Despedida

El último baile de Wade

Wade, durante su último partido como local en la NBA./Afp
Wade, durante su último partido como local en la NBA. / Afp

El protagonista de la etapa más gloriosa de los Miami Heat jugó su último partido ante su afición con sabor agridulce por no clasificarse para los 'playoffs' en su temporada final en la NBA

NACHO CABALLEROMadrid

«Hayan sido buenas o malas, estoy en este punto porque he hecho las cosas como he creído mejor para mí y para mi familia. Por ello, ahora creo que lo correcto es pediros que os unaís conmigo para un último baile; una última temporada«. Estas fueron las palabras de Dwayne Wade en septiembre del año pasado, anter de comenzar la actual temporada, para anunciar su retiro de las pistas al término de la misma.

Elegido en la posición número cinco del draft de 2003 y procedente de la universidad de Marquette, su llegada a la NBA es sinónimo de gloria para los Miami Heat, una franquicia que desde su ingreso en la liga norteamericana en la temporada 88-89 y hasta la llegada del escolta, su máximo triunfo había sido llegar hasta las finales de Conferencia del año 97, expulsados de la post-temporada por los Chicago Bulls de Michael Jordan en la etapa de su segundo 'three-peat'.

LeBron James y Carmelo Anthony, compañeros de una de las mejores clases del draft de la historia de la NBA, fueron los únicos que le hicieron sombra durante su temprana etapa. A pesar de ello, en Miami vieron un diamante en bruto y decidieron apostar fuerte por su joven estrella trayendo a Shaquille O'Neal desde Los Ángeles y construir un tándem para tener opciones de ganar el título. Su impacto fue tal que ni uno de los jugadores más dominantes de la historia de la competición fue capaz de eclipsar al número '3' de los Heat.

Tardó solamente tres temporadas en sobrepasar las expectativas puestas en él, ganando el anillo en 2006, justo ante otras de las figuras más destacadas en la historia reciente de la NBA, y que también se retira este curso: Dirk Nowitzki.

Wade hizo una de las actuaciones más memorables que se recuerdan en unas finales de la NBA, echándose el equipo a la espalda y remontando un 2-0 inicial a favor de los Dallas Mavericks. La serie acabaría con un 4-2 final, a favor del equipo de Miami, y con Wade nombrado como 'MVP' de las finales promediando 34,7 puntos y 7,8 rebotes. Para poner en contexto aquella actuación, 'Shaq' quedó reducido a un segundo plano, y no fue ni el segundo máximo anotador del equipo (13,7).

Llegan LeBron y Bosh. El 'Big Three'

Tras el primer anillo en la historia de la franquicia, llegaba una etapa de fracasos en los 'playoffs'. El equipo no fue capaz de superar la primera ronda en las cuatro temporadas siguientes. En verano de 2010, Wade acababa contrato con los Heat, y todo hacía presenciar que si no se volvía a la senda del triunfo, el escolta prefería tomar un rumbo distinto en su carrera deportiva.

Más información

Nada de eso ocurrió, al contrario, llegaron a Miami dos de los mejores jugadores de la liga: LeBron James y Chris Bosh. Los tres habían conversado durante la agencia libre para conformar uno de los tríos más imparables y con más talento de la historia del baloncesto, y finalmente se conformó. Wade renovó con los Heat y nació el primer 'Big Three' de la NBA.

Con tales nombres, las expectativas no eran menos que ganar el anillo cada año. LeBron decía aquella frase que ha quedado ya para el recuerdo en la presentación de los tres: «Ni uno, ni dos, ni tres, ni cuatro, ni cinco, ni seis, ni siete...», en referencia al número de anillos que ganarían juntos en la franquicia del este. Finalmente se quedaron en dos, tras los batacazos del primer curso juntos y el último.

13 veces All-Star, ocho veces elegido para alguno de los mejores quintetos de la NBA, tres anillos y dos bronces y un oro con la selección estadounidense. Sus 23.140 puntos le colocan como el 30º máximo anotador de la historia

Durante esta etapa, Wade decidió ejercer de líder, dar un paso atrás de los focos y cederle todo el protagonismo a LeBron James, siempre con la mentalidad de ganar, no de destacar.

Con su misión cumplida, en 2014, LeBron decidía volver a Cleveland para intentar ganar un título para su ciudad, su principal objetivo deportivo de su carrera. Wade y Bosh seguirían en Miami, hasta que el segundo tuvo que retirarse debido a un coágulo de sangre.

Fichaje por Chicago, y etapa final

Sin una estructrua sólida con la que aspirar al título, tres anillos en el bolsillo y 35 años, Wade decidió darse un capricho y jugar una temporada en su ciudad natal, Chicago.

Tras una campaña muy destacable a pesar de su edad, decidió volver a unir fuerzas con su gran amigo LeBron en Cleveland para derrotar a los Warriors. El experimento falló, y tras 49 partidos, los Cavaliers desmontaron media plantilla y cortaron al veterano jugador para que volviera a la franquicia de su vida.

Wade se retira como el mejor jugador de la historia de los Miami Heat. Termina su carrera como el líder en partidos jugados, minutos disputados, tiros de campo anotados, asistencias, robos y puntos totales.

En su campaña final en la competición, los Miami Heat no han sido capaces de clasificarse para los 'playoffs', dándole a Wade una despedida un poco agridulce. El '3' exprimió lo mejor de sí mismo en su último encuentro disputado en el AmericAirlines Arena y se despidió dejando algunos de sus movimientos más clásicos durante su carrera deportiva.

Un bailarín en la NBA

13 veces All-Star, ocho veces elegido para alguno de los mejores quintetos de la NBA, tres anillos y dos bronces y un oro con la selección estadounidense. Sus 23.140 puntos le colocan como el 30º máximo anotador de la historia, y se retira con unos promedios de 22 puntos, 5,4 asistencias y 4,7 rebotes en 1053 partidos jugados. Estos números, solo los tienen otros 11 jugadores en la historia de la liga aparte de él.

Su estilo de juego, rápido, ágil, atlético y muy plástico, recordarán siempre al bailarín sobre las pistas de la NBA que fue. No pudo usar mejor lema para su última campaña como profesional: «Lo correcto es pediros que os unaís conmigo para un último baile». Aunque para otros mucho fue mucho más que un jugador de baloncesto...

Temas

Nba