Baloncesto

La Euroliga más amplia e igualada alza el telón

Cartel de la Euroliga de la temporada 2019-2020. /@EuroLeague
Cartel de la Euroliga de la temporada 2019-2020. / @EuroLeague

Con 18 equipos, otros tantos fichajes procedentes de la NBA y seis campeones del mundo, aumenta la lista de aspirantes al título que se disputará en Colonia

Amador Gómez
AMADOR GÓMEZMadrid

La Euroliga más amplia y a priori más igualada de la historia alza el telón. La gran competición continental se inaugura este jueves con cuatro de los nueve partidos de la primera jornada, entre ellos, el Real Madrid-Fenerbahçe, retrasándose al viernes los otros encuentros con representantes españoles: Anadolu Efes-Barcelona, Zalgiris Kaunas-Baskonia y Valencia-CSKA de Moscú. Es la cuarta temporada con formato de liga regular, pero la primera de la historia con 18 equipos (de diez países), tras la incorporación de los 'invitados' Asvel Villeurbanne y Zenit de San Petersburgo, el tercer equipo con mayor presupuesto del baloncesto ruso (26,6 millones de euros), sólo superado por el vigente campeón, el CSKA (40,7 millones), y por el Khimki (33,3), mientras que el Real Madrid y el Barça rozan los 50.

Durante casi ocho meses de competición, el calendario aumenta en cuatro jornadas de fase regular antes de la eliminatoria previa de cuartos y también se incrementa el número de aspirantes a la Final Four de Colonia (del 22 al 24 de mayo). Además de Real Madrid, Barcelona, Fenerbahçe, CSKA y Anadolu Efes, entre los candidatos a luchar por el título también entran esta temporada, aparte de los griegos (Olympiacos y Panathinaikos), el Armani Milán de Ettore Messina, reforzado con Sergio Rodríguez y Luis Scola, y el renovado Khimki de Rimas Kurtinaitis, que ha llevado a cabo una profunda reestructuración para intentar el asalto a la que sería su primera Final Four.

Con seis campeones del mundo (Sergio Llull, Rudy Fernández, Víctor Claver, Pau Ribas, Pierre Oriola y Quino Colom), este año han llegado a la Euroliga hasta 18 jugadores procedentes de la NBA, para relanzar una competición que ha dejado de ser abierta para los aficionados, ya que a partir de esta temporada será retransmitida en su totalidad, en castellano, por DAZN, el canal que ha comprado sus derechos hasta 2023.

Tres jugadores que han abandonado la mejor liga del mundo representarán al baloncesto español: Nikola Mirotic, el gran fichaje del Barça, Nik Stauskas (Baskonia) y Jordan Loyd (Valencia, campeón de la Eurocopa). El Real Madrid, que no ha fichado a ningún 'nba', ha cambiado a Gustavo Ayón (nuevo jugador del Zenit) por Jordan Mickey (procedente del Khimki), ha sumado a Nico Laprovittola a la dirección y ya ansía la explosión en Europa de Usman Garuba después de haberse convertido en el jugador más joven de la historia en conseguir un 'doble doble' en la ACB, superando con 17 años a Luka Doncic y Ricky Rubio. «Lo da todo en la cancha, en ataque y defensa, y nos ayuda en el rebote. Si sigue trabajando así llegará muy lejos», aventura Sergio Llull en alusión a Usman Garuba, que en opinión de Pablo Laso, «tiene mucho que mejorar y que crecer y es un jugador que puede dar muchas cosas en el futuro».

En el grupo de favoritos al título el técnico del Real Madrid, que reconoce que la presente edición de la Euroliga será «muy abierta», incluye al Baskonia, el Zalgiris y el Maccabi, en un numeroso grupo de favoritos integrado por el propio equipo blanco, el CSKA, el Fenerbahçe de Zeljko Obradovic (con el fichaje estelar de Nando de Colo), el Armani Milán y el Barça. El equipo azulgrana, aunque le falta conjuntarse, vuelve con fuerza a situarse entre los grandes candidatos, tras haber recuperado a Álex Abrines una vez superada el exjugador de Oklahoma su depresión, y dar un importante paso adelante no sólo con Mirotic, sino también con otro grandísimo jugador como Brandon Davies (Zalgiris), además de Cory Higgins (CSKA) y Malcom Delaney (procedente de la liga china).

Con su potencial económico y deportivo, el Barça tiene prácticamente la obligación de regresar a una Final Four seis años después, ya que los azulgrana no están entre los cuatro mejores del continente desde 2014. No es el Barça, sin embargo, el que más se ha reforzado para pelear por esta exigente Euroliga, sino el Khimki, donde, entre su decena de incorporaciones, destacan las de Timofey Mozgov (Magic), Jonas Jerebko (Warriors) y Dairis Bertans (Pelicans).