después de la fase de ascenso tomé mi tiempo, lo decidí yo y lo expuse con la directiva. Entre todos decidimos que lo mejor era la decisión que he tomado», afirmó Urko Otegui.

En cuanto a una posible vuelta por tierras palentinas una vez haya acabado su trayectoria como jugador, Otegui no lo tenía claro. «Ahora mismo no me lo he planteado. Llevo tres meses dándole vueltas a la decisión. No ha sido fácil y ahora mismo me voy a embarcar en otro proyecto que me ilusiona en Menorca, pero no cierro las puertas porque nunca sabes lo que te pude deparar el futuro, pero ahora mismo estoy en otra situación», señaló Otegui que como peor recuerdo de su estancia en el Palencia Baloncesto se lleva el no haber podido jugar en ACB con el equipo tras haber conseguido el ascenso en la cancha hace unos años. «Lo dije al principio del año. Mi sueño era dejar al equipo en la ACB, pero es complicado. Es una pena que aquel año que lo conseguimos no pudiésemos jugar pero creo que las exigencias eran para no aceptarlas y el club tomó una buena decisión. Estoy convencido de que se va a seguir trabajando y al final entre los aficionados y el club, lo conseguirán y pondrán a Palencia donde se merece», concluyó.

La peña Basket Morao quiso hacer entrega al jugador de un obsequio señalando que desde la próxima temporada el trofeo que premia al mejor jugador de la campaña pasará a denominarse 'Trofeo Urko Otegui', en señal de homenaje y como respeto al jugador, que aplaudió el gesto de la peña.

Un adiós entre lágrimas por todo lo que el jugador aportó al equipo durante casi diez años de buen baloncesto, creciendo a la vez que lo hacía el Palencia Baloncesto en la categoría, que desde hoy se queda un poco huérfano por la marcha de uno de sus pilares fundamentales durante estos años.

El club retirará la camiseta con el número 10 de Urko

Como ya ocurriese con jugadores que hoy en día son considerados leyenda del deporte de la canasta, como Pippen o Jordan en los Chicago Bulls de la NBA y salvando las distancias, el Palencia Baloncesto decidió retirar la camiseta del jugador más importante e influyente que ha tenido a lo largo de toda su historia. Desde la próxima temporada el número 10 que lució Otegui en el equipo colegial, se retirará y formará parte del Olimpo del club, de los jugadores que forman parte de la leyenda en el equipo. «En la primera fecha disponible para Urko y el club, colgaremos la camiseta y haremos un evento especial con el jugador y podrá recibir el cariño de todos los palentinos», concluyó el presidente del Palencia Baloncesto Gonzalo Ibáñez al final del acto de despedida del eterno capitán, Urko Otegui.