Comienza la preparación del revolucionario Palencia Baloncesto de Carles Marco

Niang pasa un balón ante la atenta mirada de Dani Rodríguez y Lucas Antúnez, en el entrenamiento de ayer. /Marta Moras
Niang pasa un balón ante la atenta mirada de Dani Rodríguez y Lucas Antúnez, en el entrenamiento de ayer. / Marta Moras

Tan solo Jordi Grimau repite en la nueva plantilla del equipo, que parte un año más con el objetivo de clasificarse para el 'play-off'

JESÚS GARCÍA-PRIETOPalencia

El Pabellón Municipal de Deportes volvió a recuperar ayer los pases, los tiros a canasta y sobre todo la ilusión por comenzar a competir un año más en LEB Oro. Algunos curiosos pudieron acercarse por la mañana para presenciar el primer entrenamiento del Palencia Baloncesto, un equipo completamente nuevo y es que Carles Marco, junto a su ayudante Alberto Blanco, han hecho una revolución en la plantilla, en la que solo queda un jugador de las anteriores campañas, Jordi Grimau. La palabra ilusión inundaba a la directiva, cuerpo técnico y a los jugadores, que comentaban entre sí, las primeras impresiones tras conocerse durante estos últimos días. Sonrisas, ilusión y el compromiso de volver a sudar la camiseta durante los entrenamientos hacían su aparición durante la primera jornada de preparación. Los jugadores bromearon entre ellos para romper el hielo antes del entrenamiento, aunque alguno de ellos seguía con la timidez de quien llega a un nuevo equipo.

De hecho la primera sesión preparatoria, además de congregar a periodistas y reporteros gráficos, sirvió para que los primeros fieles se acercarán hasta el santuario morado para empezar a poner cara a los jugadores que habían conocido durante el periodo de fichajes.

Una jornada que comenzó con las primeras palabras del presidente del equipo Gonzalo Ibáñez que deseó que el nuevo proyecto ilusionase a la afición. «Este año hay mucha gente nueva. Les pedimos trabajo y compromiso con la ciudad. Esperamos mantener la masa social que hemos tenido durante los últimos años y si podemos aumentarla mucho mejor», comentó ilusionado el máximo mandatario del equipo morado.

Tras el acto protocolario era el momento de la plantilla. Los hinchas querían ver las cualidades y aptitudes de jugadores que están llamados a conseguir grandes logros con la camiseta morada como Simas Jasitis. «Tuve varias ofertas pero ninguna me convencía. Pensé incluso en retirarme, pero luego me llegó la oferta del Palencia Baloncesto y creí que sería una buena oportunidad de aportar mi experiencia al equipo» explicó el experimentado jugador. «Estoy deseando ponerme a trabajar con el resto de compañeros del equipo. Tenemos que trabajar mucho y llegar hasta donde más arriba podamos», concluyó el alero lituano.

Uno de los jugadores que más ilusión ha desatado entre la afición palentina, es el senegalés Sango Niang, que la pasada temporada consiguió ser el mejor base de la LEBPlata con el Zamora. «Tengo grandes expectativas para este año y creo que puedo competir bien con el equipo», señaló Niang. «Este año voy a aprender muchas cosas seguro, solo tengo que confiar en mi mismo y que me den la oportunidad de demostrarlo». El jugador compartirá este año el puesto con un experimentado Dani Rodríguez. «Será muy bueno para mi entrenar con él todos los días, quiero aprender muchas cosas de Dani».

Precisamente Rodríguez, vuelve a la que fue su casa hace ya unos años. «Estoy muy contento de volver, me gusta mucho el equipo. Intentaré que el equipo juegue rápido. Me gustaría volver a conseguir todo lo que conseguimos cuando estuve la última vez», destacó.

El 'rookie' americano Paul Jorgensen, promedió en la pasada campaña 11,7 puntos, 3,1 rebotes y logró casi un 40% de efectividad desde la línea de 6,75 metros. El jugador es ambicioso a la vez que optimista. «He venido desde Estados Unidos para ganar la Liga. Tenemos muy buen equipo», señaló. «La ciudad me ha acogido muy bien y quiero devolvérselo en la pista».

