El Chocolates Trapa tira de experiencia para doblegar a un imberbe Canoe

Zubizarreta busca el pase ante De la Rúa y Atewe./LOF
Zubizarreta busca el pase ante De la Rúa y Atewe. / LOF

Un soberbio Steve Vasturia guía a los palentinos en un partido con muchas imprecisiones

OPTAMadrid

El Chocolates Trapa Palencia borró de un plumazo la peculiar estadística de los últimos cuatro equipos ascendidos a LEB Oro, en la que el rival, a priori, más débil derrotaba a su contrincante. Eso no pesó ayer a los pupilos de Alejandro Martínez, que tuvieron que tirar de experiencia para doblegar a un novato Canoe, que dará mucha guerra en su cancha. El Chocolates Trapa Palencia estrenó de la mejor forma posible la temporada 2018-2019, con victoria, al imponerse a domicilio al Real Canoe, en un enfrentamiento que supieron manejar con temple incluso en los momentos más complicados, cuando el contrario se veía capaz de dar la sorpresa.

70 Real Canoe

Jugovic (1), Pérez (21), Fuentes (7), Martínez (13) Olaizola (8) -quinteto titular- Lobo (5), De la Rúa (3), Gil (8), Mendia (-), Atewe (4).

84 Chocolates Trapa

Sanz (12), Gustys (10), Cvetinovic (17), Hermanson (8), Vasturia (18) -quinteto titular- Kone (8), Zubizarreta (3), Urko (8), Omeragic (-), Toledo (-).

Afrontaba el duelo el Canoe con la ilusión de quien debuta en una categoría nueva después de alcanzar el logro más importante de su historia tras su meritorio ascenso el pasado curso. Enfrente, un plantel que buscaba arrancar con buen pie una temporada en la que de nuevo se encuentra entre los punteros de la competición.

El ímpetu de unos y otros chocó en los instantes iniciales, donde se sucedieron las imprecisiones de cara al aro. Sin embargo, con el transcurrir del primer cuarto, fue apareciendo la anotación en una y otra canasta hasta llegar ambos casi igualados al final del mismo (18-20).

En los locales, Ander Martínez, que pasó a la historia como el autor de los seis primeros puntos de los suyos en la LEB Oro, llevó el peso ofensivo en el arranque, apoyado por Olaizola y Tyson. Más coral era el juego de los de Alejandro Martínez, repartiéndose los cinco integrantes del quinteto inicial los diez primeros puntos de dos en dos. De todos era Vasturia el que lideraba en efectividad y también a la hora de arrimar el hombro con los rebotes.

No mudó la dinámica en el inicio del segundo cuarto, más entonadas e intensas si cabe las defensas. Parecía pues que ninguno lograría despegarse toda vez que las ventajas eran breves y poco decisivas. Pero a base de mucho esfuerzo consiguió hacerlo el Chocolates Trapa, con un parcial de 2-14 en respuesta a otro de 5-0 (32-43, minuto 18).

Entre las claves, la capacidad para forzar situaciones de dos más uno y la fe cuando de ganar batallas en la pintura se trataba. Por fuera, casi nada de unos y de otros. Tanto que hubo que celebrar por todo lo alto un triple de Vasturia, único que entró de los siete intentados por el Chocolates Trapa. Más le costó incluso al Canoe, que se fue al intermedio con cero de diez desde el perímetro. Bastó con romper esa racha para que los madrileños adquirieran confianza y volvieran a carburar. Cayó el primer lanzamiento exterior y abrió el tarro de las esencias el anfitrión. Otro buen ataque, una gran defensa, un dos más uno de Tyson, otro triple de Fuentes... El Canoe endosó once puntos sin respuesta y se situó a dos. Jorge Sanz hizo acto de presencia para romper la magia de un momento que amenazaba a los palentinos.

Repuestos del shock, se levantaron los morados de nuevo. Más pausados y firmes para calmar a un contrario que se creía capaz de la remontada, el conjunto palentino iba completando con éxito sus intentos ofensivos hasta marcharse al final del tercer parcial diez arriba merced a un triple postrero de Zubizarreta (56-66, minuto 30).

Quedaba cerrar el partido y para ello conceder poco en campo propio. Conscientes de ello, los visitantes apretaron los dientes y amurallaron su aro. No acompañaron en cambio ese desempeño con puntos a favor y ambos conjuntos ofrecieron tan solo seis en cuatro minutos (58-70, minuto 34). Al ver que se acababa el tiempo y con él las esperanzas, los madrileños comenzaron a ceder. Sacó provecho de ello el Chocolates Trapa, conservando la renta hasta dejar el resultado final en 70-84. La mejor manera de arrancar una campaña que, una vez más, promete ser muy exigente. Sin mostrar todo el potencial ofensivo que se vio en los partidos de pretemporada, el equipo dirigido por Martínez sumó una importante victoria para encarar una semana trascendental con dos encuentros. El primero de ellos servirá para ver a los morados en casa ante el filial del Barcelona el próximo miércoles, mientras que el próximo sábado viajarán hasta Oviedo para medirse a un rival directo por el ascenso.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos