Fran Guerra intimida al Chocolates Trapa Palencia

Grimau pierde el balón ante la defensa de Guerra/. Antonio Quintero
Grimau pierde el balón ante la defensa de Guerra / . Antonio Quintero

El pívot del Iberojet Palma mide la reacción del conjunto palentino tras la derrota del viernes

Álvaro Muñoz
ÁLVARO MUÑOZPalencia

No se va a descubrir a estas alturas todo lo que aporta Fran Guerra en todos los equipos en los que ha jugado. Capacidad reboteadora, muchos puntos bajo el aro (también desde el exterior) y mucho trabajo. Todo eso lo tiene bien anotado en la libreta Carles Marco, que ayer viajó con su plantilla hasta Mallorca para enfrentarse al Iberojet Palma. Y es que hoy Fran Guerra y el Iberojet intimidan al Chocolates Trapa.

«Hay que parar a Fran Guerra. Es un jugador referente. Hay que conseguir que no juegue bien y que no haga mejores a sus compañeros», afirmó en la previa el entrenador del Chocolates Trapa, quien aseguró que el camino de defender al pívot canario lo marcaron sus interiores el pasado viernes al frenar a uno de los mejores 'cincos' de la competición, Matt Stainbrook. «Ya se hizo un gran esfuerzo contra Stainbrook. Tengo mucha confianza en nuestros interiores. Sé que pueden defender a jugadores como Guerra», apostilló el catalán.

Pero el aporte de Guerra no es lo único que preocupa a Carles Marco, que reconoce que el Palma, una de las mejores plantillas de la LEB Oro, ofrece algo más que dominio en el poste bajo. «También debemos intentar frenar su juego exterior. Son una plantilla con dos grandes jugadores por puesto y tienen muchos focos de atención. Sobre todo debemos intentar que ellos no lleven el ritmo del partido. Ellos tienen mucho talento en sus jugadores exteriores, que poseen un buen lanzamiento (entre los que se encuentra el ex del Palencia Baloncesto Joan Tomas, aunque está lesionado), los dos bases llevan muy bien al equipo y penetran muy bien y tienen una gran incorporación como la de Barac, un cuatro más tirador, con mejores porcentajes en el tiro de tres. En definitiva, un gran equipo», resumió el técnico de los morados.

Igualdad

La igualdad, como ya sucedió en la primera vuelta donde los baleares se impusieron en la prórroga, será la tónica dominante, como refleja la clasificación. «Es una semana complicada. La calidad del rival es muy alta, pero agradecemos jugar ya después de la derrota del viernes. Afrontamos el partido como el más importante. La liga está durísima. Para ellos es un encuentro importante, igual que para nosotros. Todos estamos faltos de victorias para lograr consolidarnos entre los nueve primeros y va a ser un gran partido», añadió Marco, quien solo se centra en la victoria, aparcando momentáneamente la posibilidad de superar el 'average' del Palma. «Son ocho puntos de diferencia, pero lo importante es volver a sumar un triunfo. Cuando vienes de una derrota, siempre intentamos rehacernos lo antes posible», destacó el entrenador del Chocolates Trapa, que ayer viajó hasta Mallorca con la ya conocida duda de Grimau y con la posible baja de Aitor Zubizarreta. El catalán, que se perdió los dos últimos enfrentamientos, completó el entrenamiento de ayer, mientras que el base vasco recibió un golpe el lunes de Petar Aranitovic y, desde entonces, no ha vuelto a entrenar. Esas dos posibles bajas variaría el esquema de Carles Marco, que recolocaría a Vasturia en la posición de base.