El alero lituano Kacinas Mindaugas, llega al equipo ilusionado y con ganas de demostrar su juego. «Tengo muy buenas sensaciones. Hay un buen grupo aunque solo llevemos juntos tres días», explicó el jugador que contará con la figura de Jasaitis como compatriota en el equipo. «Siempre es bueno que haya alguien de tu país. Es un jugador con amplia experiencia y nos puede ayudar mucho», concluyó el alero.

Travis Bader, aún con horas de sueño tras un largo viaje llegó a Palencia esta impaciente por empezar a entrenar. «Tengo la sensación de que este año jugaremos a un gran nivel. Tengo muy buenas referencias de la Liga, con mucho nivel y grandes tiradores», concluyó.

Para Lucas Antúnez, esta pretemporada será muy laboriosa. El jugador cree que ser hijo de un histórico del baloncesto es un handicap. «Para mí es una gran ayuda, sobre todo por los consejos que me da y de los entrenamientos que he hecho con él».

Con la ambición de un nuevo proyecto arrancan los primeros minutos de la pretemporada los jugadores y el cuerpo técnico del Palencia Baloncesto. Un año donde la igualdad entre los equipos volverá a estar presente en la competición y en el que el equipo de Carles Marco deberá encajar las piezas del puzzle durante el mes de preparación antes de que suene la primera bocina de la temporada.

«Necesitamos un pívot grande y muy físico»

El entrenador del conjunto morado Carles Marco, afronta una nueva etapa con el club tras llegar a Palencia a mitad de la temporada anterior. Una plantilla que este año han creado tanto él como Alberto Blanco, con la ayuda de la directiva del equipo. «Ha sido una labor de todos. Es muy importante el verano. Todo lo que hagas bien ahora dará sus frutos el resto del año. Estamos muy ilusionados. Tenemos que conocer más en profundidad a los jugadores. Espero que podamos ver un baloncesto atractivo, con velocidad y donde hagamos disfrutar a los aficionados siendo conscientes que todo empieza por defender bien e intentar ser lo más competitivos posible durante cada partido», señaló el técnico.

Un equipo que este año contará con juventud y veteranía a partes iguales. «Tenemos una buena mezcla. Hay jugadores que son novatos en la Liga, pero también contamos con Dani, Jordi, Simas o Kevin, que intentarán ayudarles a acoplarse al equipo. Falta mucho entrenamiento pero estoy muy satisfecho con el equipo».

Además de viejos conocidos por la afición como Dani Rodríguez o Jordi Grimau, este año el conjunto morado, contará en sus filas co la experiencia de Simas Jasaitis o el descubrimiento de Sango Niang. «Tenemos que encajar los mimbres para ser un equipo. Hay jugadores con talento, físico y si logramos ser un equipo, seremos peligrosos y competitivos durante todos los partidos de la Liga», afirmó Carles Marco.

El entrenador morado aún cree que es pronto para hablar de objetivos. «Hemos intentado hacer el equipo más competitivo posible, acorde con el club. El objetivo tiene que ser intentar esforzarnos al máximo, que la gente disfrute y sobre todo que se sienta orgullosa del equipo. Tenemos que llegar a los partidos con todas las opciones de poder ganarlos», destacó.

La experiencia de Alberto Blanco en las competiciones de los países bálticos ha sido vital para componer el nuevo equipo. «Alberto ha estado muy activo sobre todo con el fichaje de Mindaugas Kacinas. Del mismo modo y aunque todos conozcamos a Simas Jasaitis, Alberto le conoce personalmente y eso es un handicap. Creo que nos hemos complementado muy bien», afirmó.

El Palencia Baloncesto no ha cerrado aún la plantilla que saldrá a competir esta temporada, aún quedaría un pívot. «Necesitamos a un jugador grande, muy físico, que sea un buen complemento para Kevin Larsen, y que además pueda jugar junto a él. Nos gustaría que muchos de nuestros jugadores pudiesen disputar los partidos en diferentes posiciones y ser imprevisibles para nuestros rivales», concluyó Carles Marco.