Naufragio del Chocolates Trapa Palencia en Mallorca

Petar Aranitovic protege el balón ante Barber./LOF
Petar Aranitovic protege el balón ante Barber. / LOF

Los de Carles Marco se complican el factor cancha en el 'play off' y pierden el 'average' contra un rival directo

OPTAPalma de Mallorca

Ya avisaba Carles Marco del potencial de Fran Guerra en la previa del partido. Y no falló. El pívot canario sacó a relucir todo su potencial y lideró el triunfo de su equipo ante un Chocolates Trapa Palencia que estuvo desaparecido durante treinta minutos. Luego despertó, pero ya era tarde. Los morados sumaron ayer su segunda derrota consecutiva tras caer ante el Iberojet Palma (que ya ganó en la ida) en un encuentro en el que los de Carles Marco fueron por delante en el luminoso hasta el minuto 13. A partir de ahí, los locales reajustaron su defensa y mejoraron sus prestaciones ofensivas para acabar pasando por encima del equipo palentino, que de ahí al final no encontró nunca el camino.

82 Iberojet Palma

Bivia (14), Gilbert (15), Hernández (14), Ucles (3), Guerra (14) -quinteto inicial- Gluditis (3), Idris (-), Quintela (4), Barac (12), Barber (3).

70 Chocolates Trapa Palencia

Sanz (4), Urko (12), Gustys (5), Hermanson (13), Vasturia (11) - quinteto inicial- Aranitovic (8), Grimau (4), Kone (-), Omeragic (-), Cvetinovic (11), Veljkovic (2).

Parciales:
25-27, 24-13, 25-14, 8-16.
Árbitros:
Zafra Guerra, Muñoz García y Domingo Vilalta.

Tras un parcial inicial de 0-4, el encuentro se igualaba, Palma reaccionaba tras dos minutos en los que le costó entrar en el partido y le daba la vuelta al marcador (5-4). Pero el Chocolates Trapa siguió firme en su propósito, con un juego rápido y con mucho acierto bajo los aros, tanto en ataque como a la hora de rebotear, lo que le permitió volver a adelantarse pronto e incluso adquirir una renta de siete puntos cuando aún faltaban más de cinco minutos para el final del primer cuarto (9-16).

Paraba el tiempo el técnico local. A la vuelta, Otegui elevaba la renta visitante hasta los 9 puntos (9-18), pero poco a poco Iberojet Palma conseguía frenar el juego ofensivo de su rival para ir recortando diferencias en el luminoso, sobre todo gracias al acierto de Hernández y a los tiros libres que forzaron y no desaprovecharon (21-23, minuto 9). Conseguía pese a todo el conjunto morado mantenerse por delante en el luminoso hasta el final del primer cuarto (25-27). El acierto en el tiro exterior permitía a los palentinos mantenerse por delante en el marcador y un triple de Hermanson al inicio del segundo cuarto colocaba el 25-30. Y mientras, Palma seguía presionando, buscando las personales y aprovechando sus tiros libres para mantener la igualdad en el electrónico (30-32, minuto 12).

Al final, sin embargo, Palma encontró la manera de secar el juego exterior de los visitantes y Palencia no encontró alternativa. Los morados estuvieron dos minutos y medio sin anotar. Y mientras, Hernández y Barac le daban la vuelta al marcador (37-34, minuto 14). No conseguía el Chocolates Trapa sacudirse la presión del rival y de ahí al descanso Iberojet Palma iba poco a poco ampliando su renta hasta los nueve puntos (49-40). No mejoraron las cosas para los morados en el inicio del tercer cuarto. Palma controlaba ahora el rebote y dejaba sin segundas opciones a un rival ahogado por la presión defensiva de los mallorquines, que fallaban mucho bajo el aro. Y por si eso fuese poco, los locales se mostraban ahora muy acertados en el tiro exterior y, con tres triples en la primera mitad del tercer cuarto, conseguían elevar su renta hasta los 14 puntos (64-50).

Intentaba Carles Marco que su equipo reaccionase, pero al final se veía obligado a pedir tiempo muerto a falta de más de tres minutos para el final del cuarto (66-52). Pero el Chocolates Trapa seguía sin encontrar el camino del aro contrario y Palma, cada vez más seguro y confiado, ampliaba su renta para entrar en el cuarto decisivo con 20 puntos de ventaja y el encuentro prácticamente visto para sentencia (74-54).

El último periodo ya no tuvo historia. Palencia intentó por todos los medios meterse en el partido, pero Palma defendía con mucho orden e intensidad y apenas hacía concesiones a un rival obligado a arriesgar para intentar, al menos, maquillar el resultado final. Consiguió ese pequeño objetivo el conjunto palentino, que frenó los ataques del rival y dejó el marcador final en 70-82.

Los morados viajan hoy de vuelta a Palencia y mañana entrenarán ya en el Pabellón Mariano Haro, al estar el Municipal de Deportes ocupado por la selección femenina de balonmano. Tan solo dos días de entrenamientos para jugar el domingo en casa contra Prat.