Eurobasket femenino

España se redime de sí misma para ganar a Gran Bretaña

Astou Ndour (2-i) entra a canasta ante varias defensoras de Gran Bretaña./Juanjo Martín (Efe)
Astou Ndour (2-i) entra a canasta ante varias defensoras de Gran Bretaña. / Juanjo Martín (Efe)

La selección femenina de baloncesto consiguió desatascar su ataque para sacar adelante la victoria, lideradas en todo momento por la gran actuación de Ndour

NACHO CABALLEROMadrid

España se apuntó su segunda victoria en el Eurobasket de Letonia y Serbia tras sobreponerse a los problemas que tuvo en la primera parte del partido y conseguir desatascar su ataque ante Gran Bretaña, lideradas en todo momento por la gran actuación ofensiva de Astou Ndour, que finalizó el encuentro con 23 puntos.

El combinado español llegaba con los precedentes a favor, ya que los únicos dos partidos disputados ante Gran Bretaña anteriormente habían contabilizado como victoria y para cosechar la tercera, imitó la actuación que realizó en la primera jornada del Eurobasket, en la que arrasó a Ucrania. No dominó, pero la selección supo redimirse de su primera mala parte en el segundo tiempo.

El conjunto dirigido por Lucas Mondelo siguió proponiendo un juego basado en el constante movimiento de balón pero que no acabó de fluir, sobre todo en las transiciones ofensivas, donde España no estuvo acertada en el pase y propició la mayoría de sus pérdidas. El tiro exterior tampoco estuvo al nivel de la primera jornada y las jugadoras españolas solo pudieron anotar uno de los ocho lanzamientos intentados en los primeros compases del partido y un 25% de acierto en todo el partido. Supo salir a flote España de su mala racha en el perímetro atacando más la zona y en especial con la actuación de la pívot Astou Ndour, que fue la única capaz de encontrar una manera diferente de anotar, aprovechando especialmente los cambios defensivos que la dejaban emparejada con las defensoras de menos estatura para conseguir 12 de los 31 puntos del equipo en el intermedio.

67 España

Palau (3), Cruz (9), Xargay (3), Nicholls (11) y Ndour (23) -quinteto inicial- Domínguez (7), Gil (3), Ouviña (5), Abalde (-), Casas (-) y Pina (3).

59 Gran Bretaña

Jones (3), Handy (6), Leedham (9), Samuelson (9) y Fagbenle (20) -quinteto inicial- Monakana (4), Campbell (-), Collins (-), Green (4), Simpson (-) y Vanderwall (4)

parciales:
14-14, 17-20, 17-9, 19-16.
árbitros:
Maj Kazuko Forsberg, Blaz Zupancic y Geert Jacobs.
incidencias:
Segunda jornada del Eurobasket de Letonia y Serbia 2019, disputado en el Arena Riga.

Las jugadoras de la selección española sí se mostraron más efectivas en el apartado defensivo, centrando sus esfuerzos en anular a la mayor amenaza rival, Johannah Leedham y superando en el rebote a las jugadoras rivales (37 a 28 en el global). Las británicas, entrenadas por José María Buceta, el entrenador con más partidos al cargo de la historia de la selección de baloncesto femenina española, con 180, supieron imponerse sin su mejor arma con una actuación mucho más coral de las británicas en ataque y encabezadas por los puntos en la pintura de la Temi Fagbenle, por lo que a pesar del buen hacer defensivo, Gran Bretaña se marchó liderando el partido al descanso por tres puntos (31-34).

La mala dinámica continuó en la segunda parte por parte del equipo de Mondelo con las pérdidas en transición y sin poder sobreponerse ni en la pista ni en el marcador a las británicas, pero al final del tercer cuarto llegó una pequeña reacción y con ello el mejor momento de España con Laura Nicholls y nuevamente Ndour a la cabeza del ataque, y una mejora en el movimiento de balón, que permitió a la selección ponerse por delante cerrando el tercer cuarto con un triple sobre la bocina de Silvia Domínguez y cinco arriba en el marcador.

La ventaja permitió a España afrontar el último cuarto con más confianza y control que el que tuvo en todo el partido. Las británicas solo se agarraban a las canastas de Fagbenle y no fue suficiente para volver a recuperar la renta perdida, más con la solidez defensivas de las españolas. Sin embargo, con Ndour en el banco, Gran Bretaña consiguió un parcial a favor para empatar el partido a falta de dos minutos, pero finalmente un triple de Ouvina y un canastón de Domínguez consiguieron recomponer nuevamente a España y llevarse la sufrida victoria final.