LEB Oro

Ilusionante comienzo del Chocolates Trapa

Aitor Zubizarreta dirige al equipo ante el Oviedo. /Álex Piña
Aitor Zubizarreta dirige al equipo ante el Oviedo. / Álex Piña

Los de Alejandro Martínez dejan destellos de la calidad de su plantilla ante un Oviedo todavía en construcción

HUGO VELASCO Oviedo
66 Oviedo

Meana (6), Bouzán (7), Geks (10), Arteaga (20), Rosa (-), -quinteto inicial- Rodríguez (2), Van Zegeren (6) y Pérez (10), Jakstas (5).

103 Chocolates Trapa Palencia

Zubizarreta (4), Vasturia (8), Toledo (2), Cvetinovic (14), Gustys (10), -quinteto inicial- Grimau (12), Kone (15), Sanz (11), Caballero (-), Otegui (6), Omeragic (6), Hermanson (15).

El Chocolates Trapa se desató en su estreno en la pretemporada. Los de Alejandro Martínez exhibieron su músculo y mostraron que si pueden correr y hacer transiciones rápidas van a ser letales. Por su parte, la puesta de largo del Liberbank Oviedo Baloncesto y de Javi Rodríguez como nuevo máximo dirigente del banquillo azul no fue todo lo bien que se podía esperar.

Los ovetenses se presentaron al partido con la baja de cuatro de sus jugadores, Fran Cárdenas, que prosigue con el proceso de recuperación de su lesión, Roope Ahonen, quien aquejaba molestias en el tendón de Aquiles, el canterano Edu Lada con unas dolencias en la rodilla izquierda, y el finés Matti Nuutinen, concentrado con su selección, Rodríguez tuvo que realizar variaciones en su esquema.

Con este gran inconveniente, los ovetenses tuvieron que medirse a un Palencia que también hacía su debut en pretemporada en Oviedo, aunque Alejandro Martínez partía con la ventaja de disponer de todos sus jugadores. Ya desde los primeros compases del partido se despejó toda posibilidad de un duelo de igualdad, ya que los palentinos, aprovechándose de una plantilla más veterana y con experiencia, tomaron rápidamente una renta en el electrónico. El primer cuarto se cerró con una ventaja de catorce puntos (11-25).

Mientras que desde los banquillos se seguían realizando pruebas con los posibles esquemas de juegos, sobre la pista se veía un encuentro típico de pretemporada, con ciertas imprecisiones propias de la premura de la campaña. Aun así se pudieron ver varios destellos de talento como los que dejó el último fichaje de los ovetenses, Joey van Zegeren, quien al descanso ya sumaba cuatro puntos en su casillero.

Un ecuador del partido en el que el Palencia vencía por dieciocho puntos (29-47), con Moussa Kone como referente ofensivo gracias a su trabajo en el poste bajo, lo que le valió para ser al final del choque el máximo anotador de los suyos con 15 puntos junto a Calvin Hermanson, quien hizo daño desde el perímetro con cinco triples de nueve intentos. El americano calentó la mano en los primeros minutos y demostró que va a ser muy difícil pararlo cuando esté inspirado.

A la vuelta de los vestuarios el Liberbank tuvo una pequeña reacción apoyándose en sus pesos fuertes, Óliver Arteaga, a la postre máximo anotador del partido con 20 puntos, Davis Geks y el capitán Víctor Pérez. Pero los palentinos demostraron la razón por la que son un equipo llamado a luchar por el ascenso, y con piezas tan importantes como Urko Otegui, Jordi Grimau o Nikola Cvetinovic, pusieron rumbo a un claro triunfo (66-103), que al final fue lo menos importante en una noche que sirvió para que viese la luz el nuevo proyecto del Liberbank Oviedo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos