La ilusión invade al Palencia Baloncesto

Cvetinovic entra a canasta ante la defensa de Sinica. /Antonio Quintero
Cvetinovic entra a canasta ante la defensa de Sinica. / Antonio Quintero

Los de Alejandro Martínez ganan sus dos primeros partidos de pretemporada con un juego atractivo

LÍA Z. LORENZOPalencia

Dos partidos de pretemporada han sido suficientes para que la ilusión por el baloncesto crezca de forma exponencial. El Chocolates Trapa Palencia ha dejado muy buenas sensaciones ante el Oviedo y el Bilbao Basket, con detalles muy interesantes para analizar. Como el hecho de que los de Alejandro Martínez hayan dominado el rebote en los dos partidos. Ante el Oviedo, los jugadores morados arrasaron en la pintura para coger 44 rebotes, 32 defensivos y 12 ofensivos. Esa estadística esconde además otro dato significativo, como es que los ovetenses solamente fueran capaces de atrapar seis rebotes ofensivos.

La dinámica se repitió este pasado miércoles frente al Bilbao Basket, con 34 rebotes totales y Urko Otegui como dominador absoluto bajo los aros, acompañado de Cvetinovic y Kone. Los tres demostraron que el juego interior morado ha mejorado mucho esta temporada. Y puestos a hablar de nombres propios es obligatorio hablar de Kone, el jugador llegado desde la LEB Plata que ha demostrado que su capacidad física puede aportar muchas cosas a la pizarra de Alejandro Martínez. No solo ha aportado en defensa, ha sido uno de los pilares ofensivos de los morados en estos dos primeros partidos de la pretemporada.

Junto a él también ha brillado Calvin Hermanson. El alero norteamericano está por encima del 50% de acierto desde el 6,75, con 8 de 15 en el perímetro. Sus 28 puntos le han convertido en el segundo máximo anotador del equipo, justo por detrás de Kone. Su tiro, con una técnica muy personal, ayuda en la rápida circulación de balón que quiere Alejandro Martínez y que ya se pudo ver ante el Bilbao Basket. Abierto en la esquina, Hermanson espera la asistencia de alguno de sus compañeros para anotar. Ahí se resguarda una de las claves de este equipo, la rapidez.

Los de Alejandro Martínez van a correr mucho esta temporada. Y lo van a hacer de la mano de sus bases, pero también del ímpetu de Steve Vasturia. El escolta llegado desde la Universidad de Notre Dame no destaca en ninguna de las parcelas, ha anotado 19 puntos, cogido 8 rebotes y dado 7 asistencias, pero ha estado presente en los momentos en los que el equipo morado necesitaba un extra. El joven jugador ha dejado entrever los detalles que lo trajeron hasta Europa la pasada temporada. Con un gran acierto en el tiro de 2 (8 de 11), al norteamericano aún le queda afinar desde el perímetro.

El único problema que hasta ahora ha tenido el Chocolates Trapa es la falta de conexión entre sus jugadores. Algo normal a estas alturas de la temporada, cuando los equipos aún se están conociendo y asumiendo la pizarra de sus entrenadores. Ahí se ha notado que jugadores como Cvetinovic o Urko ya están inmersos en la dinámica positiva del año pasado. A la espera de que todas las nuevas incorporaciones se enganchen al ritmo de los demás, el futuro del Chocolates Trapa Palencia ilusiona.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos